Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La venganza de Jesé Rodríguez

El atacante de la UD, que irrumpió desde el banquillo, dejó un misil para la calma

El delantero Jesé Rodríguez festeja el segundo tanto de Las Palmas junto a Benito Ramírez | | LALIGA.ES

Con 17 remates, el cuadro isleño escenificó una alegoría ofensiva de primera línea. A por todas. A base de cañonazos, Pimienta picó en el orgullo a Jey-M que se doctoró con un disparo en el 2-0. 

A por el pleno al quince con un Jonathan Viera imperial. Presión y más presión. La UD Las Palmas aplastó al Málaga CF con un bombardeo de 17 remates y un paradón del meta Álvaro Valles sobre la bocina para estirar una dinámica de siete partidos sin perder -con cinco victorias y dos igualadas-. Los apuros finales de este (2-1) para la esperanza honran la voluntad y el sacrificio de una UD generosa en el esfuerzo. El tanto de Jesé Rodríguez resultó determinante para escapar de la injusticia.

La comunión de la caseta es incontestable y ahí reside el secreto de un escudo implacable. Con Rafa Mujica de nueve, Jey-M fue suplente de forma sorpresiva. Un mensaje a la clase noble del vestuario. No hay favoritos para convencer a Pimienta. El estratega catalán le dio la pausa cuando fue precisa y luego le incorporó la velocidad. Manejó la temperatura correcta en un recital técnico-táctico para fulminar al bloque boquerón. La actuación de Nuke Mfulu fue convincente y esta UD se sabe manejar bajo el abismo.

Álvaro Valles se está acostumbrando a vestirse de ángel salvador, un ser redentor con guantes

decoration

Dos palos, el mano a mano de Alberto Moleiro y la obra de arte de Viera. El capitán de la UD ve puerta por segunda jornada consecutiva y luego recordó en zona mixta que «somos de la UD porque sufrimos como nadie». En ese padecimiento, los amarillos dominaron todos los aspectos del duelo. El primer duelo de los dos que se juegan en viernes como gasolina para la hazaña. A por todas y con un Lamborghini de oro.

Como un bisón

El Málaga se vio desbordado por la capacidad eléctrica de los laterales Cardona y Álvaro Lemos. Pero fue Alberto Moleiro el que dejó las gotas de perfume. Con Mujica de nueve fijo, Kirian, Rober, Viera y el tinerfeño deleitaron con su propuesta barroca. Paredes, descaro, elegancia y el traje Armani por bandera. Ver jugar a esta UD es un canto a la esperanza. Con Pimienta todo es posible, en busca de la madre de todas las remontadas.

La presencia de Eric Curbelo en la retaguardia -la principal novedad en el dibujo- fue otro guiño poético hacia la elegancia. Con el ingeniero se hizo justicia, ya que su suplencia carecía de argumentos. El satauteño puso el turbo y salió endiablado hacia la gloria. Vadillo y Brandon fueron sombras sin cabeza, muñecos en los brazos de una bestia absolutista. La UD evoluciona y no dejó anoche restos de inseguridades. Solo en el tanto de Febas (85’) se pudo apreciar algo de esperpento. El resto, argumentos y la candidatura firme hacia el cielo de Primera. La UD dinamita el cascarón y ahora es el turno del Oviedo, Ponferradina, Girona y CD Tenerife.

Siete partidos invictos y un sello barroco que cautiva al Gran Canaria, desde el toque la UD es indestructible

decoration

La fantasía de Viera puede con todo. Hasta con los pesimistas. Al grito de ‘sí se puede’, la grada Naciente escenificó la comunión con un plantel vacunado contra el desaliento. Lemos sigue su ascenso meteórico y Kirian malogró una clarísima que era la sentencia. El cuadro de Pimienta no tuvo que sufrir tanto, se descompuso con el caer de los minutos. Quedó desfigurada por el esfuerzo pero luego se levantó de forma memorable. Los invencibles de Pimienta, un galeón de fuego que ahora ya piensa en el CD Mirandés de Raúl Lizoain. ¿Quién podrá parar a esta UD? Van siete contiendas consecutivas sin besar la lona y sigue ascendiendo el nivel de juego. Con toques increíbles, con todo de cara para convertirse en la gran sensación de este tramo final.

En esa aventura hacia el más allá, Jesé Rodríguez, el pichichi de la UD, juega un rol fundamental. Es el piloto del Lamborghini, un ejecutor que negocia su continuidad en el nuevo proyecto. «Con el ascenso, ya está renovado», reiteran en el club. Ayer habló el escudo alto y claro. El Gran Canaria es la capital del arte. Funciona este espíritu arrollador que cautivó a los más de diez mil fieles que estuvieron pendientes del balón. Desde Valles a Jesé, Las Palmas es una sinfonía. El meta sevillano completó una parada pletórica. Demostró a la tribuna de autoridades que debe ser renovado. La voz de los héroes y la sonrisa de la gloria.

Compartir el artículo

stats