Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El equipo de Pimienta iguala el inicio invicto con Manolo Jiménez

Con seis partidos sin conocer la derrota, la UD equipara el arranque de la temporada 2018-19 | El récord, en siete sin perder, en la 2002-03

Xavi García Pimienta gesticula durante la segunda parte del partido del viernes pasado entre la UD y el Leganés en el Gran Canaria. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

Con el empate cosechado por la Unión Deportiva en El Sardinero el domingo frente al Racing de Santander (0-0), el equipo amarillo igualó el inicio de partidos invictos que firmó con Manolo Jiménez al frente del banquillo insular en la temporada 2018-19, la primera tras perder la condición de equipo de Primera División.

Seis partidos sin hincar la rodilla con García Pimienta. El arranque meteórico de la UD le eleva a los altares de los equipos llamados a ascender. Es de los favoritos y así se comporta con sus tres triunfos y tantos empates, a pesar de que el último en Cantabria sepa a poco al medirse a un conjunto que se encontraba en zona de descenso y que además jugó 49 minutos con un jugador menos sobre el terreno de juego.

A todo ello hay que contar con los once partidos de la pasada temporada en los que Las Palmas en la liga regular encadenó nueve triunfos y dos empates. Esta racha, unida a la actual, aunque sea anecdótica porque hay que tener en cuenta la eliminación del playoff de ascenso ante el Tenerife, le otorgan a la UD una condición de invicto durante 17 partidos. Desde el 12 de marzo no conoce el amargo sabor de la derrota en Liga con Xavi García Pimienta en el banquillo insular.

Aun así, no debe caer Las Palmas en la limerencia propia de conocerse como un equipo al que parece ser que nadie es capaz de meterle mano. Ese amor propio ya le costó una debacle en la temporada 2018-19 con el Costalero Jiménez en el banquillo, en el que después de sumar seis partidos sin morder el polvo, le llegó una racha una sola victoria en los siguientes catorce partidos disputados y que condenó a la UD a pagar la hipotéca que dejó Toni Otero en el club hasta la aparición milagrosa de Pedri y su venta millonaria.

Sin embargo, con el siguiente partido, con el relumbrón que representa medirse al Granada el domingo (20.00 horas), otro de los aspirantes para subirse a la guagua del ascenso, a la UD se le presenta el reto de igualar el récord de partidos imbatido en su historia en Segunda Divisón, la que consiguió en la temporada 2002-03 con Yosu Uribe.

Compartir el artículo

stats