UD Almería-UD Las Palmas (La previa): Ganar para olvidar

La UD prueba ante el colista Almería (13.00 horas, ‘DAZN’) su ataque y su capacidad de vencer sin Jonathan Viera, ausente de la convocatoria por segundo partido consecutivo

Banquillo de la UD antes del partido ante el Rayo Vallecano.

Banquillo de la UD antes del partido ante el Rayo Vallecano. / Juan Castro

A veces, para dejar una cosa atrás definitivamente, es necesario que pase algo rompedor. Pasa en muchos ámbitos de la vida, también en el fútbol, empeñado en poner tarde o temprano a cada uno su lugar. Aplicado a la UD Las Palmas, ganar (domingo, 13.00 horas, DAZN) a la UD Almería en el Power Horse Stadium sería una demostración de que puede mirar hacia adelante con la cabeza alta, con optimismo, pues lo habría hecho sin Jonathan Viera, ausente de la convocatoria por segunda vez consecutiva y que igual no vuelve a jugar más con el equipo de su vida. Un triunfo haría olvidar de alguna manera el polvorín que vive el club por el órdago mutuo entre el entrenador y el capitán hace un par de semanas; lo contrario, sin embargo, supondría la segunda caída seguida sin el líder del vestuario y la afloración del debate sobre la conveniencia o no de que alguien encuentre una solución para que pueda volver a ayudar.

Aunque Kirian y García Pimienta aludieron esta semana a la situación personal del jugador, cuya mujer sufrió un cáncer del que ya ha sido operada, nada tiene que ver con su ausencia de las convocatorias. El técnico, esta vez asesorado antes de sentarse, zanjó el asunto ayer sin dar demasiado detalle ni aclarar si el motivo del conflicto es disciplinario, que lo es, ni desmentir que puso su cargo a disposición del club, que lo hizo. Borrón y cuenta nueva. Eso sí, sin Jonathan Viera.

Con el culebrón dormido, que no muerto, y ambos protagonistas empeñados en asumir como propia la decisión de que el de La Feria no juegue, el calendario lleva a la UD al campo del colista, un equipo que aún no ha ganado, que recibe una media de tres goles por partido y que ya ha cambiado de entrenador. El nuevo es Gaizka Garitano, que se estrenó con derrota en Gerona la semana pasada y que espera que el trabajo de los últimos días sirva para detener la sangría detrás.

Doble perspectiva

Hay dos maneras de mirar el choque de antemano: por un lado, podría pensarse que la cita de esta tarde es propicia para que la UD Las Palmas muestre de verdad, ante el peor equipo defensivo del campeonato, que tiene una delantera válida, algo que no ha demostrado hasta el momento; por otro, el encuentro puede valer también al Almería para probar su nuevo sistema defensivo frente al peor conjunto en ataque –los amarillos sólo han marcado seis goles, cuatro a balón parado y tres con participación de Jonathan Viera.

En cualquier caso, lo que sí está previsto, al menos sobre el papel, es un partido entretenido entre dos equipos que miran hacia arriba, si bien uno rentabiliza sus goles mucho más que el otro y de ahí la diferencia de ocho puntos en la clasificación. Una victoria amarilla significaría dejar a un rival directo hundido en la tabla y a 11 puntos. Pero hay que hacerlo sin Jonathan Viera.

Moleiro aparece como la esperanza para doblegar a un equipo que recibe tres goles de media

La duda principal del once de la UD está en el ataque, donde Pejiño podría dejar su sitio a Moleiro, que actuaría por la izquierda. Cabe también la posibilidad de que el tinerfeño juegue como interior en sustitución de Javi Muñoz, lo que mantendría a Pejiño o daría alguna opción a Sory Kaba. Marc Cardona parece ya un fijo y Munir, intocable. En la retaguardia, Araujo recupera la titularidad.

El Almería, con cinco bajas, las más importantes las de Akieme y Luis Suárez, recupera a Édgar en el centro de la zaga y a Mendes, que será suplente. Es el rival que tratará de privar a la UD de un victoria que le valdría para olvidar.