Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fiestas Fundacionales
Jorge 'Ilegal' Martínez Vocalista y guitarrista de Ilegales

Jorge 'Ilegal' Martínez: "Al subir a los escenarios hay que volverse loco para después recuperar la cordura al bajar"

"Hemos grabado un disco vitalista, cuando la vida está en peligro es cuando realmente la apreciamos", señala el vocalista de Ilegales antes de tocar en la plaza de la Música este día de San Juan

Jorge Martínez, guitarrista, compositor y cantante del grupo Ilegales. LP/DLP

Jorge Martínez (Avilés, 1955), más conocido como Jorge Ilegal es vocalista y guitarrista del grupo Ilegales. La mítica banda de rock dará un concierto este viernes, día de San Juan, en la plaza de la Música de Las Palmas de Gran Canaria. En esta entrevista, el músico habla del 40 aniversario de la formación, su vuelta a los escenarios tras la pandemia y de la importancia que tiene la vida.

¿Esperando que llegue el día?

Estamos inmersos en una gira intensa. La semana pasada estuvimos en Vitoria, Finesterre. Hemos hecho Madrid, Zaragoza, Santiago de Compostela, Santiago de Chile, Sevilla, Granada. Siempre, no sé por qué, las Islas quedan como fuera de todo. Deberíamos aplicarnos un poco más. Pero bueno, en esta ocasión vamos a tocar en Las Palmas de Gran Canaria y encima en las Fiestas Fundacionales.

Intensa esa vuelta a los escenarios tras la pandemia, por lo que veo.

Sí. Había que asumir unos riesgos durante la pandemia que no nos parecían razonables. La situación sigue siendo arriesgada, pero la mayor parte de la población está vacunada y parece ser que sí, que surten un cierto efecto y el nivel de riesgo disminuye. Además, esta gira nos ha cogido con el 40 aniversario de Ilegales, hace 40 años que editamos el primer disco. Lo hemos celebrado con un disco que se llama 'La rabia de vivir' y que mira más al futuro que al pasado. Creo que nos ha quedado francamente bien, pero no todas las medallas tenemos que colgárnoslas porque cuenta con numerosas colaboraciones de otros artistas. Están Loquillo, Coque Malla, Andrés Calamaro, M-Clan, Juanma Galván, El Niño de Elche, Bumbury, Dani Martín, Luz Casal. Ha sido una unión, porque la unión hace la fuerza.

Al final es un doble sentido, por un lado celebrar el 40 aniversario y por otro, el regreso tras la pandemia.

Sí. Es algo que se debe celebrar la vida. Estar confinado no es agradable y en Ilegales que siempre hemos estado acostumbrados a una serie de libertades hemos tenido una vida muy reducida, casi se puede decir que mutilada. Como a todo el mundo. Peor lo ha tenido que ha padecido la desgracia de muertes en su familia. Creo que a pesar de todo hemos grabado un disco vitalista. Cuando la vida está en peligro es cuando realmente la apreciamos. A veces no apreciamos lo que tenemos y vemos en los problemas un enemigo tremendo e inasumible; pero tener problemas es necesario, es lo que nos mantiene en plena forma. Esa posición en la cuerda floja nos hace más fuerte. La lucha por la supervivencia es imprescindible.

¿Qué podrá ver el público? Además de este disco nuevo.

Haremos un recorrido de nuestras canciones desde los inicios en estos 40 años, fugaces porque se han pasado muy rápido. Habrá temas de la primera época y otros más actuales.

Llevaban tiempo sin venir por Canarias.

Soy muy malo con las fechas. Pero diría que unos 12 años, estuvimos en un festival que se llamaba Cebollinazo.

Quedamos apartados como decía.

Canarias queda un poco alejada del circuito. De hecho amigos canarios se van a la Península a ver conciertos porque no van muchos artistas. También es verdad que hay ciertas provincias, como puede ser Teruel, donde nunca he estado.

En esta ocasión tocarán justo en el día de San Juan.

Sí. Ahora estoy en Oviedo y aquí también se hacen hogueras, se queman cosas, se engalanan las fuentes, que hay muchas en Asturias.

A Canarias no tanto pero han pasado ya por Chile.

Estuvimos en Santiago, también en Perú, y nos quedan unos cuantos todavía por América. Colombia, Ecuador, México. Daremos unos cuantos, hay que cumplir y eso sí que queda lejano. Pero vemos más facilidades para tocar en Bogotá que en Teruel.

Desde la última vez hasta ahora hasta dejaron la banda y luego la retomaron.

En aquel entonces no tenía canciones nuevas para Ilegales. Había dos tipos de música que queríamos hacer, entonces remodelamos la banda para asumir un tipo de música diferente. Teníamos los conocimientos musicales y una colección de instrumentos de época muy difícil de conseguir, así que lo hicimos. Fue un ejercicio enriquecedor. Cumplimos una especie de cruzada, porque hay ciertos tipos de músicas olvidados, denostados incluso, que están poco trillados pero que merecen un respeto y que se les revisite. Me parecen auténticos tesoros. Al final estamos por la música y el sentido de la aventura.

¿Estilos olvidados?

Hacíamos música desde los años 20 hasta justo antes de Los Beatles. La banda se llamaba Jorge Ilegales y los Magníficos. Durante cinco años tocábamos tangos, twist, mambos, incluso chachachás. Actualmente hay toda una industria alrededor de cualquier tipo de arte capaz de convertir una manifestación artística en un producto en busca de consumidores. Un poco como ha ocurrido con los medios de comunicación.

Después de eso reconstruyeron la banda, ¿Hasta cuándo?

El futuro es difícil de predecir. Mañana nunca se sabe, no sabemos que nos depara. En Ilegales creemos que el presente está hecho de pasado y futuro.

¿Tiene algún tipo de ritual antes del concierto?

He completado mi crecimiento en los escenarios, empecé en los escenarios y no me pongo nervioso, probablemente porque ya soy nervioso de nacimiento. Me siento muy cómodo en los escenarios. Llevo un buen equipo de gente conmigo, procuro juntarme con los mejores. Eso hace que todo fluya con facilidad. Llevaremos unas buenas guitarras. Trasladar los equipos es difícil, no todas las compañías aéreas están dispuestas. Eso sí, una vez me cuelgue la guitarra lo que tengo que hacer es volverme loco y luego recuperar la cordura justo a tiempo al bajar del escenario, el ejercicio no es tan fácil como parece. Esa es la manera de que todo fluya y vaya bien. A veces se padece se crean casi dos personalidades, pero creo que Jorge Martínez y Jorge Ilegal es la misma persona, por eso no es tan difícil el cambio.

¿El rock ha muerto? ¿Hay relevo generacional?

Hay gente muy joven que acaba de descubrir la banda y gente que nos sigue de siempre y supera con bastante los 60 años. Incluso, casos donde van los padres y los hijos. Incluso niños que los llevan sus padres y nos han descubierto supongo que buscando como lo hacíamos antes. Ahora hay que ahondar más porque la oferta es muy amplia y no toda la que hay en los medios es buena. No soy de los que creen que todo lo de antes era mejor. El problema es que está todo volcado a una oferta enorme pero no hay filtros. 

Compartir el artículo

stats