19 de marzo de 2017
19.03.2017
La herencia del arquitecto

El legado de Setién

Artesano de talento, el cántabro moldeó la versión estelar de Viera, Roque, Tana y Vicente

21.03.2017 | 12:48
Jonathan Viera celebra su tanto de penalti en el Bernabéu, en la acción que significó el 1-2, y su sexto tanto en esta campaña liguera.

Valorados en 25 millones de euros, el paso de Setién por la UD ha sido una plataforma de oro para Jonathan Viera, Roque Mesa, Vicente Gómez y Tana. El mediapunta contabiliza 16 tantos y es el segundo asistente español (7). Por el gladiador teldense, el Sevilla puso diez 'kilos' sobre la mesa el pasado julio. Es el líder en pases de la Liga. Por su parte, el de Schamann, luce 47 duelos en Primera. Y el de San Cristóbal se licenció con un 'Tanazo' ante el Madrid.

Con nueve grancanarios en el césped, Quique Setién aplastó al Villarreal [uno de los gigantes de la Liga con 105 millones de euros de presupuesto] en su último acto de servicio con la UD, antes de anunciar su adiós el 30 de junio. Aún le restan diez jornadas de competición, 63 días en el banquillo amarillo hasta el 21 de mayo [cuando se disputa la 38ª jornada ante el Deportivo en el estadio de Riazor]. Una ocasión de oro para disfrutar de una figura codiciada, que figura en la agenda del Villarreal y Valencia.

Setién, 68 partidos oficiales de amarillo, encadena 517 días como arquitecto de un sello universal. Patentó el ADN galáctico. Firmó la salvación en la pasada campaña 2015-16 de forma holgada, tras batir al Dépor en Riazor (1-3). Lo hizo con seis jornadas de antelación. En la actual, a falta de diez encuentros, ya tiene el billete virtual de la permanencia. Fue líder en la segunda jornada y coqueteó con los puestos europeos. Una hazaña.

Ha fabricado un estilo barroco, que alcanzó la condición de eterno en el imponente Santiago Bernabéu -el pasado 1 de marzo-. La UD completó 575 pases, un 88% de acierto, ante el campeón de Europa y del mundo. Un baile imperial, que dejó en evidencia al portaaviones de Zidane [que contabiliza un presupuesto de 605 millones]. La implantación de un estilo poético ha sido la clave del éxito de Setién. Apodado el emperador de seda, ha logrado pulir la versión sideral del genio Jonathan Viera.

El artista de La Feria, en las dos últimas campañas, suma 16 dianas y es el centrocampista más realizador de la Liga en esta faceta. En el actual curso, ya es el jugador nacional con más asistencias (7).

En octubre de 2015, cuando Setién aterriza en la Isla, Viera era una referencia de talento, que no había besado la gloria en Valencia y Rayo Vallecano. Le faltaba la consagración definitiva. Este rostro para el éxito, que resultó capital en el mágico ascenso del 21-J, alcanzó con el cántabro la condición de actor letal en el reino de Messi. Con Paco Herrera, en la máxima categoría, solo sumó un tanto en el Camp Nou. Setién le mostró las coordenadas para entender el juego, bajar al barro y asumir su rol de comandante general. Mando y talento.

Al rincón de pensar

De la banda izquierda a la mediapunta. Incluso a la posición de organizador. Viera, con 27 años, deja pases imposibles y luce el brazalete. Pero aprendió la crudeza de estar apartado, por partida doble, por Setién. Se fue al 'rincón de pensar'. La primera tras golpear una nevera, en la previa del Espanyol-UD, en diciembre de 2015, y la segunda, el pasado enero, tras una discusión con el arquitecto cántabro.

A las cifras de vértigo de Viera -que alcanzó los 100 duelos en Primera-, cabe reseñar la explosión definitiva de Roque Mesa. El centrocampista teldense se ha convertido en el faro de la galaxia. La brújula de los récords. Fue el líder estadístico de Primera en la categoría de pases (2040) y balones recuperados (258) en la 2015-16.

Del caño a Mascherano en el Camp Nou al grito a Neymar en el partenón de Siete Palmas. Doble goleador en Primera -ante Sevilla y Osasuna-, Roque ha dejado de ser un gladiador anónimo. El club hispalense puso el pasado julio diez millones de euros por sus servicios. Se podía haber convertido en el mayor traspaso en la historia de la UD, pero las lesiones de Javi Castellano y Hernán paralizaron la operación. Hace unos días, estuvo en las quinielas, junto a Viera, del seleccionador Lopetegui.

Mosqueteros

Tana le debe la vida deportiva a Setién. El extremo de San Cristóbal debutó ante el Villarreal -octubre de 2015- ha computado 53 pulsos en la máxima categoría. Con Herrera, era un activo residual. Su regate diabólico a Ramos, en el Bernabéu, y su misil que acabó en la red le catapultó a la fama.

Completa esta nómina de mosqueteros de Setién, Vicente Gómez. El renacentista, con 211 duelos con la UD, encontró la continuidad con el cántabro. Es uno de los capitales y destila madurez. Es el legado del emperador de seda. Cuatro virtuosos con un valor de mercado de 25 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine