12 de julio de 2017
12.07.2017
El fichaje del verano

Vitolo, una carrera meteórica

La UD tendrá hasta enero a un internacional español camino de su primer Mundial y con tres Europa League en sus vitrinas

14.07.2017 | 22:08
Vitolo, una carrera meteórica

Con Vitolo la UD Las Palmas se hace, aunque sea hasta enero, con un jugador que ya fue un ídolo en Gran Canaria, que va camino de disputar su primer Mundial el próximo verano y que cuenta con tres Europa League bajo el brazo. Su carrera es meteórica y llega en un momento cumbre. Con 27 años -cumple 28 en noviembre- el club insular contará con una de las estrellas del fútbol español y mundial, con un hombre que le ha costado al Atlético de Madrid casi 40 millones de euros. Casi nada.

Después de tres temporadas en la UD y cuatro en el Sevilla regresa al punto de partida antes de dar el gran salto de su carrera para aterrizar en uno de los colosos del fútbol mundial -finalista en dos de las cuatro últimas ediciones de la Liga de Campeones-. Su historia empezó de amarillo con un ascenso al primer equipo en el 2010 de la mano de Paco Jémez. El técnico andaluz se atrevió a darle la titularidad desde la primera jornada y en diez partidos deleitó con su velocidad y desborde en un equipo que con Jonathan Viera, Guayre, Cejudo y David González desatados ilusionaba al Estadio de Gran Canaria. Pero en la decimocuarta fecha todo se torció. Se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha el 27 de noviembre, en un duelo frente al Rayo Vallecano, y tuvo que volver a empezar.

No volvió a jugar hasta el curso siguiente, en el que se consolidó como estrella del equipo con diez tantos en 36 partidos, con Juan Manuel Rodríguez en el banquillo y Jonathan Viera como su mejor socio. Tras la marcha de su gran amigo al Valencia se quedó como la principal referencia del equipo, entonces entrenado por Sergio Lobera, y fue uno de los mejores jugadores de Segunda División. Marcó 15 goles en 39 partidos y el Sevilla, con su radar inigualable, le fichó por 3 millones de euros. Con la UD se quedó a las puertas de la final del ascenso tras caer en la semifinal frente al Almería, un curso que acabaría convirtiéndose en la primera piedra del éxito que logró el conjunto amarillo a las órdenes de Paco Herrera dos años después.

Por entonces ya Vitolo había ganado su segunda Europa League con el Sevilla. Pieza fundamental para Unai Emery, ya había tomado una dimensión internacional en su carrera cuando unos meses antes, el 31 de marzo del 2015, hizo su debut con la selección española. Se produjo en un amistoso frente a Holanda de la mano de Vicente del Bosque, que no le tuvo en cuenta el pasado verano para disputar la Eurocopa poco después de levantar su tercera Europa League. Ahora con Julen Lopetegui se ha convertido no solo en un fijo de las convocatorias sino también del once inicial. Ha formado como titular en seis encuentros de la temporada pasada en los que hizo tres goles.

En todos estos años su vínculo con la UD Las Palmas ha seguido siendo muy cercano. De hecho estuvo en el partido del ascenso contra el Zaragoza e incluso en la celebración con la plantilla. En el inicio del curso pasado un piscinazo suyo en el tramo final del partido contra la UD hizo que parte de la afición amarilla le criticara e incluso le pitara en el encuentro de vuelta en el Estadio de Gran Canaria. Sin embargo, el extremo pidió disculpas. "Sólo quiero decir a la gente que yo amo a Las Palmas, amo mi tierra y a pesar de las críticas siempre seguiré siendo amarillo", aseguró entonces Vitolo, que ahora vuelve al equipo solo unos meses después y por la puerta grande.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine