Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Directivos del Servicio de Salud cobran 800.000 euros extras por productividad

Estos complementos, que se distribuyen por objetivos, han sido criticados en los últimos ejercicios por oponerse a la política de recortes generalizada

La Consejería de Sanidad del Gobierno autonómico, que dirige el socialista Jesús Morera, ha repartido cerca de 800.000 euros entre los directivos del Servicio Canario de la Salud (SCS) en concepto de complementos de productividad del ejercicio 2015. Son exactamente 796.958,8 euros los que ha distribuido el departamento del Ejecutivo regional por medio de una resolución del director del SCS, Roberto Moreno, a la que ha tenido acceso este diario.

Hay que recordar que estos pluses, que perciben los gerentes y los directores y subdirectores médicos, de gestión y de enfermería de los hospitales y gerencias de servicios sanitarios y atención primaria de la Comunidad Autónoma, han sido criticados en los últimos ejercicios por oponerse a la política de recortes generalizada, especialmente controvertida en áreas como Sanidad.

Los complementos de productividad, auspiciados por la polémica instrucción 6/2012, fechada el 21 de marzo de ese año y que tanta polvareda levantó tras quedar al margen de los recortes, se asignan a los cargos directivos del SCS sobre la base del grado de cumplimiento de los "objetivos asistenciales y presupuestarios".

Aunque la Sanidad del Archipiélago no acumula precisamente críticas positivas en los últimos años, lo cierto es que la resolución de Moreno muestra un grado de cumplimiento de objetivos en 2015 ciertamente alto (el más bajo es de un 75,5%, en atención primaria en la Gerencia de Servicios Sanitarios del Área de Salud de La Palma, y el más alto, de un 98%, en el Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil de Gran Canaria). Estos porcentajes miden hasta qué punto han conseguido los distintos equipos directivos, que no en este caso los trabajadores (los médicos rasos, por ejemplo), encauzar la labor en sus respectivos ámbitos.

Así, los objetivos generales fueron en el bienio 2014-2015 un total de cinco: la adecuación presupuestaria, es decir, desviarse lo menos posible de la asignación anual; el uso racional del medicamento, la mejora de la eficiencia, la adecuación de los tiempos de espera y la integración de los sistemas de información.

Polémica instrucción

Las cantidades a cobrar por cada uno de los directivos resultan de aplicar esos porcentajes de consecución de objetivos a los pluses máximos que establece la susodicha y controvertida instrucción 6/2012. No en vano, los colectivos médicos y sindicatos se quejaron ya en 2012 de que los altos cargos del SCS se embolsaran jugosos complementos mientras el resto de trabajadores sufría recortes en sus retribuciones y sobrecarga de actividad. Sea como sea, Sanidad ha vuelto a repartir otros prácticamente 800.000 euros cuya mayor parte ha recaído, lógicamente, en los gerentes.

En concreto, el director del SCS asignó los complementos de productividad más altos a la gerente del hospital Nuestra Señora de Candelaria, Mercedes Cueto (15.750 euros), y a sus homólogos José Miguel Sánchez Hernández (Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, 15.660 euros), Víctor Naranjo Sintes (Universitario Insular-Materno Infantil, hasta 17.640 euros), María Isabel Fuentes (Gerencia de Atención Primaria del Área de Salud de Tenerife, 9.679 euros) y Carlos Jorge Acosta (Atención Primaria del Área de Salud de Gran Canaria, 9.655 euros). Hay que puntualizar, eso sí, que hay altos cargos del Insular-Materno Infantil con pluses incluso más cuantiosos, de hasta 14.700 euros, algo que obedece al mayor grado de cumplimiento de objetivos en este centro.

Hay también casos, como el del Hospital Universitario de Canarias, en los que hubo dos gerentes durante 2015, Ignacio López Puech y su sustituto, Eduardo de Bonis, de modo que el importe del complemento, 9.244 y 4.903 euros respectivamente, se distribuyó entre los dos.

Compartir el artículo

stats