Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El convenio turístico 'abre la veda' de las firmas pendientes con el Estado

El presidente regional y la ministra Maroto suscriben el plan de infraestructuras turísticas por 15 millones

15

Firma del convenio de infraestructuras turísticas

El convenio para la rehabilitación de infraestructuras y equipamientos turísticos de las Islas abre la veda de las firmas de los acuerdos pendientes con el Estado. El presidente del Ejecutivo regional, Fernando Clavijo, aseguró ayer que los contactos entre las consejerías y Madrid "se han incentivado" para que antes de que finalice este mes, tal y como se comprometió su homólogo en el Gobierno estatal, Pedro Sánchez, todos los convenios estén firmados.

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y el Ejecutivo regional cerraron en la sede de Presidencia de Las Palmas de Gran Canarias el protocolo para la modernización de infraestructuras turísticas, el primero que llega tras el encuentro entre Clavijo y Sánchez el pasado 25 de octubre en Moncloa. Este acuerdo, que cuenta con una inversión de 15 millones de euros con cargo a los presupuestos estatales de 2018, permitirá ejecutar 33 actuaciones en siete islas en un plazo de cuatro años. Clavijo subrayó que el objetivo del Archipiélago, tras años de crisis, es modernizar sus infraestructuras y adaptarse a los nuevos tiempos para dotar al destino de mayor calidad, algo para lo que es indispensable, según apuntó, la colaboración con los empresarios y agentes sociales.

La ministra de Turismo, Reyes Maroto, subrayó que "desde el primer momento" la agenda canaria se ha impulsado desde el Gobierno liderado por Sánchez pese a los retrasos para la firma de los acuerdos que aún restan por formalizar, como el de carreteras, obras hidráulicas e infraestructuras educativas.

Maroto, que estuvo acompañada por la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, hizo hincapié en que todos los convenios en materia de turismo e internacionalización se cerrarán antes de final de año al tiempo que recordó que el retraso es consecuencia de la tardía aprobación de los presupuestos generales, que no se produjo hasta julio. Maroto regresó al Archipiélago después de su sonada visita a principios de septiembre, cuando intervino en un foro organizado por LA PROVINCIA. En aquel entonces se reunió con miembros de su partido, pero no con el Gobierno canario.

Esta falta de contacto tensionó aún más las relaciones entre la Comunidad Autónoma y el Estado, pues el Ejecutivo entendió este gesto como un desprecio más a las instituciones isleñas, tal y como ocurrió con una visita anterior del ministro de Fomento, José Luis Ábalos. La ministra, tras regresar a la Península, pidió disculpas al propio Clavijo por teléfono por no mantener ningún encuentro institucional durante su estancia en el Archipiélago.

Con la firma de este acuerdo el Gobierno de Canarias da por superada la tirantez en las relaciones con el Estado, a la que también contribuyó la negativa de Sánchez a reunirse unos instantes con el Gobierno canario y el Cabildo de Lanzarote en la isla de los volcanes, a principios de octubre, para abordar el repunte de la inmigración.

Clavijo subrayó que tras el encuentro con el presidente del Ejecutivo estatal se sintió "satisfecho" por el impulso que se iba a dar a la agenda canaria y por el compromiso "claro y firme" para materializar la firma de los acuerdos pendientes. Poco después de la reunión, las consejerías de Obras Públicas y de Aguas incrementaron la presión y enviaron sendas cartas a Fomento y a Transición Ecológica para fijar una fecha para la firma de los acuerdos en carreteras y obras hidráulicas. "El Gobierno de Canarias fue exigente porque se acababa el año, el presupuesto se terminaba y había que cumplir la ley de presupuestos", insistió, al tiempo que negó que el Ejecutivo que preside haya hablado de "bloqueo" por parte del Estado.

La firma del convenio de infraestructuras turísticas es el primero tras la reunión de Clavijo con Sánchez. Antes, el 17 de octubre, los gobiernos canario y estatal sellaron en Madrid el Plan Integral de Empleo (PIEC) para las Islas, que implica para la región contar con 42 millones adicionales para destinar a la contratación de unas 4.000 personas pertenecientes a colectivos desfavorecidos y de baja empleabilidad.

"Que no se pierdan las mañas"

El jefe del Ejecutivo canario, que ayer estuvo acompañado por el consejero de Turismo, Isaac Castellano, expuso que la estrategia actual del Archipiélago en materia turística se dirige a la captación de un turista de alto poder adquisitivo, que además de sol y playa, busca otro tipo de experiencias en la región. "Esperamos que no pierdan las mañas y que presupuesto tras presupuesto podamos continuar con este convenio tan importante", recalcó el jefe del Ejecutivo regional, porque el sector turístico representa más del 35% del PIB canario y acapara a algo más del 40% de los trabajadores de las Islas.

Las actuaciones que incluye el acuerdo de infraestructuras turísticas están proyectadas en siete islas. Gran Canaria contará con 17 obras por 3,9 millones de euros; Tenerife con nueve por 4,6 millones; Lanzarote con dos por 2,5 millones; Fuerteventura con uno por dos millones; La Gomera con dos por 650.000 euros; La Palma con una por 855.000 euros y El Hierro con otra por 500.000 euros.

Maroto esgrimió, por su parte, que el turismo es una política "prioritaria" para el Estado y Canarias por el volumen de visitantes que recibe cada año, por lo que afirmó que la región isleña "merece el reconocimiento y el hecho de que se puedan formalizar convenios".

Las inversiones, a su juicio, son indispensables para que España, en este momento "el destino más competitivo del mundo", mantenga el liderazgo. Y el brexit no parece, de momento, ensombrecer las expectativas del sector. La ministra comprobó en la World Travel Market de Londres que las sensaciones son "buenas" porque "no hay perspectivas" de que la demanda turística de británicos caiga. Es más, aseguró que ésta se mantiene para la temporada de verano. Maroto también se mostró confiada en poder aprobar medidas sobre el alquiler vacacional antes de que finalice el año, algo para lo que trabaja con comunidades autónomas, ayuntamientos y agentes implicados para obtener "una solución conjunta".

Compartir el artículo

stats