Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elegante y provocador Aguayo

El fotógrafo venezolano Luis Carlos Aguayo presenta por primera vez en "las Canarias de los ecos de mi infancia" su singular visión de la religión y de la icónica Frida Kahlo

Luis Carlos Aguayo, fotografiado por Andrea Agrati.

Luis Carlos Aguayo se crio con el ronroneo de Canarias pululando por la cabeza. "Venezuela es Canarias y Canarias es Venezuela", dice este fotógrafo que muestra por vez primera su obra en la tierra "de los ecos" de su infancia, una producción donde la imaginería religiosa, los iconos y la mexicana Frida Kahlo juegan un papel imprescindible.

"Me inicié de manera inusual en la fotografía", cuenta desde su estudio de Milán. "Cuando era pequeño adoraba ver las artesanías y obras de artísticas que realizaba mi tía Hilda, mujer de fuerte talante que amaba la moda y la elegancia en todas sus formas; de allí nació en mí el deseo de plasmar tanta belleza y fue así que a los 11 años con una pequeña máquina fotográfica de plástico que pertenecía a mi tío comencé a fotografiar las creaciones de mi tía. Mi formación inicial fue a través del autoaprendizaje y después de tanta pasión y dedicación empecé como asistente de la fotógrafa Gabriela Medina, donde tuve la oportunidad de aprender y perfeccionar los gajes del oficio. En fin, formalicé mi formación con el curso trienal de fotografía profesional en el Instituto de Diseño Europeo en Barcelona".

En su Venezuela veía las capitales europeas en revistas y en programas televisivos y le fascinaba ver tantas ciudades maravillosas "tan colmadas de historia y arte, y saber que una parte de mi interior cultural y espiritual pertenecía a ello. Así que mi primer contacto con Europa fue Barcelona, donde tenía amigos además de que España representaba también parte de mis raíces culturales; allí tuve la oportunidad de hacer experiencias personales y profesionales inolvidables", pero al cabo de un tiempo decidió conocer otros lugares de Europa que fueran distintos a España y al mismo tiempo tuviesen elementos comunes con su país. "Mi segunda elección fue entonces Italia, y qué mejor lugar sino Milán para conjugarla con mis pasiones y mi trabajo: la fotografía y la moda".

Define su obra como algo "enigmático y espiritual". "Cuando estoy sumergido en él es como entrar en un estado de meditación y transporte transcendental, que me lleva a mundos imaginarios que desconozco. Es de allí que surgen mis ideas y mis obras, lo definiría como el lugar donde puedo conjugar armoniosamente los muchos elementos que lo componen".

Se inspira en las temáticas religiosas en todos sus matices: "en esto Venezuela es ejemplar ya que reúne las culturas de tres mundos: el español y europeo, el africano y el nativo de las tribus americanas; estos se han entremezclado y constituyen mi esencia interior cultural y llega en lo profundo hasta en lo espiritual, es así que cuando se manifiestan en mi momentos creativos logro mezclar elementos del vuduismo a temas del catolicismo y costumbres indígenas; ejemplo de ello es Frida Kahlo, que además de representar un modelo de mujer fuerte y tenaz para mí es un ejemplo del popurrí cultural que son las Américas y en especial Venezuela".

"Me gusta explorar el mundo de lo masculino y todos los elementos que lo componen, creo que en cada ser humano coexisten muchos elementos distintos, aparentemente opuestos entre ellos, pero la verdad es que están todos allí, algunos manifiestos, otros menos, pero todos a la espera de poder expresarse. En mi trabajo me gusta dar vida a dichos elementos y conjugarlos para darles armonía y equilibrio a través del cuerpo de un hombre que representa mi lienzo y ver manifestar su lado fuerte y frágil al mismo tiempo".

Insiste en que Canarias y Venezue-la se encuentran unidas por un lazo inseparable. "Venezuela fue el hogar de muchos canarios y de allí muchos de mis amigos son canarios; hoy Canarias es el hogar de muchos vene- zolanos lo que demuestra que el lazo de hermandad que nos une sigue vigente. Por ello digo que todo venezolano tiene algo de canario y viceversa y es parte de nuestra hito histórico y cultural".

Ha retratado al modelo trans Alex Mercurio en alguna sesión pero dice que quiere hacer pronto un trabajo en Canarias o con canarios: "Es algo que siento me falta y que he de colmar en mi recorrido fotográfico y artístico". Actualmente trabaja "en dos exposiciones: una será en Berlín y mi otro proyecto es una colaboración fotográfica con Rossy de Palma, que está entre mis mayores musas inspiradoras. Es algo en lo que estoy trabajando muy apasionadamente y creo que será una gran sorpresa".

Compartir el artículo

stats