Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Letras

La memoria escrita de Las Palmas

La poeta Alicia Llarena coordina una colección de representaciones literarias de la ciudad

La memoria escrita de Las Palmas

Al igual que Joyce cartografió el desorden y la abulia en las calles y habitantes de Dublín a principios del siglo XX y Cortázar jugó a la rayuela con la Maga y Oliveira en los cafés y parques de París -como tantos paisajes en la historia de la literatura, que es más infinita que el planeta-, la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria ha hilado tramas, crónicas y versos impresos en el relato de nuestra memoria colectiva.

Después de meses de confinamiento en nuestra ciudad sin poder pisar sus calles, en el prólogo de las Fiestas Fundacionales de la ciudad suspendidas a causa de la pandemia nace el proyecto La ciudad escrita. Literatura para amar Las Palmas de Gran Canaria, impulsado por el área de Cultura del Ayuntamiento capitalino con la Red de Bibliotecas Municipales y coordinado por la poeta, narradora, investigadora y docente Alicia Llarena. Su vocación es compartir fragmentos literarios sobre los rincones, plazas, barrios y avenidas donde se miraron sus personajes y autores como espejos o revelaciones de sus propias búsquedas y contradicciones, con el objetivo de "invitar a la ciudadanía a recorrerla con otros ojos".

"Más allá de un trazado urbanístico, un plano o un callejero, una ciudad es en realidad lo que se dice de ella: el relato que se hacen sus habitantes, lo que han escrito sus escritores, lo que pintan sus artistas plásticos, las imágenes que enseñan los medios audiovisuales y lo que comentan también sus visitantes", reflexiona Alicia Llarena.

El poema Plaza de Santa Ana, de la poeta y artista multidisciplinar Josefina de la Torre, protagonista del Día de las Letras Canarias de este extraño 2020, inauguró el pasado jueves esta miscelánea de lecturas en torno a la ciudad, donde la mirada de la "muchacha-isla" rehabita el emblema urbano de Vegueta a través del verso: "Ay, Plaza de Santa Ana, palma abierta / que al viejo barrio invitas a pasar? / La Catedra, piedra-isla de un palmar, / y sus perros de bronce siempre alerta?".

El punto de partida de este encuentro acontece en el espacio virtual donde, cada jueves, la página de Facebook LpaBibliotecas descubre un nuevo fragmento literario sobre distintas localizaciones capitalinas para propiciar un reencuentro con la ciudad mediante la palabra. Los renglones de este recorrido se retrotraen a más de cinco siglos de historia de la capital grancanaria, "que han ido fraguando su imaginario y repertorio simbólico", en palabras de Llarena. Así, esta compilación diversa, arropada por fotografías antiguas del archivo capitalino, engloba desde el grabado holandés del siglo XVII que recrea el ataque de Van der Does a través de los escritos del deán Francisco Mexía en una carta al rey Felipe III hasta los versos donde Manuel Padorno o Lázaro Santana pintan la Playa de Las Canteras como un lienzo. Y también el paso fugaz de Agatha Christie por la isla, las reminiscencias de la infancia de Carmen Laforet, los diálogos de Santiago Gil o las tramas criminales en el lumpen donde sobreviven los personajes de Alexis Ravelo, quien, en esta línea, apuntaba años atrás en estas páginas que "la intención de poetizar el paisaje siempre está presente en mis trabajos porque, como apuntaban Agustín Espinosa y Pedro García Cabrera, los creadores de las islas tenemos casi la obligación de mitificar el paisaje, de hacerlo leyenda, de poetizarlo".

Y así lo suscribe Llarena, quien también brinda su propia lectura de la ciudad que habita y cuyo imaginario lírico, tal como recuerda en el vídeo promocional de La ciudad escrita "hoy es patrimonio de toda la ciudadanía".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats