Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol regional y base

Claves y rostros del tsunami en la Federación Interinsular de Fútbol

Antonio Suárez, presidente de la Interinsular, está contra las cuerdas tras renovar la junta directiva | Tiene pendiente el ‘caso Soule’v Los dirigentes salientes reclaman el trono

Antonio Suárez.

El Juego de Tronos de la Federación Interinsular de Fútbol de Las Palmas (FIFLP). Cruzada cruenta por el poder. El presidente del ente futbolístico Antonio Suárez, 33 años en el cargo, afronta el capítulo más delicado de su mandato. Está acorralado. Su apuesta firme y decidida por Sonja Arup -vicepresidenta de la Interinsular y presidenta del Observatorio de Igualdad e Integración Social, así como delegada de protección de la violencia sexual en el fútbol- generó un cisma de proporciones bíblicas. El trabajo de Sonja, que asesora a la FIFA y habla siete idiomas, fue interpretado como un movimiento que la catapultase hacia la presidencia. Cabe recordar que el próximo junio hay elecciones al sillón de la FIFLP.

Dos de los vicepresidentes, José Vega y José Juan Arencibia, presentaron el pasado martes su dimisión. Lo hicieron unas horas antes de ser despedidos en el plan revolución de Suárez para su directiva. En esta línea, también se marcharon rostros históricos de la Interinsular como Juan F. Ramos García ‘Pacuco’ -del Unión Viera-, así como Fran Reyes, Yasmina Hernández, Miguel Ángel Sánchez y José Antonio Perdomo.

Suárez acusó a los dos vicepresidentes de formar parte de una campaña de «acoso» sobre la figura de Sonja Arup, que representa la luz y la regeneración. «Lleva varios meses soportando una campaña de acoso de género por parte de un grupo liderado por los mencionados vicepresidentes», desveló la Federación Interinsular. Desde el ente, determinan que hay un paquete de pruebas y que pronto saldrán a la luz. Por su parte, Sonja prefiere guardar silencio, tras dejar su puesto bajo la marejada y cruce de acusaciones.

Renovación de la cúpula de mando y los históricos salientes que ultiman un abordaje en toda regla. «Esto es un tsunami, queremos aclarar aspectos económicos y mostramos nuestro total y absoluto rechazo a las acusaciones vertidas (...) Además, solicitamos a la Real Federación Española de Fútbol que se mantenga neutral».

Pacuco fue más allá. «Es una vergüenza que se utilice la web federativa para difamar a personas que hemos formado parte de esa entidad sin cobrar un duro (...) Es deleznable». Otro de los ingredientes es la causa judicial que tiene pendiente Antonio Suárez, y cuya sentencia se conoce en unas semanas. Es el ‘caso Soule’ y que podría deteriorar aún más la figura de Suárez. Sonja, por su parte, es una dirigente muy bien considerada en la RFEF por su valía. Vienen curvas. Es el culebrón de la sangre.

Claves y rostros del tsunami en la Federación Interinsular de Fútbol

Claves y rostros del tsunami en la Federación Interinsular de Fútbol

Compartir el artículo

stats