Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Robert Cuesta, la apuesta segura del Rocasa

El catalán es el sexto entrenador en la historia de la entidad teldense y el primero no nacido en Canarias

Robert Cuesta dando indicaciones a sus jugadoras durante un tiempo muerto en el partido de ida ante el Málaga Ale Barrosa

Robert Cuesta (Montornés del Vallés, Barcelona, 3 de junio de 1987), está considerado como uno de los entrenadores jóvenes de mayor proyección del balonmano femenino español – elegido en dos ocasiones como mejor entrenador de la Liga Guerreras Iberdrola -. Su llegada al Rocasa fue una clara apuesta del club por la profesionalización del banquillo teldense, contando con un técnico dedicado a jornada completa al primer equipo, además de colaborar activamente con las categorías de base.

Con su llegada al equipo se rompía una norma no escrita en el conjunto amarillo desde su fundación en 1978, por la cual el inquilino del banquillo del primer equipo siempre había sido un técnico canario: Antonio Moreno – el presidente del Rocasa dirigió al equipo en dos etapas - , Paco Santana – el actual entrenador del KTM Valsequillo también dirigió al equipo en dos etapas -. Yubal Moreno -en la actualidad es el gerente del club -, Diego Ojeda – el concejal de Deportes de Telde, sigue siendo entrenador en las categorías de base – y Carlos Herrera – entrenador esta temporada del Balonmano Ingenio masculino -.

La apuesta del Rocasa por la llegada de un entrenador foráneo no dejaba de tener sus ciertos riesgos por la necesidad de adaptación mutua, entre un club acostumbrado a contar con técnicos de la casa y un entrenador que abandonaba su zona de confort en Granollers y como preparador físico de las Guerreras tras los Juegos Olímpicos de Tokio, para asumir el reto de volver a ser candidato a todos los títulos en juego, además de tenerse que acostumbrar al hándicap de la insularidad.

Once meses después de hacerse público su fichaje, el conjunto grancanario se encuentra a un paso de poder sumar su tercer entorchado continental, en la que será su cuarta final europea, tras imponerse el pasado domingo al Costa del Sol Málaga en el pabellón Rita Hernández de Telde (21-17). Las Guerreras de Telde intentarán hacer buena la renta de cuatro goles con la que visitarán el próximo sábado (19.00 horas) el Martín Carpena de Málaga.

El técnico catalán ha tenido que hacer frente a una de las temporadas más complicadas de la historia del club, marcada por el covid y por las lesiones de jugadoras clave en sus esquemas de juego, con remontadas al más puro estilo del Real Madrid en la presente edición de la Liga de Campeones, para llevar al equipo a una nueva final en la que soñar está permitido en su primera temporada al frente del equipo.

En la Liga Guerreras Iberdrola el Rocasa aguantó estoicamente durante la primera vuelta el pulso en la distancia con el Super Amara Bera Bera – proclamado campeón el pasado fin de semana – pero a raíz de la derrota ante las donostiarras, el equipo perdió fuelle en la competición doméstica y se descolgó de la lucha por el título. La lesión prolongada de Sayna Mbengue en su mejor momento de la temporada mermó notablemente al equipo en la faceta ofensiva, que se agravaba con las lesiones de Adriana Marksteiner, Agni Zygoura y más recientemente, Vasiliki Gkatziou.

La cita copera en Donosti salía cruz para las pupilas de Robert Cuesta, que caían derrotadas en cuartos de final ante el Málaga, su rival en la final de la EHF European Cup, en un partido disputado, con una primera parte igualada y con una segunda mitad en la que la actuación de Merche Castellanos y los pequeños detalles las dejaban fuera de las semifinales ante unas panteras que terminaban llevándose el título. Una derrota en cuartos por otra parte, que seguía la estela de las cuatro temporadas anteriores.

Todo apunta a que Robert Cuesta será el responsable de comandar el proyecto teldense 2022 – 23, marcado por el regreso de las galácticas de la casa, Marta Mangué y Almudena Rodríguez. Un proyecto que volverá a colocar a las teldenses en la lucha de igual a igual con el Bera Bera por el título ligero y que podría arrancar con la base de un equipo recién proclamado campeón de Europa, aunque para ello Robert Cuesta y sus jugadoras deberán de sortear el Infierno Verde del Martín Carpena este sábado.

Compartir el artículo

stats