Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista. Presidente del CB Gran Canaria

Joaquín Costa: "Cada vez estoy más contento con Aíto y el cambio de entrenador"

"Tras las elecciones pondré mi cargo a disposición, aunque estoy con ilusión, ganas y contento", anuncia el máximo dirigente del club amarillo

Joaquín Costa, durante la entrevista, en el Gran Canaria Arena.

Joaquín Costa, durante la entrevista, en el Gran Canaria Arena. QUIQUE CURBELO

¿Qué balance hace de la primera vuelta del Granca?

Creo que el equipo ha realizado una primera vuelta muy buena. Aunque ya estaba clasificado para la Copa del Rey como anfitrión, al final también está por méritos propios, con un balance positivo de victorias y derrotas y entre los ocho primeros clasificados. Además, no hay que obviar la participación en la Eurocup, donde hemos rendido a un gran nivel. Estar en dos competiciones condiciona y creo que la respuesta del equipo ha sido muy buena. El balance es muy positivo.

En verano, alrededor del equipo, se generó mucha expectación. ¿Han estado a la altura?

Yo estoy contento con el equipo. Muy satisfecho con el trabajo. Y considero que los resultados, a nivel global, son buenos.

¿Qué destacaría del equipo hasta el momento?

Hemos jugado dos competiciones, con las desventajas que eso supone para nosotros. La Liga Endesa tiene mucho nivel. Y creo que este año, más que en temporadas anteriores, es más fuerte. Por ejemplo, se han quedado fuera de la Copa clubes con grandes presupuestos y otros, que no contaban a principio de curso, son cabeza de serie en el mismo torneo. Eso demuestra que la ACB es muy dura, muy competitiva. Cada partido es muy duro. Se puede perder con cualquier rival. Y eso lo demuestra el día a día.

¿Cree que lo mejor del equipo ha sido su capacidad para hacer frente a tantas lesiones?

Yo no lo quería sacar, porque puede parecer una excusa, pero ya que está sobre la mesa destacaría que hemos tenido muchos problemas de lesiones. Y aún siguen ahí, porque DaJuan Summers, un fichaje que debía aportar mucho, no ha podido tener continuidad. Han sido muchos percances, muchos contratiempos, pero el equipo ha dado la cara pese a que esas lesiones han podido lastrar la puesta a punto del grupo.

Fue entrenador y conoce el juego, ¿considera que la proyección del Granca es ascendente?

Espero que sí, porque pasamos un inicio de curso muy duro, difícil, porque el calendario fue complicado y en el entorno surgieron dudas, algo que era normal. Nosotros siempre hemos confiado en el trabajo de Aíto [García Reneses] y de los jugadores. En Zaragoza hicimos el mejor partido que yo recuerde en mucho tiempo. A partir de ahí espero que la inflexión sea positiva.

En verano, cuando se hablaba de crecer, ¿a qué se refería?

La palabra crecer no sé si es la correcta o si fue la que se dijo... En el club, el objetivo es mejorar en todos los aspectos. A veces se toman decisiones difíciles de entender, que no son fáciles de llevar a cabo, pero siempre se ejecutan con la idea de mejorar. Si eso es crecer, pues sí. Mejorar en todos los aspectos. Una mejora continua. Tenemos que aspirar a la excelencia en todo lo que hacemos. Tanto en el trato con los abonados, como en la parte económica y, por descontado, en el plano deportivo.

Y, desde que ese presidente, ¿se han dado esos pasos?

Si somos objetivos y analizamos las temporadas, creo que sí. Si repasamos las últimas cuatro campañas, la progresión ha sido constante. En el primer curso, con la competición ya ha iniciada cuando entramos en el club, fue complicado. Pero a partir de ahí, se han conseguido los mejores resultados deportivos en la historia del club. Se han jugado, por primera vez, las semifinales la Copa del Rey y del Playoff. Pero eso no nos preocupa tanto como mejorar el club. Que como institución se consolide y logre estabilidad. A nivel deportivo, las temporadas pueden salir mejor o peor, pero no estamos tan preocupados por los resultados. Sin embargo sí nos fijamos más, como objetivo, dar una estabilidad al club, tener más apoyos privados, no gastar más de lo que se ingresa, aumentar el número de abonados. Eso nos preocupa más que ganar un partido.

A nivel de estructura interna, en la parte de gestión, ¿es por donde el club tiene un margen de mejora más amplio?

Seguramente. Tenemos que mejorar en la captación de recursos privados. Ese es un punto importante. Pero también debemos aumentar el número de abonados, aunque estamos muy contentos porque ya casi tenemos 8.200. Hay detalles en los que, evidentemente, se puede mejorar.

Pero, ¿hay capacidad para lograr ese objetivo? ¿Hay un plan?

Por supuesto. El plan pasa por generar más ingresos del sector privado. Y si conseguimos eso se podrá invertir en mejorar la estructura profesional, punto de partida para todo lo demás.

Retomemos el plano deportivo. En su día comentó que explicaría la salida de Pedro Martínez y, desde el club, aún no se aclarado de manera clara.

Es un tema que no me gustaría seguir debatiendo. Han pasado ya seis meses...

Pero en su momento se apuntó que se explicaría...

Queríamos mejorar. Y, a nivel particular, consideraba que Pedro [Martínez] ya había cumplido un ciclo y que un nuevo entrenador nos podía ayudar a mejorar. No hay otra causa, aunque cada uno pueda tener una versión propia.

No fue por un tema político, como se llegó a apuntar.

Por supuesto que no, aunque muchos siguen diciendo lo mismo. No es bueno insistir en las cosas. Fue una decisión estrictamente deportiva. Por eso se decidió no renovarle. Y, en ese proceso, tuvimos la suerte de poder fichar a Aíto, un hombre de suficiente prestigio. Estamos muy satisfechos y contentos de que Aíto esté trabajando con nosotros. Y, por supuesto, deseamos los mayores éxitos a Pedro allá donde esté.

Con la perspectiva que da el tiempo ¿cree que fue acertado el cambio en el banquillo?

Sí, sí. Cada vez estoy más contento con Aíto, con lo que está haciendo, y más satisfecho con el cambio.

Hoy llega el Real Madrid, un transatlántico. ¿Hay alguna opción de hincarle el diente?

Si en esta competición podemos perder con el Sevilla, a partir del mismo principio también podemos ganar al Real Madrid. No será fácil. Es un equipo top en Europa. Construido y preparado para ser campeón de Europa. Será dificilísimo. Por lo que he leído, no se ha podido ganarle durante los últimos cinco años, pero vamos con toda la ilusión del mundo.

¿Qué sensaciones le dejó el sorteo de la Copa con el emparejamiento con el Joventut?

Digo lo mismo. Si pensamos que va a ser fácil y que somos los favoritos, empezaremos a tener un problema. Trampa total. Tenemos que pensar que va a ser un partido muy difícil, muy complicado. El Joventut llega como cabeza de serie. Nadie le ha regalado nada y está con una inercia positiva. El año pasado, en Málaga, Unicaja era cabeza de serie, jugó contra el CAI Zaragoza y perdió el primer partido. Debemos tener todo eso en mente. Va a ser difícil.

Apostar por la cantera era uno de sus objetivos cuando accedió a la presidencia. En este tiempo el filial ha pasado jugar en LEB Oro a Autonómica. ¿Hay un plan real para los filiales?

Con la cantera la idea es intentar sacar jugadores. Si tuviésemos más tiempo, y no creo que sea este el motivo principal de la entrevista, se podría entrar en detalle... A ver. El objetivo es sacar jugadores, en el mayor número posible, para el primer equipo. Y este año, por ejemplo, cuando ha salido Barro, ha estado bien, Fabio ha estado fenomenalmente bien y Joaquín Portugués también lo ha hecho bien. Lo importante, más que la categoría en la que esté el filial, es que trabajen bien. Y que cuando sean requeridos también estén a buen nivel. Es cierto, que cuanto más alto compita el filial, mejor. Pero no hay que obviar que, en ese apartado, estamos limitados por temas presupuestarios. Con todo, no es prioritario que militen en LEB Oro o LEB Plata, sino que estén preparados cuando sean requeridos.

Barro, Santana o Portugués son jugadores que ya habían sido captados por el equipo anterior. Y, en cuanto a proyecto de cantera, choca que para el filial se fiche a Pepón Artiles que, con todo el respeto que se merece, tiene ya 47 años. ¿Cómo se encaja eso?

Una forma de que el club funcione, al menos como lo tenemos distribuido, es que las decisiones que tome cada área sean independientes. No se me consulta a quién se ficha, pero las notas nos las damos a final de temporada. A mí me las dan y yo las doy. Cada uno toma sus decisiones y luego debe defenderlas y justificarlas. En este sentido, no diré que estoy de acuerdo ni en desacuerdo. Respeto todas las decisiones. Pero sí apuntaré que hemos fichado a Rokas Gadiliauskas, un pívot lituano, que creo que es un fichaje súper acertado. Puede tener mucho futuro si sigue trabajando bien.

Hay elecciones en mayo. ¿Pondrá su cargo a disposición después de los comicios?

Por supuesto. Siempre le estaré agradecido a Lucas Bravo de Laguna, que fue el que me propuso para el cargo de presidente. Con él tengo el compromiso moral y verbal de ocupar el cargo de presidente del CB Gran Canaria hasta las elecciones, aunque de todas maneras él tiene mi baja sobre la mesa. Desde el primer minuto sabe que, cuando no estuviera contento con mi labor, me iría sin problemas. De momento no ha siso así. Pero cuando llegue mayo, por la idiosincrasia del club, mi cargo siempre estará a disposición. Tanto como si gana el partido del actual grupo de gobierno u otro. No voy a ser un problema.

¿Le gustaría seguir?

Estoy con ilusión, con ganas y contento con la labor.

¿Seguiría más allá incluso de posibles cambios políticos?

Estoy muy agradecido a Lucas porque me dio la oportunidad. Pero a mí no me ha elegido el abonado o el socio. Éticamente optaré por poner el cargo a disposición de la persona que esté al frente del Cabildo. Depende de las elecciones.

Pero, pase lo que pase, ¿le queda algo por hacer?

Todo depende de mayo. Las notas las damos y nos las dan a final de curso. Esa es la situación. ¿Si me preguntan? Tengo ilusión porque puedo aportar cosas al club.

¿Ha trabajado con total libertad o se le ha condicionado desde el Cabildo?

No, no. Nunca se me ha condicionado. Porque yo, afortunadamente, tengo una buena relación con Lucas Bravo de Laguna. Por lo cual, no hay motivo, hasta hoy, para ningún desencuentro. Al contrario. Todo ha sido fluido. El propietario tiene que tener una importancia en las decisiones que se toman, sea el club de los abonados o de una persona. Pero en este caso es público y el Cabildo es el propietario. He trabajado cómodo. Hasta el día de hoy no he tenido ningún desencuentro.

La sintonía también ha sido total con el grupo de trabajo.

Estoy contento con todos los profesionales que tiene el club. Todo ha ido fluido.

¿Con qué se quedaría de estos tres años y medio de mandato?

Me estoy dejando la piel por el club. Me estoy entregando. Hago lo que puedo, que es algo tan sencillo y tan básico. Me quedo con eso. Las valoraciones de otras personas, pueden ser mejores o peores, pero me dejo la piel.

Compartir el artículo

stats