Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Campeonato del Mundo de Balonmano

"El objetivo es acabar entre los cuatro primeros"

"Estoy disfrutando de la experiencia en el Saint Raphael en Francia", afirma Dani Sarmiento, jugador de la selección española

Sarmiento, en el último amistoso.

Sarmiento, en el último amistoso. EFE

¿Cómo es esta nueva selección de Jordi Ribera?

Las sensaciones son buenas. Seguimos muchos jugadores de los que estábamos antes con nuevas incorporaciones, gente joven porque hace falta para que vayan cogiendo experiencia a nivel de partidos internacionales. La filosofía de Jordi es un juego más rápido, más dinámico, con mucho movimiento en ataque y defensivamente más activos. No hemos tenido demasiado tiempo para preparar partidos pero creo que poco a poco la gente va cogiendo los conceptos que Jordi quiere.

¿Qué conclusiones saca de la preparación?

Que la gente tiene muchas ganas después de ese fracaso entre comillas de no ir a los Juegos Olímpicos. La gente tiene mucha hambre de jugar, de demostrar que España sigue estando entre las primeras selecciones de este deporte a nivel mundial. Esa es la conclusión principal, el hambre de la gente, queremos meternos entre los cuatro o cinco primeros.

¿Hay ganas de venganza?

No es tanto ganas de venganza sino de demostrarnos a nosotros mismos que eso fue un desliz, una anécdota. Fue grave porque no asistir a los Juegos Olímpicos es doloroso pero empieza otro ciclo olímpico y esperamos asistir. Y la primera oportunidad es el Mundial de Francia.

¿Se ha notado el cambio con respecto a Manolo Cadenas y Valero Rivera?

Siempre hay diferencias, cada uno tiene su manera de trabajar. Jordi tiene sus cosas, su manera de ver el balonmano y cada uno intenta lo mejor. No hemos tenido mucho tiempo para trabajar todo lo que nos gustaría pero también hay muchos partidos en el campeonato. La idea principal que quiere transmitir al equipo la hemos cogido y esperemos que dé resultados.

¿Tras la no clasificación para los Juegos y su marcha a Francia creía que no iba a volver a disputar un gran torneo con la selección?

No lo pensaba así. Me marché porque me gustaba la idea de jugar otro campeonato y vivir otra experiencia. La oportunidad de disputar otro Mundial siempre es de agradecer porque estar aquí es muy difícil, hay muchos jugadores que pueden estar. Por suerte estoy dentro del grupo, ya son más de 70 partidos creo, y tengo ganas de seguir sumando.

¿Tiene la sensación de que va a tener muchos minutos?

De momento estoy contento, estoy jugando pero eso se decidirá en el campeonato. Los que mejor llegan son los que más juegan. Yo estoy para ayudar, tanto si son 30 minutos como si son 5 minutos, lo importante es estar a tope. Espero que sean muchos minutos pero la idea principal es ayudar al equipo en todo lo posible.

Primera fase con Eslovenia, Macedonia, Islandia, Túnez y Angola. ¿Podría haber sido peor el sorteo, no?

Igual la gente no les conoce tanto pero son equipos muy difíciles, el balonmano está cada vez más igualado. Pero es verdad que hemos evitado algunas selecciones que a priori por nombre tienen más peso a nivel internacional. El objetivo es quedar primero en el grupo para tener un enfrenamiento más cómodo en octavos de final. Pero a ver cómo llegamos y cómo nos adaptamos a los primeros partidos, que siempre son los más complicados.

¿A qué selecciones ve como las favoritas?

Está claro que la gran favorita es Francia porque ha dominado los grandes torneos en los últimos años y además juega en casa. Y luego hay un grupo de varias selecciones en el que están Dinamarca, Croacia, España y Alemania, aunque puede meterse alguna otra como Noruega o Rusia. Creo que serán las que parten por delante de las demás, pero en estos torneos siempre hay sorpresas.

¿Qué tal se encuentra en Francia, en las filas del Saint Raphael tras siete años en el Barcelona?

Estoy muy contento, el club está creciendo poco a poco, lleva varios años entre los cuatro primeros y ahora vamos terceros, estamos haciendo las cosas muy bien. Es una liga muy dura y estoy muy contento, estoy jugando mucho, tengo mucha responsabilidad en el juego, confían mucho en mí y me he adaptado muy bien a la vida en Francia. Estoy disfrutando de la experiencia de jugar en otro campeonato, y más en el francés, que es uno de los mejores del mundo.

¿Es el líder del equipo?

Tampoco es eso, hay dos o tres jugadores que tenemos más experiencia a nivel de grandes clubes pero es un grupo humano de trabajo increíble, todo ha sido muy fácil, el club se ha volcado y estoy muy bien adaptado, tanto yo como mi familia, así que no me arrepiento de nada.

Compartir el artículo

stats