Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Voleibol

El Guaguas pasa de nuevo el rodillo, esta vez ante el Boiro

Los de Sergio Miguel Camarero siguen de dulce y suman la undécima victoria del curso | Pablo Kukartsev, con 16 puntos, máximo anotador

El Guaguas pasa de nuevo el rodillo, esta vez ante el Boiro LP/DLP

El CV Guaguas sigue disfrutando de su dulce momento en la Superliga Masculina de voleibol. El conjunto grancanario sumaba ayer en el Centro Insular de Deportes la que es su undécima del curso. La obtuvo de manera rotunda frente Rotogal Boiro (3-0). Los hombres de Sergio Miguel Camarero no dieron ninguna opción a su rival y ya tienen puesta la mente en el reto del martes ante el Galatasaray, en el partido de octavos de final de la CEV Volleyball Cup continental. Pablo Kukartsev, con un total de 16 puntos, se erigió en el máximo anotador del choque.

La igualdad inicial no tardaba en ser rota por el Guaguas a pesar de los esfuerzos de Benavidez para mantener a los suyos en el partido. Aprovecharon los locales los errores de su rival y sacaron partido del acierto de sus puntas para abrir la primera vía de agua (9-6).

El Boiro no terminaba de encontrar el remedio para frenar las acometidas insulares con Pablo Kukartsev y Hage causando estragos en la red y obligando a los adversarios a consumir su segundo tiempo muerto con 14-9.

Los gallegos lo intentaban, pero el duelo de pistoleros entre Moreno y Kukartsev se inclinaba en favor del jugador del Guaguas en un primer asalto que se cerraba claramente a su favor 25-19 (1-0).

Una vez más los errores propios condenaban en el arranque del segundo asalto a un Boiro que forzaba al máximo para intentar superar la defensa amarilla y poner en apuros a los pupilos de Sergio Miguel Camarero en la recepción. Kukartsev, con un punto directo de saque, dejaba el 7-3 en el luminoso del Centro Insular.

La tónica del partido no variaba en exceso con un cuadro local dominando a su antojo. Levantaba un muro infranqueable en la red, con Paulo Renan moviendo la pelota con fluidez para que Hage, Almansa y Matt Knigge elevasen la renta de los amarillos hasta los siete puntos, provocando el tiempo muerto (21-13). No surtía efecto. El Guaguas apretaba el acelerador y el Boiro poco podía hacer para evitar ceder en el segundo set por un claro 25-17 (2-0).

El tercer juego arrancaba por los mismo derroteros. El Guaguas rápidamente tomaba ventaja con un parcial de salida de 3-1. Los gallegos no bajaban los brazos, pero la escuadra grancanaria no parecía dispuesta a alargar el encuentro más de la cuenta, administrando la renta a su favor para dominar con mano de hierro el periodo definitivo, a pesar de los esfuerzos de un Boiro que cedía por 25-20 (3-0). Victoria poco complicada de los locales que ya tienen el chip europeo puesto.

Compartir el artículo

stats