Una de las claves del largo discurso realizado por Joan Laporta, el presidente del Barça, sobre el caso Negreira radicó en recuperar las relaciones perdidas con Aleksander Ceferin, el presidente de la UEFA. Relaciones rotas desde hace tiempo porque el club azulgrana es, junto a Madrid y Juventus, uno de los tres grandes impulsores de la Superliga europea.

Pero Laporta sabe que necesita tender esos puentes de diálogo con Ceferin para evitar una sanción europea, algo que está estudiando la UEFA, que provocaría un drama deportivo, económico, social y hasta reputacional si lo aparta un año de la Champions. Está en juego Europa. Nada más y nada menos.

"Tebas se ha encargado de poner más leña al fuego y hacer que la UEFA participe del linchamiento sin juicio que se le está haciendo al Barça", comenzó explicando el dirigente azulgrana, quien luego subrayó el cambio de actitud que ha tenido con Ceferin. "En un primer momento, el señor Ceferin hizo unas manifestaciones al estar nosotros promoviendo la Superliga también, pero le reconozco la prudencia que obliga el cargo y de forma responsable", ha añadido Laporta.

"En un primer momento, el señor Ceferin hizo unas manifestaciones al estar nosotros promoviendo la Superliga también, pero le reconozco la prudencia que obliga el cargo y de forma responsable. No ha caído en la trampa del señor Tebas"

Joan Laporta - Presidente del Barça

"No ha caído en la trampa del señor Tebas", ha dicho después con energía el presidente del Barça, revelando que está en conversaciones directas con el máximo responsable de la UEFA en busca de una solución pactada. Evitar un castigo que sería devastador para el club. Tanto a corto plazo como a medio plazo ya que comprometería totalmente la planificación deportiva de la próxima temporada, afectando, por supuesto, al posible retorno de Messi unido al exilio por, al menos, un año a Montjuïc.

El club no abandona la Superliga

El Barça dialoga con la UEFA, pero no abandona, según Laporta, el proyecto de la Superliga europea, unido como está a Florentino Pérez, el presidente del Madrid. "Estamos en la Superliga por convencimiento propio. No depende de que el Madrid se haya personado en la causa o no", ha dicho el dirigente azulgrana. "No me ha gustado, pero no quiero hablar más del tema porque no quiero hacer demagogia".

"Los inputs que tengo de la UEFA es que esto está ‘subjudice’ y como estoy convencido de que el Barça quedará eximido porque no hay corrupción deportiva seguiremos compitiendo con normalidad"

Joan Laporta - Presidente del Barça

Trabaja Laporta la alta diplomacia, consciente del tremendo daño que representaría una sanción de la UEFA. "Los inputs que tengo de la UEFA es que esto está ‘subjudice’ y como estoy convencido de que el Barça quedará eximido porque no hay corrupción deportiva seguiremos compitiendo con normalidad", ha asegurado el presidente.

Lo necesita el club para no perder el dinero que supone jugar la Champions. Lo necesita el equipo de Xavi, a punto de conquistar la Liga, empeñado como anda en retornar al selecto grupo de grandes conjuntos europeos. Y lo necesita Laporta para edificar el nuevo proyecto deportivo con garantías de seguir estando en Europa.