Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Pergamino Clío

Breve historia del patriarcado

El patriarcado lo crearon mujeres y hombres en un proceso que duró cerca de 2.500 años

Breve historia del patriarcado.

El término Patriarcado se empezó a utilizar a partir de los años sesenta para expresar la teoría feminista y pretendía hacer alusión a la hegemonía masculina en las sociedades antiguas y modernas.

Según la historiadora austriaca Gerda Lerner (1920-2013), el patriarcado lo crearon mujeres y hombres en un proceso que duró cerca de 2.500 años. La sexualidad femenina se convirtió en una moneda de cambio antes del surgimiento de la civilización occidental. Lerner basa su convicción en que durante el desarrollo de la agricultura en el periodo neolítico se impuso el «intercambio de mujeres» con dos fines concretos, consolidar las alianzas entre tribus mediante el matrimonio y para reproducirse. De este modo, el colectivo masculino tenía ciertos derechos sobre el femenino, pero esto no se daba a la inversa. Las mujeres pasaron a convertirse en un recurso que los hombres podían adquirir y poseer.

Podemos dar fe de la visión androcéntrica de la historia si echamos la vista atrás. En la tradición Judeocristiana el pacto de Jehová lo firmaron solo hombres, Aristóteles definió a la mujer como un “hombre imperfecto”, Platón selló la función doméstica como parte fundamental de la naturaleza femenina, los presocráticos consideraban el cuerpo de la mujer como incompleto, cuya única función era la procreación y siglos después, el Psicoanálisis llegó para reproducir marcas ideológicas de estos antiguos filósofos, tachando a la mujer de histérica cada vez que tenía algún malestar psicológico.

Vendidas y prostituidas desde Mesopotamia

Hacia el segundo milenio a.C. (2000 a. C. / 1001 a. C), en las sociedades mesopotámicas, las mujeres jóvenes sin recursos eran vendidas y prostituidas para aumentar las posibilidades económicas de su familia. Para más señas, si un padre o marido no podía cumplir con el pago de una deuda, este podía darle sus hijos y esposa al acreedor como pago por sus deudas.

Fue en el código Hammurabi (1750 a. C) en donde se establecieron unas normas para mejorar las condiciones de vida de estos esclavos por deudas, dictando un máximo de tres años de esclavitud, ya que hasta entonces había sido de por vida.

Por todo lo anterior, muchos historiadores y antropólogos concluyen que el tráfico de mujeres y niños supuso uno de los primeros ejemplos de propiedad privada de la sociedad. ¿Por qué incluir esta práctica dentro del patriarcado? Esto se explica porque el primer papel social para unos y para otras fue muy diferente. Las mujeres eran la mercancía y los hombres los que decidían cómo intercambiarla.

Otro papel que definió la diferenciación según el género fue el de «esposa suplente» que se creó para las mujeres pertenecientes a la élite. Las esposas de hombres importantes contaban con ciertos privilegios, siempre y cuando cumplieran con su función. Debían satisfacer al hombre y darle descendencia. De no ser así, la esposa era rápidamente sustituida y perdía todos sus privilegios.

Explotadas sexualmente

La explotación sexual de las mujeres de clase inferior en la antigüedad se extendió durante el feudalismo a las familias burguesas de los siglos XIX y XX en Europa y en las relaciones de mujeres de los países colonizados y sus colonizadores.

El patriarcado no siempre ha sido homogéneo en todas las partes del globo. En oriente estaba incluida la poligamia y la reclusión de mujeres en harenes, mientras que en la antigüedad clásica el patriarcado se manifestaba mediante la monogamia, pero con un doble estándar sexual que actuaba en detrimento de la mujer.

Si se observa en conjunto, a lo largo de la historia el patriarcado surge de la mezcla de tres factores que ejercen influencia sobre la mujer para que ésta no pueda acceder a un estatus igualitario: la privación de la enseñanza (si la mujer no conoces su historia no puede cambiarla); el encasillamiento de la mujer para dividirlas entre ellas (mujer respetable frente a mujer desviada), y la privación al acceso económico familiar o a la toma de decisiones en el mismo ámbito.

Compartir el artículo

stats