Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La electricidad supera otra vez todas las cotas y los obispos piden remedios

El megavatio hora alcanzará los 152,32 euros, mientras el Gobierno busca medidas paliativas

La electricidad supera otra vez todas las cotas y los obispos piden  remedios

La electricidad supera otra vez todas las cotas y los obispos piden remedios

El precio de la electricidad alcanzará hoy nuevas cotas desconocidas. El precio medio del megavatio en el mercado al por mayor (entre empresas de generación y comercializadoras) se sitúa en los 152,32 euros, un nivel nunca visto y que supone una remontada del 7,48% (10,61 euros más) respecto al precio récord de ayer y más del triple que hace un año.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, confirmó que el Gobierno llevará al Consejo de Ministros del martes un «plan de choque» para paliar los efectos sobre la factura que pagan los consumidores, fundamentalmente el 39,7% de ellos, que son los adscritos a la tarifa regulada (la llamada PVPC), que es la que está directamente expuesta en un tercio de su importe al mercado mayorista.

La desbocada pulsión alcista de la electricidad en Europa sigue generando inquietud, sobre todo en España, que es el país en el que, desde la reforma del ministro José Manuel Soria en 2013, más expuestos están a la volatilidad del mercado primario los abonados a la tarifa regulada.

Hasta la Iglesia ha entrado en el debate. El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, dijo ayer que el encarecimiento energético es «uno de los dolores que tiene la sociedad hoy» y pidió «resolverlo» porque quienes «más lo padecen» son «las familias más pobres». El cardenal dijo que él mismo ha optado por lavarse los calcetines a mano en vez de hacerlo en la lavadora. La vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, matizó que la subida del precio en el mercado mayorista «no se traduce automáticamente en un alza similar en el precio de la factura de la luz», y que además dos tercios de los ciudadanos tienen tarifas planas que amortiguan el incremento.

El presidente de la Conferencia Episcopal confiesa que ahora lava los calcetines a mano

decoration

Y es que la escalada y la alarma social que ha provocado la escalada de un bien tan básico no solo han provocado una auténtica batalla política sino que han llevado al Gobierno a preparar un paquete de medidas para mitigar el impacto de estas subidas, anunciadas y comprometidas por el presidente Pedro Sánchez. El Gobierno tiene sobre la mesa otra rebaja inmediata de los impuestos que gravan el consumo eléctrico. Después de haber rebajado el IVA del 21% al 10% hasta final de año (el IGIC está gravado al 0%) y tras extender hasta diciembre la suspensión del impuesto del 7% sobre la generación eléctrica, el Gobierno tiene ahora sobre la mesa reducir al máximo permitido por las directivas europeas el tipo actual del 5,11% que grava el consumo eléctrico. Este es un tributo que recauda el Estado a favor de las comunidades autónomas. Los tipos de este impuesto están armonizados dentro de la Unión Europea pero existe un amplio margen para bajarlo al mínimo permitido (0,5 euros por megavatio en usos profesionales y 1 euro sin fines profesionales), según reconocen en el Ejecutivo.

La previsión de ausencia de viento para generar suficiente energía eólica (más barata) y la agudización de los demás factores encarecedores explican el nuevo impulso alcista para hoy. El precio oscilará entre los 146,29 euros (entre las 5 y las 6 de la mañana) y los inauditos 159,31 euros (entre las 21 y 23 horas).

El Reino Unido sigue liderando el coste en Europa, con un precio medio para hoy de 260 euros. España encabezará en esta jornada el ranking de la UE, seguida por Italia, aunque el lunes cayó al duodécimo puesto en el continente: la energía en el pool mayorista español llegó a ser más barato que en Alemania, Italia, Reino Unido, Holanda, Bélgica, Austria y otros cinco países, lo que evidencia la fuerte volatilidad existente.

El gas natural, principal causante del desvarío eléctrico, se ha multiplicado por 6,2 desde hace un año. Hoy cotiza en el Midgas a 59,32 euros el megavatio. Cada euro que sube el gas encarece en dos euros la electricidad.

Compartir el artículo

stats