Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La descarbonización de las Islas reserva 118 millones a la I+D verde

La transición ecológica traerá al Archipiélago 466,7 millones de euros de fondos Next Generation

Un hombre exhala humo en el pico de las Nieves, con el Teide al fondo. BORJA SUAREZ

La estrategia para la descarbonización de Canarias vuelve a estar de moda tras incluirla el presidente Pedro Sánchez en el discurso que ofreció en la jornada de arranque del Debate sobre el Estado de la Nación. En uno de sus capítulos, esta medida aborda la investigación y desarrollo (I+D) de nuevas fuentes energéticas ecológicas. A ese fin se destinarán 46,67 millones de euros de dinero público proveniente de los fondos Next Generation que Bruselas dispuso para la recuperación de las economías más dañadas tras el paso de la pandemia.

Este mecanismo aprobado por la Comisión Europea condiciona la aprobación y financiación de los proyectos que se presenten a, entre otras cuestiones, la aportación que realizan a la transición ecológica necesaria para luchar contra el cambio climático. En suma, una oportunidad perfecta para acelerar la descarbonización de las Islas. En ella la iniciativa privada está llamada a participar. De hecho, los cálculos iniciales señalan que los 46,67 millones de euros públicos, se incrementarán hasta los 118 millones cuando las empresas sumen sus inversiones.

En este capítulo se incluyen la obtención de hidrógeno a partir de fuentes renovables, el aprovechamiento del calor del subsuelo (geotermia), la aplicación de las energías marinas para conseguir nuevos vectores energéticos –el amoniaco, por ejemplo– o la instalación de placas fotovoltaicas sin consumir suelo. Ya son varios los proyectos que existen en Canarias, listos para desarrollar la fase de prototipado.

Sánchez cuantificó en el Congreso de los Diputados en 362,6 millones de euros los fondos destinados a la transición energética, la mejora de la competitividad turística, la biodiversidad marina y la preservación del litoral y de los recursos hídricos de las Islas; 197 millones para Baleares.

La Administración tiene como reto alcanzar el autoabastecimiento de sus instalaciones

decoration

La oposición criticó esta exposición del presidente. Tanto Coalición Canaria (CC), como el Partido Popular (PP) y también la diputada canaria del grupo Mixto, Meri Pita (ex Podemos), señalaron que este plan de ayuda a la transformación energética en los dos archipiélagos españoles se aprobó hace semanas en el Consejo de Ministros, por lo que no cabe tratarlo como una medida novedosa con encaje en la estrategia ideada por el Ejecutivo central para contener la escalada de precios; energéticos en este caso, reduciendo la dependencia actual de los hidrocarburos que tiene España.

En febrero, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, presentó la Estrategia de Energía Sostenible para Canarias, dotada con 466,67 millones de euros de los Next Generation. El cálculo inicial sitúa en 819,15 millones de euros la inversión total cuando se sume a los fondos públicos la financiación privada. Además, con la apretada agenda para el aprovechamiento del dinero europeo presionando intensamente. Todo deberá estar en marcha en el año 2026 como tarde.

¿Demasiado deprisa? Puede parecerlo, pero no lo es tanto si se tiene en cuenta que el propio Gobierno de Canarias se ha marcado el reto de conseguir que solo cuatro años después –en 2030– las renovables sean las principales abastecedoras de energía. Los exigentes plazos se tienen además como de necesario cumplimiento, porque conseguir subir a ese carro entronca con otras dos máximas del actual y anteriores gobiernos canarios: cambiar el modelo productivo y elevar la calidad del empleo en el Archipiélago.

El documento contempla, además de la I+D verde, otras seis líneas por las que debe discurrir el paso de las Islas hacia un modelo sostenible. Empezando por la soberanía de la propia Administración. Un modo de entender el abastecimiento que deberá extender a todos los ámbitos mediante el fomento del autoconsumo, individual o compartido, y de las comunidades energéticas, uniones de empresas que tienen como objetivo último el autoabastecimiento con la consiguiente reducción de la factura energética, que en casos ocupa hasta un tercio de la estructura de costes.

Las comunidades energéticas y el autoconsumo alimentarán la sostenibilidad

decoration

Esta modalidad de generación y consumo mancomunado mantiene un pie en la anterior meta definida en la estrategia y la otra, en la descarbonización de la industria. Estas empresas, por lo general intensivas en el consumo de energía, serían unas de las grandes beneficiadas de lograr alcanzar el total autoabastecimiento.

Por supuesto, continúa ocupando un espacio importante la atención a las tecnologías renovables más clásicas. La eólica marina está llegando y está llamada a ser la solución al consumo de suelo que es inherente a su hermana en tierra. No obstante, habrá aún adjudicaciones de potencia eólica terrestre y, sobre todo, repotenciaciones de instalaciones que llevan funcionando ya algunos años.

Otra estrella del plan es el vehículo eléctrico y la movilidad sostenible en general. Los retos a este respecto se multiplican, comenzando por la ausencia de estaciones de recarga; otro de los problemas que pueden ayudar a solventar las comunidades energéticas. El último pilar sobre el que se asienta la estrategia es promover su conocimiento entre la ciudadanía y los actores del sector energético susceptibles de participar en las convocatorias de cofinanciación que se pongan en marcha.

Estrategia sostenible

Autoconsumo

Incidir en la soberanía energética de la Administración y promover el autoconsumo en toda la sociedad tiene una inversión prevista de casi 167 millones.

Comunidades energéticas

El autoconsumo también puede darse de manera colectica, por ejemplo en comunidades de vecinos o energéticas, en las que son las empresas las que comparten generación y consumo.

I+D

La investigación y desarrollo en el ámbito renovable toca aspectos como la generación de nuevos vectores energéticos como la combinación de hidrógeno y biogás o la conversión de residuos en fuentes de energía.

Compartir el artículo

stats