50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El aguacate canario conquista el mercado en la feria Fruit Attraction

El plátano de las Islas planta cara a la banana con su calidad y sus valores medioambientales

Estand de Gran Canaria en la feria Fruit Attraction. LA PROVINCIA / DLP

La pasión por el aguacate canario se ha desatado en la feria internacional Fruit Attraction, que se clausura mañana en el recinto de Ifema de Madrid. Su calidad y sus propiedades han conquistado a los compradores nacionales e internacionales, que han mostrado especial interés por esta fruta subtropical que se ha colado en miles de recetas. La demanda del aguacate se ha disparado tanto que su precio ha alcanzado cotas inimaginables hace unos años. En Mercalaspalmas y Mercatenerife, el kilo ronda los diez euros, pero en los lineales de los supermercados llega a los 12 euros. El incremento del consumo de aguacate ha empujado a algunos productores canarios a replantear sus cultivos. La Cooperativa Agrícola del Norte de Gran Canaria, Lairaga, que lleva cien años dedicándose al plátano, el 2003 reorientó sus plantaciones y comenzó a producir frutas tropicales como el aguacate, el mango o la papaya. La cooperativa, que participó en la feria dentro del estand Gran Canaria la isla de tu fruta, organizado por el Cabildo insular, aglutina a 15 agricultores de aguacate, que cosechan cada año unos 250.000 kilos en las 12 hectáreas de terreno que explotan en la isla.

«Fueron nuestros propios compradores de plátano los que nos animaron a cultivar otras frutas subtropicales, porque las condiciones de Canarias son las propicias para ofrecer un cosecha de calidad excelente, por las características de la tierra y las horas de sol», recuerda Ricardo Díaz, presidente de Agrícola de Norte. El aguacate canario «es bastante querido» en el mercado peninsular por su sabor, pero compite directamente con la fruta procedente de Sudamérica. Díaz explica que el elevado precio del aguacate no solo se debe a la alta demanda a nivel internacional, sino que también influye la baja producción de las últimas temporadas. «Es una fruta añera y los árboles dan más kilos unos años que otros. Desde hace tres años la producción se ha visto reducida», detalla Díaz.

Lucha contra la banana

El marco de la Fruit Attraction sirvió a la cooperativa para mantener unas 40 reuniones con los receptores de sus cultivos, así como con transportistas y empresas cartoneras. «Con unos hemos contactado por primera vez y con otros hemos ampliado contratos», afirma Díaz, quien hace hincapié en que su objetivo principal es abaratar costes, para colocar su fruta en la Península y en el extranjero al precio más competitivo posible. Cerca de 360 empresas hortofrutícolas de Gran Canaria participaron en este evento aglutinadas en la Cooperativa Agrícola del Norte), la federación de exportadores Fedex y la empresa Conagrican.

La fruta estrella del Archipiélago, el plátano canario, también contó con representación en la feria. Los plataneros isleños aprovecharon el evento para recordar a sus compradores las singularidades del producto que se cultiva en las Islas. «Hemos retomado el contacto con clientes habituales con los que hacía dos años que no nos reuníamos», afirma Sergio Cáceres, gerente de la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias (Asprocan), quien señala que estos encuentros han servido para conocer la valoración que hacen los clientes del producto y trasladarles los problemas que se han generado a raíz de la erupción de La Palma.

Los agricultores buscan reducir sus costes para vender la fruta a un precio más competitivo

decoration

La escasa producción de plátano en las Islas ha abierto una puerta a la banana. «Los países exportadores, como Ecuador o Costa Rica, saben que estamos viviendo un momento complicado y están ofreciendo su producto a un precio muy agresivo», revela Cáceres. Los competidores intentan aprovechar la debilidad del plátano canario, pero «no pueden competir con él por su la calidad y su responsabilidad medioambiental y social».

La campaña de la banana para entrar en el mercado español es tan voraz que, en la Península, el kilo ronda los 1,05 euros y se está vendiendo a pérdidas, mientras que el kilo de plátano canario se compra por unos 2,90 euros. Aún así, afirma el gerente de Asprocan, «la gente sigue prefiriendo nuestro producto y lo sigue incluyendo en su cesta, aunque lo tenga que alternar con la banana en algunas compras». Esto sí, desde la asociación recalcan que tendrán que redoblar esfuerzos para seguir exponiendo al consumidor los motivos por los que el plátano canario es diferente.

El precio final del producto se ha visto afectado por la corta producción, afectada por la crisis volcánica, que se suma al impacto de la inflación en el coste de producción. Cáceres señala que el sector platanero ha visto como el coste de producción se ha incrementado en, aproximadamente el 20%.

100 hectáreas para jóvenes

La Cooperativa Agrícola del Norte de Gran Canaria impulsa un proyecto para recuperar 100 hectáreas de cultivo en desuso para jóvenes agricultores. El terreno, ubicado principalmente en el municipio de La Aldea de San Nicolás, se destinará a la producción de frutas subtropicales como el aguacate, la papaya y el mango. «Nuestras tierras están vacías, nuestros jóvenes están en paro y la isla reúne las condiciones», señala el presidente de la cooperativa, Ricardo Díaz, quien detalla que están a la espera de recibir las ayudas necesarias para poner en marcha la iniciativa, ya que este tipo de cultivo es de proceso largo y se tardan unos cinco años en recoger los frutos. Agrícolas del Norte, apunta Díaz, ofrecerá asesoramiento a los jóvenes productores, quienes contarán con el respaldo de los cien años de experiencia de la cooperativa, que trabaja con una red de comercialización local, nacional e internacional. El proyecto estima que de las 100 hectáreas, 75 se destinen al cultivo de papaya, 15 al mango y 10 al aguacate, aunque la distribución puede variar en función de la demanda de los productos, así como de las características del terreno y del agua de riego. | I. D.

Compartir el artículo

stats