Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antonio Morales sostiene que la Isla está «a la vanguardia» en la gestión de residuos

El presidente defiende su actuación frente a los incumplimientos apuntados por la Audiencia de Cuentas | La oposición alerta sobre el aumento de los costes

Antonio Morales y Conchi Monzón, al fondo, y Miguel Ángel Pérez del Pino (sentado) y Carmelo Ramírez, ayer. | | DAVID DELFOUR

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, sostuvo ayer que la isla está «a la vanguardia» del Archipiélago en la gestión de los residuos a pesar del incumplimiento de la mitad de los objetivos de la Unión Europea que detectó la Audiencia de Cuentas de Canarias en su último informe de fiscalización, analizado ayer por el Pleno de la corporación insular del mes de julio.

En uno de los pocos asuntos en los que hubo debate entre el gobierno y los grupos de oposición, Morales y la consejera de Medio Ambiente, Inés Jiménez, defendieron la actuación del Cabildo frente a las conclusiones de la Audiencia de Cuentas y también alegaron que el mayor coste en el tratamiento de la basura respecto a las demás islas, de hasta 10 euros por tonelada en relación con Tenerife, se debe precisamente a que se dispone de mejor tecnología para reciclar los residuos.

Aunque el Pleno solo tomó conocimiento de ese informe de fiscalización, sin votación, los portavoces del PP, Marco Aurelio Pérez, y de Ciudadanos, Ruymán Santana, pidieron intervenir para alertar sobre algunas de las conclusiones de la Audiencia de Cuentas, que suponen una severa crítica al Gobierno de Canarias y a la totalidad de los cabildos.

El consejero popular recordó el mensaje clave de ese informe, que señala que «la principal conclusión a la que se llega como resultado de esta fiscalización es que los cabildos insulares no han gestionado adecuadamente los residuos de su competencia, debido principalmente a que el Gobierno de Canarias no ha ejercido debidamente, en los últimos 15 años, las competencias de regulación y planificación que la normativa le confiere en esta materia».

Pérez dijo que el Gobierno y los cabildos «tienen que ponerse las pilas» ante el retraso en los objetivos de la UE y también mostró su preocupación por uno de los datos del informe, el que indica que el coste por tonelada en Gran Canaria es de 65,85 euros y el de Tenerife de 54,92 euros. A su juicio, los gastos «se están disparando» y al final repercuten en los ciudadanos, aunque el gobierno insular «lo esté haciendo igual de bien o de mal que los demás cabildos».

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos lamentó que Morales presuma de estar a la vanguardia cada vez que la oposición critica los problemas en el tratamiento de los residuos y leyó algunas de las conclusiones de la Audiencia de Cuentas, entre ellas las que resaltan que «se ha comprobado la existencia de un escaso control por parte de los cabildos sobre la información relativa a las entradas y salidas en los complejos ambientales y puntos limpios», que no cuentan con programas de prevención de residuos, a excepción de La Palma, o que no disponen de planes insulares de gestión en vigor, salvo Tenerife y La Palma. «Todas las islas están, por eso deben hacer caso a esas recomendaciones», apuntó Santana.

Vanguardia

En su respuesta, Morales se ratificó en la afirmación de que Gran Canaria «sigue a la vanguardia» de las Islas en la gestión de residuos y también recordó que la segunda conclusión del informe especifica que «los cabildos no disponen de estrategias y/o políticas de prevención y de gestión de residuos, a excepción de Gran Canaria».

«Los mejores datos son los de Gran Canaria; es cierto que quedan cosas por hacer y que La Palma nos aventaja en algunos indicadores, pero que seguimos estando en la vanguardia en el tratamiento y en el reciclaje no es ni siquiera discutible».

Inés Jiménez intervino para explicar que los datos del informe son de los años 2018 y 2019, aunque el informe tiene fecha del pasado mes de junio, y aseguró que en los dos últimos años «se ha mejorado mucho en las infraestructuras» y en los ratios de reciclaje, el 33% frente al 12% de la media regional.

La consejera de Medio Ambiente insistió en que Gran Canaria tiene las mejores instalaciones del Archipiélago, con los dos únicos ecoparques, dos centros de transferencias y ocho puntos limpios. «Estamos en el camino», concluyó Jiménez tras replicar que el PP también tiene responsabilidades porque en los últimos 15 años formó parte del Gobierno canario.

Compartir el artículo

stats