Valleseco está de rechupete

La décima edición de las jornadas gastronómicas del municipio provocó que se combinasen los platos tradicionales con la sidra, la manzana y sus derivados

Un grupo de amigos disfruta de las jornadas gastronómicas

Un grupo de amigos disfruta de las jornadas gastronómicas / J.G.P.

«Está todo delicioso y echaré de menos estos manjares. Me voy con una grata impresión de estas ideas tan originales». Pedro Cabrera jamás olvidará la décima edición de las jornadas gastronómicas de la manzana y la sidra de Valleseco. Y es que, después de nueve largos días, este domingo ha sido la última fecha para probar la combinación de los platos habituales con el añadido de la manzana y sus derivados.

El pasado dos de diciembre arrancó esta propuesta con el objetivo de impulsar y promover el producto local, con especial énfasis sobre la manzana y la sidra. De los trece comercios de restauración de la zona, los siguientes diez han querido ser partícipes en estas jornadas. Por un lado, están aquellos que se encontraban en la zona comercial abierta de Valleseco: Gastrobar Sidrería Niebla, el Gastrobar La Quedada, el Bar Cafetería Mi Cielo, el Bar Cafetería La Herradura y el Piscolabis El Pollo Domínguez. A lo largo del municipio, los siguientes locales acogieron las jornadas gastronómicas: Los Arcos de La Laguna, El Rinconcito Canario, Balcón de Zamora, Los Rubios y Hermanos Santana.

Esta propuesta ha sido impulsada por el Ayuntamiento de Valleseco, que pretende fomentar, de esta manera, los comercios locales. En este sentido, el segundo teniente de alcalde, José Luis Rodríguez, ha reconocido que estas fechas han supuesto una «auténtica exposición de las cualidades gastronómicas que posee el producto local. También sirve como un recordatorio de que Valleseco tiene una gran restauración».

Resumen de la décima edición

Los locales de restauración del municipio están muy contentos y agradecidos con esta nueva edición de las jornadas gastronómicas. Además de su clientela habitual, los establecimientos han recibido a un mayor número de comensales. El jefe de cocina del restaurante Los Arcos de la Laguna, Francisco Javier Rodríguez, ha asegurado que «han sido unas jornadas geniales porque el tiempo ha acompañado y eso significa que más gente ha venido a probar platos nuevos y originales». A pesar de que la carta incluyera novedades y nuevas preparaciones, Rodríguez ha dicho que lo tenía todo «bajo control» debido a su gran experiencia como cocinero.

Para el comercio Piscolabis El Pollo Domínguez, llevado por Octavio Domínguez, esta es una edición muy especial, puesto que es la primera vez que participan. Después de nueve días de duro trabajo, Octavio confiesa que «ha ido todo muy bien», a pesar de que no hubiese un aumento de la clientela con respecto a una jornada corriente y normal. En sus palabras, la gente ha reconocido que los platos estrellas fueron el cachopo de ternera relleno de manzana caramelizada, queso ahumado, jamón serrano y salsa de sidra; en primer lugar, y la hamburguesa de carne fresca del país, rúcula, chutney de manzana, crujiente de jamón serrano, rulo de cabra y mayonesa de sidra.

El propietario del Rinconcito Canario, José Manuel Macías, afirma que esta tradición es «fantástica» porque «cada año va mejor y se involucra más gente». Según Macías, este 2022 está siendo diferente al resto porque hay una mayor implicación de la gente. Uno de los trucos para tener su plato en perfectas condiciones es el de adaptar la cocina a la clientela habitual, con el añadido obligatorio de la manzana. El plato estrella de este local durante las jornadas ha sido el confit de pato en salsa de sidra de Valleseco. Según su creador, la preparación es muy simple: hornear durante tres horas el pato confitado para que quede tierno por dentro y se forme una corteza crujiente por fuera. Posteriormente, se le añade la salsa de sidra, también preparada por ellos.

Imagen del popular cachopo de ternera relleno de manzana caramelizada, queso ahumado, jamón serrano y salsa de sidra

Imagen del popular cachopo de ternera relleno de manzana caramelizada, queso ahumado, jamón serrano y salsa de sidra

En general, entre la clientela ha habido un consenso entre las preparaciones favoritas. Los tres platos más populares han sido el cachopo relleno de manzana caramelizada, la hamburguesa de carne fresca del país que incluye chutney de manzana y mayonesa de sidra, y el solomillo de cerdo ibérico con salsa de manzana, mostaza y miel.

Vecinos, familiares, personas de otros municipios y turistas han disfrutado de nueve días de exquisito paladar y de unas recetas originales a partir de la sidra, la manzana y sus derivados, como productos del 'Kilómetro 0' de Valleseco. Ahora, habrá que esperar un año entero para disfrutar de estas particulares preparaciones en los locales de restauración del municipio.