San Bartolomé de Tirajana

Un alcalde entre nóminas y un pregón

Marco Aurelio Pérez arranca su mandato con la firma de la retribución de los trabajadores y analizando la Hacienda pública, los recursos humanos y Contratación

Marco Aurelio Pérez retorna al Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana

LP/DLP

En sus primeros días de vuelta al Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, el alcalde Marco Aurelio Pérez presidió una reunión de concejales, ha firmado decretos de distribución de concejalías, ha asistido a un acto de entrega de las banderas azules y hasta se acercó a disfrutar del pregón de las fiestas de San Juan en el barrio de Juan Grande. «Me gusta ser servidor público, trabajar, a otra cosa no vengo al Ayuntamiento».

Llegó a las oficinas municipales a las 07.55 pero hasta las 08.30 horas no pudo acceder al que será su despacho porque no tenía la llave y tuvo que esperar 35 minutos hasta que el trabajador municipal encargado de la misma se la facilitó. Así que, mientras, se marchó a recorrer los distintos departamentos para saludar a todo el personal y conocer a los becarios y a los trabajadores que se han incorporado desde las bolsas de empleo. Marco Aurelio Pérez ha regresado a la alcaldía del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana y este lunes, en su primer día en el Consistorio, echó mano de un ordenador portátil, un bolígrafo y cinco folios para empezar a trabajar. «Tampoco es tan poco», bromeó el regidor.

Pero su trabajo comenzó realmente el domingo, de forma telemática desde su domicilio, cuando actualizó su firma digital para rubricar, por un lado, el decreto del reparto de concejalías entre los 14 ediles y, por otro, las nóminas de los trabajadores municipales pues el anterior grupo las dejó preparadas pero no firmadas. «Había que firmar las nóminas sí o sí para no incumplir desde el primer día con las condiciones de trabajo que tienen los trabajadores municipales, que en un mes como junio en que tienen paga extra tienen que tener sus sueldos ingresados el día 20», señaló Marco Aurelio Pérez.

Cuando por fin logró la llave, lo primero que hizo fue redistribuir las mesas de su despacho, un espacio todavía vacío que por ahora cuenta solo con unos pocos muebles y obras de Pepe Dámaso y Manolo Millares. Minutos después convocó la primera reunión de todo su equipo de gobierno, un pacto conformado por siete concejales de Partido Popular-Agrupación de Vecinos (PP-AV) y siete de Coalición Canaria (CC), un encuentro que sirvió para acordar la celebración del próximo Pleno para la elección de los componentes de las mesas electorales. Pero que además aprovecharán, avanzó el regidor, para incorporar la constitución de los grupos municipales, la conformación de las comisiones informativas y los representantes de las mismas y planificar algunas ruedas de prensa para esta semana, como la de presentación de la Universidad de Verano de Maspalomas. «Cambia el gobierno pero el mundo no se para».

En esa primera reunión de los socios del pacto, ambas formaciones se han marcado como objetivo para esta primera semana analizar en qué situación se encuentran los recursos humanos municipales para redistribuir personal a las áreas con más necesidad; hacer un diagnóstico de cómo está la Hacienda municipal para determinar cuánto dinero queda por ejecutar en el presupuesto y qué modificaciones presupuestarias serán necesarias para empezar a ejecutar sus objetivos políticos; y ver cómo se encuentra el departamento de Contratación. Y todo ello ponerlo en común en una nueva reunión a final de semana.

Marco Aurelio Pérez y todo su equipo saludan a los trabajadores del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana.

Marco Aurelio Pérez y todo su equipo saludan a los trabajadores del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana. / Juan Castro

Y de cara a la galería, el alcalde ya ha dado orden a los concejales de Alumbrado, Limpieza y Parques y Jardines para que se reúnan con los responsables de las contratas de esos servicios y les den «un toque de atención». «Cuando por la mañana llegué al Ayuntamiento, la papelera de enfrente estaba rebosada de basura y eso hay que corregirlo para que los vecinos vean un municipio limpio», señaló.

Junto al equipo de gobierno, Marco Aurelio Pérez realizó una segunda ronda de saludos al personal municipal, que le trasladó la necesidad de incorporar más trabajadores y de adquirir material de oficina como impresoras. Al terminar, tanto él como el primer teniente de alcalde, Alejandro Marichal, y otros ediles, se desplazaron a Arucas para recoger las banderas azules que certifican la calidad de las playas. Y después de la primera toma de contacto con la realidad municipal, ya por la tarde el nuevo alcalde participó en el pregón de las fiestas de San Juan en Juan Grande.

Por delante ya tiene una semana cargada de reuniones. Y lo hace con el impulso que le ha dado su pueblo, Tunte, con una enorme ovación el pasado sábado cuando tomó posesión del cargo. «A mi me gusta mucho ser un servidor público, ser alcalde, lo hago con cariño y ganas de trabajar; a otra cosa no vengo al Ayuntamiento», concluyó.

Sobre el Siam Park

Marco Aurelio Pérez y Alejandro Marichal, alcalde y primer teniente de alcalde de San Bartolomé de Tirajana, explicaron este lunes que todavía no han tenido tiempo de estudiar la reclamación presentada el miércoles por la familia Kiessling, promotora del Siam Park, en la que reclama al Ayuntamiento 122,3 millones de euros en concepto de responsabilidad patrimonial por los daños que le ha provocado el retraso en la concesión de la licencia para levantar el parque acuático. Ambos han pedido tiempo para analizar el expediente y esperar a que se pronuncien los técnicos municipales. | R. T. G.