Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primeras uvas de una vendimia tardía

La cosecha, con una producción cinco veces inferior a la de 2015, preocupa a viticultores y bodegueros

Jorge Rodríguez y Alex Marcelino muestran algunos de los racimos que ha recepcionado Bodegas El Grifo.

Jorge Rodríguez y Alex Marcelino muestran algunos de los racimos que ha recepcionado Bodegas El Grifo.

"¡Ya no piso más la finca! Estas cajas de uvas son las primeras y últimas que traigo". El desánimo se apodera de viticultores como José Núñez por la escasez en la vendimia de este año cuyas previsiones apuntan a que la producción apenas alcanzará la quinta parte, unos 700.000 kilos, de la cosecha del pasado año, en la que se recogieron 3,7 millones de kilos.

La cantidad de fruto que se espera obtener este verano del principal subsector agrícola de la Isla, se asemeja al balance de hace cinco años. En 2011 entraron en las bodegas adscritas al Consejo Regulador de la Denominación de Origen Vinos de Lanzarote 716.043 kilos, según los datos del propio consejo. La brotación y crecimiento tardío de la parra por la climatología, con inusuales temperaturas cálidas en el invierno y el fresco de los meses posteriores, ha mermado los racimos, a lo que se suma el ataque de enfermedades como el oidio.

En las plantaciones de José, situadas en pleno corazón de La Geria, el panorama es desolador. De los 5.000, 7.000 u 8.000 kilos de uva de campañas anteriores, hasta el pasado viernes había recolectado 263 kilos de la variedad de listán blanco, indicó el cosechero tras llevar la carga hasta Bodegas El Grifo para su venta. "Las parras de malvasía ni echaron y este año no tendré ni para gasolina", manifestó José. Ha decidido mantener sus viñedos porque fueron herencia de su padre, pero lamenta que "esta vendimia, de las más cortas que conozco, sea una pena".

Jorge Rodríguez, ingeniero agrícola de campo que trabaja en Bodegas El Grifo, corroboró lo apuntado por su cliente, a excepción de la recolección más corta, ya que entiende que la misma se alargará debido a las distintas brotaciones de las vides. Añadió que del poco más de millón de kilos que adquirió El Grifo en el pasado ejercicio, este año calculan que tendrán "entre 180.000 y 200.000 kilos". Jorge señaló además que "en general la calidad no es tan buena como otros años, pero estamos seleccionando las mejores uvas".

Muchas bodegas recurrirán al excedente de 2015 para poder abastecer de vino el mercado y atender sus compromisos con sus distribuidores y clientes directos. También experimentan con nuevas técnicas, como la que se vale de las lías, para alargar la malvasía. "Es el caso del Ariana Blanco de Guarda que hemos sacado este año con la malvasía de 2014", explicó Jorge.

El Grifo comenzó a vendimiar el pasado lunes, dos días después del arranque oficial de la campaña de este año que inició Los Bermejos y continuaron Reymar y La Geria.

"Estamos muy preocupados por la situación", destacó ayer el presidente del consejo, que aglutina a 13 bodegas y 1.780 viticultores, Rafael Morales. Precisó que "aún se ve poca actividad de uva" y estimó que "a partir de este lunes empezará la zafra mayor. La maduración de las parras no ha sido homogénea y, por eso, hay uva que ya está madura y otra que está más verde".

En relación a las dificultades de abastecimiento con la añada que se obtenga este año, Morales aseveró que "cada bodega tiene su estrategia de venta y decidirá qué hacer, aunque no cabe duda de que la producción no es lineal y tiene una serie de oscilaciones".

El presidente del consejo afirmó que "cuando hay una buena producción se hace una promoción fuerte para crear mercado y ahora, al haber una producción menor habrá que abastecer también dichos mercados". Entonces, continuó, "seguramente con la cosecha del año anterior se intentará equilibrar un poco la situación, aunque al ser vinos jóvenes no se podrá prolongar mucho la añada. Esperemos que el próximo año la cosecha sea mejor". En relación a cómo se pagará el kilo de uva y a raíz de los contactos con varias bodegas, el mismo oscilará "entre 1,90 y 2 euros", vaticinó Morales.

Compartir el artículo

stats