Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Feria Internacional del Mar, Fimar 2021

El sector náutico constata un ‘boom’ de ventas tras el fin del confinamiento

Dos empresas confirman un incremento del 28% y 60% en la demanda de embarcaciones

Imagen de un barco atracado en la Feria Internacional del Mar 2021. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

Empresarios del sector marino marítimo celebran el repunte de las ventas tras el fin del confinamiento, en especial, la náutica de recreo ya que entienden que muchas personas han optado por dar paseos en lanchas con sus familias ya que en el mar están al aire libre y pueden salvarse de algunas medidas sanitarias.

En este sentido, el director comercial de Motonáutica Las Palmas Eugenio Falcón, que es una empresa dedicada a la venta de embarcaciones, de motores, accesorios y mantenimientos presenta en la Feria Internacional del Mar, Fimar 2021, ha explicado a este periódico que la náutica de recreo a nivel mundial «ha sufrido un ‘boom’ porque el cliente ha entendido que salir en un barco es libertad y salir en tu núcleo familiar o de amigos es algo que no tenía precio porque de estar confinado y no poder hacer nada a salir sin problemas ha hecho que la náutica a nivel internacional subiera hasta en un 40% con respecto a años anteriores».

Falcón ha recalcado que la náutica de recreo como actividad comercial funciona. «Es increíble decir esto, pero tenemos problemas para suministrar embarcaciones y motores a estas alturas», añadió a la vez que informó que «los fabricantes no estaban preparados para la demanda mundial» que ha sufrido el sector y es que además de estar unos tres meses cerrados por la pandemia, «todo el mundo hizo previsiones a la baja» pero cuando se abrió el comercio fue todo lo contrario a lo que tenían previsto por lo que se han «visto desbordados».

Todas las marcas de motores, accesorios y embarcaciones estamos ahora mismo con listas de espera para entregar» los pedidos que les han efectuado ya que no contaban con suficiente stock. El repunte post confinamiento lo sitúa en un 28%, una «subida grande» que no estaban preparados para afrontar.

Asimismo, se encuentra agradecido porque a diferencia de otros sectores que se han visto muy afectados por la crisis sanitaria, la náutica ha salido victoriosa y esperan que el incremento en las ventas se mantenga. «La dinámica es que va a seguir igual porque se está viendo que desgraciadamente que hay confinamientos puntuales en muchos sitios del mundo y como es a nivel global la gente siguen llamándonos porque quieren embarcaciones, desean algo que les separe un poco de lo que es estar con mucha gente y la náutica es increíble para esto», ha aseverado el director comercial de Motonáutica Las Palmas.

Por su parte, el director de la empresa Motoras Náuticas Islas Canarias Santiago Carreño, también presente en Fimar, matizó que ha notado un pequeño crecimiento en el sector náutico y es que destacó que «no han sufrido al cien por cien» la crisis por coronavirus sino que probablemente se ha visto afectada en un 50 o 60%. Sin embargo, actualmente y, al igual que la empresa Motonáutica Las Palmas, se encuentran «desbordados por la demanda de embarcaciones nuevas y motores porque incluso los fabricantes no estaban preparados para este éxito en el sector».

En su empresa registran un crecimiento de un 60 al 70% después de pasar unos tres meses sin poder vender nada por el confinamiento. Esto se debe, a su juicio, a que la gente prefiere hacer actividades que permitan estar separadas de otras personas y los barcos son una opción para ello. «La náutica ha crecido demasiado», reiteró al tiempo que comentó que han sufrido algunas crisis en los 30 años que tiene el negocio pero esta se ha notado tan sólo «un poco». «Siempre hemos estado ahí, exceptuando el confinamiento, hemos trabajado bien el resto del año prestando servicios de mantenimiento además de las ventas», insistió el trabajador.

A su vez puso de manifiesto que si tuviesen mayor atraque en las Islas Canarias para la náutica de recreo, hubiesen tenido un incremento en las ventas aún mayor. «El mayor problema que tenemos son los puntos de atraque que no tenemos y eso nos frena las ventas porque el cliente va a otro tipo de actividades», aseguró. Señaló igualmente que de Europa a América «hay una autopista de mar que tiene en el medio a las Islas y en ellas los vehículos fluviales quieren repostar pero la mayoría de las veces quieren disfrutar de un punto de atraque y no lo tienen», resaltó Carreño al tiempo que pide a las autoridades que se haga algo al respecto.

Esto, según el director de Motoras Náuticas Islas Canarias, genera «impotencia» por no poder ofrecer servicio a esos clientes que pasan por el Archipiélago cuando hacen el recorrido entre el continente americano y el europeo. «Necesitamos urgentemente puntos de atraque, es muy importante tenerlos», concluyó Carreño.

Compartir el artículo

stats