Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jamón ibérico y pasteles de nata para rejuvenecer el mercado de Vegueta

Jóvenes emprendedores abren dos nuevos puestos en la plaza de abastos más antigua de la capital

Jamón ibérico y pasteles de nata para rejuvenecer el mercado de Vegueta

Jamón ibérico y pasteles de nata para rejuvenecer el mercado de Vegueta LP/DLP

Los hermanos Geohandry y Geovany Almanza y Haridian Diez-Tino abren dos nuevos negocios en el mercado de Vegueta: un puesto de jamón ibérico y otro de dulces de Portugal.

Las manecillas del reloj marcan poco más de las 12 del mediodía y Geohandry Almanza corta jamón sin tino. Lo hace con la maestría de un cortador profesional, a la vista del público. Tras pasar varios años en Salamanca aprendiendo el oficio, hace dos mes cumplió un sueño en compañía de su hermano, Geovany Almanza, abrir un puesto de productos ibéricos en Gran Canaria, concretamente en el Mercado de Vegueta. Y lo cierto es que el negocio de esta pareja de hermanos galdenses no es el único que se ha asentado en los últimos meses en la antigua plaza de abastos de la capital, Haridian Diez-Tino Tabares lleva apenas cuatro semanas al frente de una pastelería de dulces de Portugal.

Jamón ibérico y pasteles de nata para rejuvenecer el Mercado de Vegueta. «Siempre quisimos tener un negocio aquí, en nuestra tierra, así que estamos muy contentos», explica Geohandry tras llenar un plato con decenas de lonchas de un exquisito jamón de Guijuelo -un producto con Denominación de Origen Protegida originario de la provincia de Salamanca con gran prestigio internacional-.

«Estamos muy contentos con los movimientos recientes que hemos tenido en el mercado, hemos notado que hay empresarios jóvenes interesados en montar su negocio y salir adelante», indica Santiago Bolaños, gerente del mercado de Vegueta. En lo que va de verano han abierto dos locales nuevos en la zona de ultramarinos y restauración de la plaza de abastos. Se trata de un área que lleva años a medio gas y por donde pasó en 2017 un proyecto gourmet, con el chef Ángel Palacios al frente -el cual ostenta una estrella Michelín-, que no terminó de cuajar y que tuvo que dejar las instalaciones cuatro meses después.

Esta zona del mercado vive ahora un lavado de cara. Ibéricos en Canarias, el puesto de los hermanos Almanza, abrió a principios de junio, pero el camino profesional de este par de galdenses comenzó hace cinco años, explica Geohandry, de 23 años y quien lleva de manera presencial el negocio. «Mi hermano trabajaba en la charcutería de un Hiperdino y allí fue donde empezó a cortar jamón», señala este joven. «Le gustó, vio que era un oficio donde había futuro», matiza. A Geovany, 27 años, le picó el gusanillo y decidió hacer la maleta y poner rumbo a la Península. Recaló así en Salamanca, ciudad y provincia con gran tradición en este tipo de producto.

«Mi hermano Geovany es el cortador de jamón más joven de España en superar los 25 premios»

decoration

Geovany aprendió rápido, señala su hermano. Se convirtió en uno de los mejores profesionales del sector, o al menos eso es lo que atestiguan los trofeos y reconocimientos que adornan una de las paredes del local del mercado de Vegueta. Cuchillo de oro 2018 en la ciudad extremeña de Jerez de los Caballeros, «es el cortador de jamón más joven de España en superar los 25 premios», destaca Geohandry. En total, ha logrado 38 galardones, resalta.

Las expectativas eran buenas y Geovany decidió enrolar en el oficio a su hermano pequeño, Geohandry. En tierras castellanoleonesas se formaron cortando durante horas, relata, -el joven asegura haber despiezado más de 1.200 patas de jamón al año-. «Anselmo Pérez es la persona de la que hemos aprendido todo, le estamos muy agradecidos», subraya Geohandry antes de volver a servir un café.

De hecho, su hermano primeramente abrió una tienda similar a la capital grancanaria en la propia ciudad de Salamanca y otro en la cercana Ávila. Además, «estamos distribuyendo productos ibéricos a hostelería en Canarias, bares, restaurantes, hoteles», señala el hermano menor. Lomos, salchichones, chorizos y todo tipo de productos ibéricos decoran el mostrador del puesto en el mercado de Vegueta, aunque las patas de jamón de Guijuelo son, sin duda, el producto estrella del local. También tienen quesos canarios y han comenzado a abrir los jueves, viernes y sábados por las tardes con música en directo.

Haridian Diez-Tino en su puesto de pasteles de nata en el mercado de Vegueta. LP/DLP

Haridian Diez-Tino abrió su pastelería, especializada en repostería de Portugal, a escasos pasos -o mejor dicho puestos- de los hermanos Almanza. Lo hizo a principios del pasado julio y ya ha conseguido fidelizar clientes. En su caso, se trata de una historia de reinvención. «Llevaba como dos años en paro, hasta que me contrataron, allí conocí a una persona que me ofreció la oportunidad de emprender y aquí estoy», explica la joven. Apenas pasó «poco más de un mes» por aquel comercio, aclara, hasta que logró la financiación, «con la ayuda de esta persona», para pillar uno de los locales disponibles en la zona de ultramarinos y restauración del mercado de Vegueta.

«Tuve que reformar el espacio», explica, pues el local formaba parte del extinto espacio gourmet del chef Palacios. «Acepté la idea porque es un producto diferente y por el momento está teniendo buen resultado», detalla Díez-Tino. Su negocio cuenta principalmente con una pequeña variedad de dulces portugueses de fabricación isleña, «me traen diariamente la repostería fresca», aclara.

Diez-Tino complementa el puesto con un pequeño servicio de bar cafetería, con sandwiches mixtos y croissants, aunque espera poder ofertar también bocadillos y otros productos dentro de poco. Además, detalla, «he puesto ahora helados de La Peña La Vieja, que aquí en la capital tienen mucha aceptación, más ahora que es veranito». Con todo, esta vecina de Las Palmas de Gran Canaria ha logrado ya algunos clientes fijos en busca de unos crujientes pasteles de nata o de Belén, unas tradicionales tartaletas a base de yema de huevo y hojaldre típicas de Lisboa y conocidas ya en la gastronomía internacional. De hecho, son varios los turistas que, en su visita de rigor a la plaza de abastos más antigua de la ciudad, hacen una parada en su puesto para saciar el hambre a media mañana.

«El consumidor se ha dado cuenta de la necesidad de apostar por lo nuestro», indica Santiago Bolaños

decoration

Santiago Bolaños, gerente del mercado de Vegueta, señala que «el consumidor se ha dado cuenta de la necesidad de apostar por lo nuestro». En este sentido, asegura que son jóvenes empresarios los que están interesándose por abrir nuevos negocios en la plaza de abastos del casco histórico capitalino. Los hermanos Almanza y Haridian Diez-Tino no son los únicos. Bolaños anuncia que a lo largo de este verano otro negocio abrirá sus puertas en el mercado, también relacionado con el producto local de las Islas.

«Con la pandemia han visto la importancia de comprar productos locales», reitera Bolaños. «El sector turístico nos ha dejado tocados y hemos visto que necesitamos un equilibrio, y potenciar el sector primario es una opción con potencial», matiza. «Cuando compras productos de aquí, fijas trabajos en el comercio y el sector primario y haces que el agricultor o el ganadero preserve el campo», añade. De hecho, durante la crisis sanitaria han reforzado con campañas el mercado -creando el servicio a domicilio-, explica el gerente, y ahora con la llegada de nuevos emprendedores.

Compartir el artículo

stats