Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El cierre de Blas Cabrera atasca los accesos a los hospitales y la autovía, que persisten este miércoles

Emalsa intentaba anoche terminar el arreglo y asfaltado de la calle y poder abrir hoy dos carriles al menos para las siete líneas de guaguas afectadas por el reventón

Rescatan la guagua atrapada en el socavón de Blas Cabrera Felipe

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Rescatan la guagua atrapada en el socavón de Blas Cabrera Felipe Teresa García

El cierre al tráfico de vehículos de un tramo de la calle Blas Cabrera Felipe, por el reventón de una tubería de agua de abasto, atascó este martes los accesos al complejo hospitalario Materno-Insular y la autovía marítima en los dos sentidos. La imposibilidad de entrar al aparcamiento del área sanitaria por Blas Cabrera Felipe provocó retenciones entre las siete y las 9:30 de la mañana, las horas de mayor afluencia, aunque la zona sufrió problemas de tráfico durante todo el día. La Policía Local aseguró que desde las seis de la mañana se realizó un despliegue de guardias y agentes de movilidad en todos los cruces más problemáticos del área, para agilizar las retenciones. Las mayores colas se produjeron entre las 8:30 y las 8:45 horas.

La empresa Emalsa atribuyó la avería de la conducción a su «antigüedad», de más de 50 años, y a «su mal estado», circunstancias a las que se unió un aumento de la presión del agua.

El reventón en dos puntos de la misma tubería a una distancia de 500 metros ha impedido desde el lunes el paso de siete líneas de guaguas, que han tenido que cambiar sus rutas a la Avenida Marítima, debido a la imposibilidad de atravesar Blas Cabrera Felipe en los dos sentidos, entre Villa de Zarauz y Sabino Berthelot (subida de Zárate). Muchas personas esperaban ayer por la mañana en las paradas por una guagua que nunca llegó, hasta que cayeron en la cuenta de que el servicio no funcionaba o alguien les avisó de que las líneas habían cambiado sus rutas.

25

Trabajos para arreglar el socavón en Blas Cabrera Felipe Andrés Cruz

Trabajo contrarreloj, pero sin fecha

Fuentes de la compañía Emalsa señalaron que un grupo de operarios y técnicos estaban trabajando contrarreloj para arreglar la carretera, con el objetivo de abrir este miércoles dos carriles para permitir el paso de las guaguas amarillas. «Emalsa va a proceder al picado del asfaltado y a la regulación del firme a lo largo de la noche para abrir a primera hora de la mañana para las guaguas», explicaron desde la compañía mixta. Al resto del tráfico, añadieron, se intentará abrir «lo antes posible, todo dependerá de cómo se desarrollen los trabajos», pero no hay fecha.

Las dos roturas de la tubería, una de las cuales se produjo a la altura del aparcamiento de la zona hospitalaria y la otra delante del Instituto de Medicina Legal, quedaron reparadas a las cuatro de la madrugada del martes. A esa hora se restauró el servicio de agua. Los trabajos se iniciaron sobre las nueve de la noche, después de sacar la guagua de la línea 12 que se quedó atascada en el socavón. Los operarios tuvieron que rellenar con arena el agujero de más de un metro de profundidad y colocar tablones para que la guagua pudiera salir. En la reparación de la rotura participaron un total de 16 operarios de Emalsa, dos retroexcavadoras y tres camiones.

Aparcamiento afectado

La inundación afectó también al aparcamiento de la zona sanitaria y el agua llegó hasta la primera planta. Desde el párquin aseguraron que el servicio no se interrumpió en ningún momento, aunque las últimas plantas quedaron inundadas. Las fuentes de Emalsa indicaron que la tubería averiada es una de las que se pretende renovar dentro del Plan de Infraestructuras Hidráulicas, que está previsto que se inicie el próximo año.

Metroguagua

Los vecinos de Zárate, la zona más afectada por el incidente, criticaron que no se aprovecharan las obras de la metroguagua para renovar las redes de abasto y saneamiento de la calle. Anselmo Fernández, de la asociación de vecinos de Zárate, criticó los trastornos de tráfico que está causando el corte de la carretera al vecindario. «Esta tubería nunca se ha renovado. Y los tramos que se han cambiado, a la altura de la gasolinera, se han roto antes que las viejas», se quejó Fernández.

Por su parte, la portavoz del Partido Popular (PP), Pepa Luzardo, afirmó que el hundimiento de la calzada de la avenida Blas Cabrera Felipe, certifica la “penosa ejecución” del proyecto de la metroguagua». A juicio de Luzardo, el gobierno municipal podría haber aprovechado la obra del tramo de la metroguagua para cambiar las instalaciones de agua y luz. «De aquellos polvos estos lodos porque, como ya hemos advertido también en tramos como el de Mesa y López, es un sinsentido que una obra que iba ser transformadora y que nos costará más de 120 millones de euros no esté siendo utilizada para la renovación de infraestructuras básicas como la red de abasto», indicó. «Es de juzgado de guardia”, indicó la portavoz, quien criticó que el tráfico siguiera el martes totalmente cortado y la inundación del aparcamiento del complejo hospitalario. «Supongo que los gestores ahora nos pedirán una indemnización por los daños causados», auguró la edil.

Compartir el artículo

stats