Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Plan de acción para el clima y la energía sostenible

El cambio climático obliga a actuar contra el oleaje en San Cristóbal

El Plan de acción para el clima y la energía sostenible propone prevenir los riesgos por inundación por la subida del nivel del mar en el litoral de la capital

Oleaje en San Cristóbal en noviembre.

Las inundaciones provocadas por el oleaje y la subida del nivel del mar a causa del cambio climático en las próximas décadas son los mayores riesgos naturales que amenazan a Las Palmas de Gran Canaria. Para mitigar esta situación, el Plan de acción para el clima y la energía sostenible insta al Ayuntamiento capitalino a realizar un plan de prevención que vigile y recomiende qué actuaciones tomar en aquellos tramos del litoral más vulnerables, especialmente en el barrio de San Cristóbal. El documento incluye una batería de medidas que van desde la mejora de la eficiencia energética de los edificios públicos, la implantación del quinto contenedor y al impulso de un cambio en la movilidad de la ciudad.

El plan, que será aprobado este jueves en el último pleno del año, tiene como objetivo reducir las emisiones de dióxido de carbono y adaptar la ciudad al cambio climático. Con el año 2030 como horizonte, el informe es parte del compromiso adquirido por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria dentro del Pacto de las Alcaldías para el Clima y la Energía Sostenible, una propuesta alentada por la Comisión Europea y en la que están integrados 10.500 municipios de 61 países. El documento reseña que deberá ser la Agencia Local de la Energía (ALGE), pese a su cierre inminente, el órgano encargado de dirigir las políticas de eficiencia energética y energías renovables.

20

Oleaje en Las Palmas de Gran Canaria José Carlos Guerra

Entre los riesgos climáticos que amenazan a la capital grancanaria, el informe tan solo considera como de riesgo alto la presencia de tramos de costa con riesgo de sufrir inundaciones por culpa del oleaje. Un peligro que, señalan, irá a más en las próximas décadas con el previsible aumento del nivel del mar. Y es que, según estudios recientes de la ULPGC, la subida oscilará entre los ocho y los 16 milímetros anuales en este siglo; de tal manera que para 2100 la playa de Las Canteras pueda desaparecer por completo en la pleamar en el peor de los casos.

Plan de prevención

Ante estos escenarios, al menos a corto plazo, el estudio de acción propone la creación de un plan de prevención frente a oleajes. Este deberá aplicarse en las costas con mayor riesgo, en especial la de San Cristóbal. El barrio marinero lleva años reclamando una mejora del paseo marítimo, el cual presenta grandes socavones bajo el mismo. Y es que cuando hay mala mar, las olas, de varios metros de altura, han llegado a engullir las viviendas de una sola planta situadas en primera fila de playa, sobrepasando incluso las azoteas, "como si fuera un tsunami".

Fuerte oleaje en el barrio marinero de San Cristóbal

El concejal de Ciudad de Mar, José Eduardo Ramírez, también anunció en 2019 la creación de una serie de diques semisumergidos para proteger a San Cristóbal ante los embates del océano, que cada vez se producen con más frecuencia e intensidad -no obstante dicho proyecto no aparece en el plan-. Además, las obras para reparar el actual malecón, con varios tramos vallados por seguridad, se consideran «prioritarias».

El plan debería realizarse en los meses previos a la época de mayor oleaje y consistiría en la retirada de mobiliario urbano de primera línea que no se encuentre fijo y la revisión del correcto anclaje del resto para evitar así situaciones de riesgo, según detalla el informe. La idea será minimizar las consecuencias de los temporales marítimos en esta parte del litoral.

Según el plan, hay más de cinco tramos de costa de la capital grancanaria con potencial significativo de inundación por el oleaje o la subida del nivel del mar. Para minimizar los efectos de esto último, algo que está relacionado íntimamente con el cambio climático, el documento propone actuaciones preventivas para minimizar los efectos las consecuencias de la emergencia climática. Sin ahondar en las mismas, habla de llegar incluir políticas de reubicación territorial en su caso.

El informe también valora el incremento a corto plazo de los efectos y amenazas por tormentas -especialmente las tormentas tropicales-. Otro fenómeno meteorológico que podrá aumentar de manera exponencial, aunque en este caso más a medio plazo, serán las sequías y sus consecuencias.

Compartir el artículo

stats