Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Plan de acción para el clima y la energía sostenible

El plan de acción para el clima propone crear muros de contención ante las inundaciones

El Ayuntamiento evaluará los riegos de los barrios vulnerables a sufrir inundaciones, entre otros, los Riscos, Jinámar y Arenales

Desprendimientos en el Barrio de Ladera Alta.

El plan de acción para el clima y la energía sostenible propone al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria crear muros de contención en laderas y firmes inestables ante el peligro de inundaciones. Los deslizamientos de tierras son algunos de los problemas que más sufren ciertos barrios de la capital cada vez que llueve con cierta intensidad, hasta el punto de quedar temporalmente aislados.

Los muros -que deberán realizarse en calles situadas en laderas desnudas- tendrán como objetivo retener las escorrentías provocadas por las fuertes precipitaciones, de tal manera que impidan que el paso quede bloqueado. La medida viene en el informe enfocada principalmente a no interrumpir la recogida de residuos urbanos, pero también sería aplicable a otros servicios públicos básicos como ambulancias, bomberos o policía. Parte de los vecinos de Lomo del Rincón o de Ladera Alta ya han vivido situaciones así en los dos últimos años.

La lluvia inunda las calles de la capital grancanaria

El informe señala que el riesgo de padecer los efectos de tormentas -especialmente tropicales- crecerá en los próximos años en la capital grancanaria. Actualmente, los peligros por riadas o desprendimientos de laderas son moderados. Para mitigar los efectos de las lluvias torrenciales, el Ayuntamiento también prevé evaluar los riesgos por inundaciones en barrios vulnerables por su orografía, principalmente.

Por desprendimientos, habrá una especial atención en los barrios El Batán, San José y San Nicolás, por estar situados en laderas con hogares en riesgo. En cuanto a inundaciones, la parte baja de la ciudad estará en el foco, sobre todo la plaza de la Feria y las calles Carvajal y León y Castillo, entre otras -donde se produjeron inundaciones, por ejemplo, en octubre de 2020-; también tendrán en cuenta barrios del Cono Sur como Hoya de la Plata y Jinámar.

Prevención de inundaciones

 El plan propone además crear un plan de prevención de inundaciones en cauces urbanos, con el objetivo de minimizar los riesgos que estas puedan ocasionar. De ahí que sea necesario identificar primero las necesidades de barrios afectados por los fenómenos meteorológicos adversos. En los últimos años, se han desbordado causando problemas el barranco de Jinámar -destrozando el ya desaparecido CEIP Europa- o los barranquillos del área de Cañada Honda o, entre otras zonas.

Con este objetivo, el plan recoge una serie de actuaciones que el Ayuntamiento ha proyectado: la construcción de 18 tanques de tormentas para laminar las escorrentías, 17 nuevos EBAR -Estaciones de Bombeo de Aguas Residuales- y renovar 291 kilómetros de tuberías de la red de saneamiento. Estas acciones están incluidas en el plan estratégico de infraestructuras hidráulicas de Emalsa.

Compartir el artículo

stats