Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urbanismo impulsa una guía para desarrollar una ciudad más igualitaria

La planificación de los espacios públicos debe garantizar una urbe más segura accesible y sostenible para las mujeres y las personas con movilidad reducida

Parque de Las Cucas ANDRES CRUZ

Las arquitectas del departamento de Urbanismo de la capital grancanaria han elaborado una Guía de Urbanismo en Igualdad que persigue la creación de una ciudad más habitable para las mujeres, mediante la incorporación de la perspectiva de género en la planificación urbanística, y que al mismo tiempo garantice la inclusión de colectivos discriminados a la hora de diseñar el espacio urbano como son las personas mayores y las que tienen movilidad reducida y otras discapacidades.

El concejal de Urbanismo Javier Doreste asegura que la nueva planificación del espacio y viario público, así como de los equipamientos municipales, deberán cumplir una serie de parámetros que garanticen el adecuado desarrollo de la vida cotidiana de todas las personas de una manera segura, confortable e igualitaria y fomenten su libertad de movimiento, sin barreras que lo impidan.

El Ayuntamiento chequeará el municipio para detectar todos aquellos puntos negros de la que se denominará ‘Ciudad Prohibida’, es decir todas aquellas zonas que no reúnen las condiciones de bienestar, seguridad y accesibilidad imprescindibles para desarrollar la vida cotidiana. En definitiva, lo que se persigue con la aplicación de esta guía es crear una ciudad más sostenible, inclusiva e igualitaria para todos y todas.

Los espacios públicos de la ciudad están copados por el asfalto y están pensados para hombres que se desplazan en coche al trabajo, pese a que son las mujeres las que mayoritariamente transitan a pie por sus aceras estrechas y llenas de obstáculos para ejercer la labor de cuidar de niños y mayores, llevándolos al colegio o al centro de salud o para hacer la compra, tareas todas ellas de las que siguen encargándose aunque trabajen también fuera de casa. Son ellas las que, junto a niños y mayores, usan los escasos parques que hay repartidos por la ciudad y los aún más raros bancos con sombra.

Son las mujeres las que se cansan de esperar la guagua, porque la frecuencia disminuye fuera de las horas punta, o las que muchas veces al caer la noche optan por dar un rodeo y caminar incluso el doble de lo necesario para esquivar una calle oscura y sin gente en la que se sienten inseguras. Yes que el espacio urbano ha sido diseñado exclusivamente para el trabajo productivo o el que se realiza fuera del hogar.

Los técnicos chequearán el municipio para detectar los puntos negros y crear el mapa de la 'Ciudad Prohibida'

decoration

«La perspectiva de género aplicada a la planificación urbana permite obtener una visión de la ciudad más amplia, más allá de todo aquello que no sea considerado exclusivamente productivo y que constituye el modelo de desarrollo urbano actual, lo que ha propiciado un impacto negativo directo en la vida cotidiana de un amplio espectro de población», señalan la autoras de la guía, que resaltan que el objetivo de la misma «se centra en diseñar espacios adecuados para la vida cotidiana de todos los habitantes, haciendo estos más seguros y agradables para las relaciones sociales y favoreciendo la inclusión».

Esta guía metodológica para la incorporación de la igualdad en la ordenación urbanística considera que el entorno urbano debe cumplir siete parámetros: legilibilidad, visibilidad, vitalidad, seguridad, comunidad, confort y proximidad.

Rincones oscuros

«Todo lo que se haga a partir de ahora», subraya Doreste, «tiene que cumplir esos siete» requerimientos. «La señalética de la ciudad tiene que ser legible y adecuada, no puede haber rincones oscuros que generen inseguridad y tiene que haber servicios a una distancia máxima de 500 metros para que la gente no tarde más de 15 minutos en acceder a ellos. Como esto es practicamente imposible, diseñamos vías de comunicación que lo hagan posible, como la metroguagua, con paradas cada 500 metros».

El concejal asegura que este código ya se está aplicando «en el diseños de los planes especiales de San Nicolás, San Juan y San Roque y en el casco histórico de Tamaraceite. También se tiene en cuenta en el plan director de la zona comercial abierta de Triana. El proyecto de rehabilitación de La Paterna no sólo incluye medidas de eficiencia energética sino también toda la reurbanización del barrio y se hace aplicando los siete items, entre ellos, que sea accesible, que sea confortable y que refuerce el sentimiento de comunidad».

"El urbanismo ha estado más volcado en la visión económica masculina de la sociedad, buscando siempre la rentabilidad, tanto del suelo como de los espacios públicos. Al aplicarle la perspectiva de género, le damos una visión más global a la ciudad"

decoration

A juicio de Doreste, «el urbanismo ha estado más volcado en la visión económica masculina de la sociedad, buscando siempre la rentabilidad, tanto del suelo como de los espacios públicos. Al aplicarle la perspectiva de género, le damos una visión más global a la ciudad e incluimos a la mitad de la población dentro del planeamiento urbano. Lo llamamos urbanismo de igualdad en lugar de urbanismo de perspectiva de género, porque aplicando dicha perspectiva beneficiamos a toda la población».

Una vez que se chequee todo el municipio y se haga un mapa con los puntos negros, se hará un diagnóstico de los parámetros que incumplen y, a continuación, se hará un plan de corrección. «Ese mapa de la ciudad prohibida tendrá un seguimiento cronológico. El chequeo se iniciará cuando terminemos con los planes de los Riscos», explica Doreste, quien añade que el chequeo se iniciará con los parques.

Entre ellos, se encuentra el parque del Barranquillo Viera, más conocido como el parque de Las Cucas, que además del pésimo estado en que se encuentra, carece de accesibilidad y seguridad, pese a ser una de los jardines más bellos de la ciudad, diseñado en su día por Rubió y Tudurí. El responsable de Urbanismo asegura que ya se está «trabajando» en un proyecto para rehabilitar el jardín, en el que se aplicarán las directrices de la Guía de Igualdad.

Lo mismo se hará, afirma, con el parque Juan Pablo II, La Ballena, San Telmo y el resto de parques de la ciudad. «Todos los meses se chequeará, como mínimo, uno de los espacios de la ciudad.», señala.

La elaboración de este código surgió a raíz de la celebración de las I Encuentro Internacional de Género, Arquitectura y Ciudad.

Un municipio para todos y todas

Visibilidad

Obstáculos

  • Una de las claves de la sensación de seguridad en las ciudades. dice la guía, es «habitar espacios en los que nos sintamos visibles» y en los que «podamos observar y tener controlado lo que nos rodea».

Vitalidad

Actividades

  • La guía plantea conseguir que las calles estén lo más vivas posibles la mayor parte del tiempo y en las diferentes franjas horarias, diversificando las actividades.

Seguridad

Vigilancia

  • Entre más actividades y afluencia tiene una calle más propicia que se produzca una vigilancia mutua entre todos de manera espontánea, lo que aporta seguridad.

Proximidad

Recorridos peatonales

  • Además de lograr el confort con espacios acogedores y fomentar el sentimiento de comunidad, el quinto parámetro que destaca la guía es la proximidad, para lo que se plantea priorizar los recorridos peatonales y el transporte público y recuperar la condición de la calle como principal espacio público para el desarrollo de las relaciones sociales.

Compartir el artículo

stats