Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Fábrica de Hielo suma un hotel a sus 126 viviendas en Las Palmas de Gran Canaria

Una cadena adquiere dos plantas del complejo residencial de Belén María para poner en marcha alojamientos turísticos | El nuevo ícono del Puerto estará construido en dos años

Piscina y solarium del residencial La Fábrica de Hielo, en Las Palmas de Gran Canaria. LP/DLP

El complejo residencial La Fábrica de Hielo, que dispondrá de 126 viviendas en el entorno de Manuel Becerra y Belén María, también acogerá un hotel premium de 30 habitaciones para clientes como los profesionales que visitan el Puerto de Las Palmas. El establecimiento, que ofrecerá 30 habitaciones tipo apartamento con su propia cocina, tendrá un acceso independiente al de los vecinos de las zonas residenciales para garantizar su privacidad y completará la oferta de dos torres que aspiran a convertirse en el emblema de la regeneración urbana de la zona portuaria.

El establecimiento tendrá una entrada independiente de las dos torres de viviendas

decoration

El establecimiento hotelero ocupará dos de las nueve plantas que tendrá la torre ubicada más al este. Una empresa turística ha adquirido toda la zona comercial del complejo y además de las habitaciones, pondrá en marcha junto a los apartamentos una cafetería-restaurante que también dará servicio a los vecinos fijos del inmueble. 

La presencia del hotel –que no compartirá piscina con las viviendas– supone evitar uno de los ‘talones de aquiles’ de las promociones de viviendas en cooperativa, los locales comerciales que se quedan sin vender y acaban elevando el precio de todo el complejo para los propietarios. Además, el modelo escogido para levantar la Fábrica de Hielo elimina los beneficios que obtendría el promotor inmobiliario en caso de seguir la fórmula habitual, lo que redunda en una bajada del coste de la vivienda que según señala José Miguel Martín Sutil, presidente del Consejo rector de Covicanarias y de la cooperativa, puede situarse entre el 20% y el 30%.

Mejoras en las calidades

El ahorro, abunda Martín Sutil, permite «mejorar la calidad del edificio» para los propietarios. Durante la fase de diseño, el proyecto ha podido incorporar un ascensor más para acceder a las viviendas –en total, cuenta con cuatro elevadores para las dos torres– y reforzar las prestaciones de las ventanas con marquetería y cristales que ofrecen un mejor aislamiento.

Las torres de la Fábrica de Hielo aspiran a ser energéticamente sostenibles y para ello contarán con un sistema de climatización a partir del sol y el aire. El responsable de Covicanarias explica que unos motores sencillos alimentados con placas fotovoltaicas obtendrán el aire del exterior y podrán distribuirlo a las viviendas a la temperatura adecuada con un sistema que ahorra energía y costes de mantenimiento.

Vista exterior de las dos torres que conforman el residencial La Fábrica de Hielo, en Las Palmas de Gran Canaria. LP/DLP

La eficiencia energética también es una de las premisas que ha seguido el arquitecto Valeriano Mora a la hora de proyectar las torres. Aunque las 18 plantas en altura de la más elevada y su diseño contemporáneo con predominio del cristal y las líneas verticales bastan por sí solos para hacer del residencial un nuevo ícono del Puerto, las opciones constructivas escogidas por la cooperativa también suponen un hito en esta zona de la ciudad. 

Materiales ligeros

Entre ellas, Martín Sutil destaca la ligereza de los materiales, con los que se logra una reducción del peso total de las torres. Las torres se levantarán desde el nivel de calle haciendo uso de un método de construcción seca. Este método permite una calidad de sellado, aislamiento, y durabilidad de la fachada muy superior al que es posible conseguir por modos tradicionales. Los paneles legarán ya preparados a Belén María y solo será necesario subirlos y colocarlos en sus emplazamientos definitivos.

Los edificios tendrán un sistema de climatización a partir de la energía solar y del aire

decoration

El recurso a las técnicas de construcción seca es posible tras una decisión anterior, la de levantar todo el complejo en altura. La Fábrica de Hielo solo tendrá un semisótano y tanto los aparcamientos como los trasteros se situarán al nivel de la calle o en la primera planta. De este modo, la capa freática permanecerá casi un metro por debajo de los cimientos.

Las 126 viviendas de uno, dos y tres dormitorios de la Fábrica de Hielo dispondrán también de 1.400 metros cuadrados de zonas ajardinadas y un espacio de solarium junto a la piscina. La cooperativa, en la que ya hay cerca de 100 socios, convocará un concurso entre creadores jóvenes del Archipiélago para decorar los portales y realizar alguna obra pictórica o escultórica. Su carácter emblemático se reforzará, además, con la intervención artística que la autora Laura González Cabrera ejecutará en la fachada medianera que da a Manuel Becerra, tras la trasera del edificio Fharpes.

La obra del complejo está previsto que empiece a principios de verano con una duración de 24 meses.

Compartir el artículo

stats