Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las Alcaravaneras concentra los usos deportivos y crea un chiringuito premium

El arenal tendrá un área de baño al norte para personas con movilidad reducida | Se reparará el paseo inferior y la cornisa

Vista general de la playa de Las Alcaravaneras. Juan Castro

El plan de renovación integral de Las Alcaravaneras prevé zonificar los usos de la playa para una mejor convivencia entre los distintos tipos de usuario. De esta manera, la mitad sur será una gran zona deportiva; al norte se habilitará un área de baño para personas con movilidad reducida; y, en el centro, habrá un chiringuito premium con terraza cubierta y al aire libre. También se rehabilitará el paseo y la cornisa bajo la Avenida Marítima. El proyecto, que ha sido redactado por la concejalía Ciudad de Mar, estará dividido en dos fases de ejecución y tendrá una inversión global de 720.000 euros.

La idea global será mejorar la accesibilidad de la playa, haciéndola universal para todo tipo de usuarios; además de ordenar y potenciar el uso deportivo. «Somos conscientes de que Las Alcaravaneras requiere de una reforma; en los últimos años se ha convertido en una playa con un uso más intensivo de lo que era en el pasado», apunta José Eduardo Ramírez, concejal de Ciudad de Mar; «sobre todo porque es de aguas calmadas, que permiten a la gente que va a nadar, o a hacer piragüismo y les da esa facilidad».

La primera fase se centrará en los bajos de la Avenida Marítima. La idea será sanear el exterior de los locales y toda la cornisa del paseo, claramente deteriorada. El proyecto contempla rehabilitar toda la estructura de hormigón y de la armadura oxidada. Será necesario, además, reponer parte de las piezas del muro exterior del acceso norte a la playa -desde el Club Náutico y la parada de Guaguas-. Para ello habrá que retirar la barandilla y los mosaicos y reponerlos por nuevos.

La cornisa y la estructura exterior de los locales presentan un «notable» deterioro

decoration

El objetivo, señala Ramírez, será evitar humedades y filtraciones en el interior de los locales; «queremos ponerlos en perfectas condiciones para su uso». Los trabajos de esta primera fase del plan de regeneración de la playa supondrán un coste de 160.000 euros a cargo de la consejería de Presidencia del Cabildo, que dirige Teodoro Sosa.

El concejal señala que el servicio de Vías y Obras ya ha acometido «trabajos de emergencia» para arreglar algunos de los desperfectos que se han producido en la cornisa del paseo y los elementos embellecedores -principalmente caídas de cascotes-. «No obstante, requiere una reforma en profundidad», destaca Ramírez; de ahí que se dé prioridad a estos trabajos dentro del plan de rehabilitación de la playa.

Se trata de una infraestructura que ha sufrido la acción del ambiente marino y que presenta un «notable» deterioro que en algunos casos se trata de «daños estructurales», según detalla la memoria del proyecto. Esta situación ha suscitado las quejas de los usuarios de la playa. El concejal indica que Ciudad de Mar ha sido la encargada de redactar el plan, buscar la financiación y que será ahora el área de Urbanismo la que deberá licitar esta primera obra y supervisar su ejecución. La intención del Ayuntamiento será que salga a licitación este año.

Segunda fase del proyecto

La segunda fase será la más ambiciosa, pues permitirá reordenar todos los usos de la playa una vez estén solventados los problemas estructurales y de embellecimiento del paseo. El objetivo será renovar por completo los accesos al litoral desde la Avenida Marítima y cambiar las prestaciones del conjunto del arenal. El proyecto está ya redactado y saldría a licitación por un importe de 560.000 euros. Ramírez precisa que han llegado a un acuerdo con la consejería insular de Presidencia para que vaya a cargo de los presupuestos del Cabildo del próximo año.

Los usos deportivos se trasladarán, en cambio, a la mitad sur. La zona de voley playa se llevará a donde está ahora la cancha de fútbol playa; esta última será reubicada un poco más cerca del Muelle Deportivo. Habrá una senda peatonal delimitada con postes para transporte de material náutico -tablas, canoas, entre otros-. Estará a la altura de Torre Las Palmas, junto a las barquillas.

Según Ramírez, las barcas de pescadores podrán seguir en este espacio, aunque se retirarán aquellas que estén en mal estado o desuso. Junto a este punto, el más cercano al Muelle Deportivo, habrá un nuevo kiosco y un segundo parque infantil, que se sumará al que está en el lado norte.

Habrá una segunda rampa de acceso universal a la playa a la altura de Torre Las Palmas

decoration

Por otro lado, la memoria del proyecto destaca que la playa Las Alcaravaneras está «muy lejos de considerarse accesible». La única rampa de entrada a la arena se encuentra en el lado norte. A esto se el une el pésimo estado en el que se encuentra el paseo inferior a la Avenida, con baldosas rotas o ausentes; además de otras deficiencias que serán salvadas.

La idea será construir una segunda rampa de acceso desde la Avenida; estará en el otro extremo de la playa, a la altura de Torre Las Palmas. Así mismo, la rampa que hay al final del aparcamiento lateral de las canchas deportivas será ampliada, ya que la actual tiene una pendiente que no hace adecuado su uso seguro. El paseo inferior será demolido y repuesto con pavimento nuevo.

Las duchas actuales serán sustituidas por unas nuevas, de ahí partirá la pasarela PMR. Juan Castro

En este lado norte, habrá una pasarela con placas prefabricadas de hormigón que parta de donde ahora están las duchas -que también serán renovadas-. A un lado del itinerario habilitarán una zona de almacenamiento de elementos anfibios; y al otro un área de baño reservada a personas con movilidad reducida que tendrá hamacas.

Por último, el balneario que está bajo la Avenida Marítima será reubicado en el centro de la playa -ahora está en la entrada norte-. La pasarela de madera que entra a la arena en este punto será sustituida por una de placas prefabricadas y la idea será habilitar a un lado -a la altura de la calle Italia- un chiringuito sobre la arena con terraza cubierta, otra al aire libre y pasillo entarimado.

El Ayuntamiento ya ha realizado distintas actuaciones en los últimos años. Estas se han enmarcado dentro del convenio de colaboración que existe entre la ciudad y la Autoridad Portuaria al ser el arenal de titularidad estatal -por estar dentro de aguas portuarias-. Concretamente, ha habido mejoras en las tarimas, duchas y todo el mobiliario de salvamento.

Unos locales con mil usos

El plan integral de renovación de Las Alcaravaneras dejará pendiente, por el momento, la renovación del interior de los locales situados bajo el paseo de la Avenida Marítima. Según el edil de Ciudad de Mar, José Eduardo Ramírez, habrá que llegar a un acuerdo consensuado con todos los interesados en tener un espacio en esta zona. La idea será reubicar y concentrar todos los usos deportivos en el extremo sur de la playa, acorde con los usos zonificados de la arena; y al otro lado otras opciones. Actualmente tienen allí sede el aula de piragüismo de la ULPGC, el club de amigos del piragüismo, también tiene oficinas Marine Park, un espacio colaborativo dedicado a la innovación en la economía azul. Varios de los locales llevan sin uso años. Ramírez resalta que hay asociaciones de vecinos interesadas en tener un espacio. | A. V.

Compartir el artículo

stats