Mercalaspalmas derribará la nave quemada en el incendio del pasado junio

La entidad licita la demolición de los seis módulos afectados por el paso de las llamas

Así quedó Mercalaspalmas tras el incendio

C. T.

Mercalaspalmas ha sacado a licitación el derribo parcial de la nave multiusos que resultó afectada por el incendio del pasado mes de junio. El precio de salida es de 152.419 euros. Posteriormente, la entidad deberá realizar otro concurso público para reconstruir las instalaciones y que posteriormente puedan utilizarlo las empresas que hacían uso de este espacio antes de que las llamas arrasaran con el mismo.

El proyecto consiste en el derribo de seis módulos de la nave, de un total de 20 que componen el edificio. El pliego de condiciones del contrato especifica que esta zona del inmueble presenta «graves daños estructurales», situación que hace inviable la reconstrucción de las instalaciones, por lo que deben ser demolidas por completo. De hecho, las llamas, que llegaron a superar en más de un metro la cubierta, provocaron el derrumbe parcial de la estructura.

El edificio a demoler de manera parcial tiene una altura de 9,25 metros y la superficie de la zona afectada alcanza unas dimensiones de 1.226 metros cuadrados. Para el derribo, que tiene un plazo previsto de un mes, se utilizarán martillos manuales neumáticos, eléctricos o hidráulicos, además de otras herramientas.

Fruta podrida

Desde que se produjera el incendio hace más de cinco meses la fruta que estaba en el interior en el momento del suceso ha permanecido dentro pudriéndose. A falta de determinar quién fue el responsable último del siniestro, todo apunta a que las llamas comenzaron en una zona de cargadores de maquinaria eléctrica, concretamente en uno de los tres módulos que utiliza la empresa pública Gestión del Medio Rural (GMR).

El incendio afectó a cuatro de las 200 empresas que tienen sede en Mercalaspalmas. Según el gerente de la entidad, Javier Granell, todas han conseguido una alternativa. Una vez se haga la reconstrucción de las instalaciones, los nuevos módulos serán entregados a los afectados para que adapten su modelo de negocio.