Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

artículos de broma

Correción fiscal

Los concursos de cocineros, modistas y cantantes de TVE son los principales educadores para el trabajo del país. Profetas del liberalismo y la competitividad, han incorporado la corrección política, como las grandes empresas cuando se apuntan a los ISOS de limpieza ecológica y eficiencia energética, venden menús veganos en las máquinas de comidas, velan por la integración a la vez que desgravan... Así, los fabricantes de armas son, junto a las mises universo, los más firmes defensores de la paz mundial.

Una triunfita no quería decir la palabra "mariconez" porque la consideraba "homófoba". Ana Torroja, cantante de Mecano y miembro del jurado, defendió que no se cambiara porque su grupo nunca fue homófobo ni tampoco lo era la intención del texto. Bien. Va siendo hora de que el comité de damas de las buenas costumbres y de caballeros de la orden de la inquisición pierdan en sus desvelos descontextualizadores.

Dado que la televisión pública quiere educar bien (como Tele 5 quiere maleducar) estaría bien que abanderase también la corrección fiscal. Ana Torroja creó un entramado en paraísos fiscales para dejar de ingresar 800.000 euros a Hacienda y sólo a la puerta de la cárcel se declaró culpable y aceptó una condena de nueve meses de cárcel (que no se cumplen) y pagar 1,5 millones, lo evadido más una multa del 70%. Desde entonces vive en México, adonde se ha ido su amigo Miguel Bosé, moroso de Hacienda en 1,8 millones de euros. Aunque TVE compre los programas a productoras tiene algo que decir respecto a los contenidos. Aprovechen la academia para enseñar a los triunfitos a pagar a Hacienda y no promuevan a los defraudadores o evasores en nombre de la corrección fiscal, que tantas políticas podría financiar.

Compartir el artículo

stats