Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alfonso González Jerez

Retiro lo escrito

Alfonso González Jerez

Míralo por donde viene

Las Palmas de Gran Canaria, a última hora de la tarde de ayer, parpadeaba bajo un cielo encapotado y oscuro. Como diría Luis Beltri, no volverá la plenitud solar hasta que llegue Ángel Víctor Torres. Ay, míralo por donde viene, el mejor de los nacidos. Los delegados del XIV Congreso del PSOE de Canarias (nada de PSC: somos canaristas pero no tanto) desembarcaron a partir del mediodia, salvo los vinculados a la organizacion del congreso y el inevitable grupito de jurones y chismosos sobrevenidos. Los dos hombres providenciales, dos hombres y un destino, estaban en La Palma, acunando con nuevas nanas solidarias a los damnificados por la cruel e incesante erupción.

Torres llega esta mañana a la cita congresual aclamado por sis compañeros (y bendecido por Pedro Sanchez) como un humilde y laborioso Rey Sol: Canarias, el PSOE canario soy yo. Claro que se trata de una exageración, como pueden admitir hasra sus corifeos más lacayunos. Por mucho que hayan desaparecido el debate real, la reflexión y el respeto a la discrepancia, el PSOE es un complejo mosaico de intereses políticos, territoriales y personales, de cuya gestión se encarga una oligarquía más o menos profesionalizada. Esta oligarquización del PSOE, cada vez más vaciada de valores operativos y contenido ideológico, cada vez más funcional y alérgico a la crítica, es un hecho que nadie cuestiona ya bajo el sanchismo, pero se enmascara con un incesante ejercicio de propaganda.

Dicen que AVT apenas ha mantenido contactos con los líderes insulares y locales y que se presentará con una propuesta semicerrada, y en la que Nira Fierro sería secretaria de Organización, sí o sí. Tan rotundo ha sido Torres que los delegados tinerfeños han despertado de su estúpida siesta y han hecho circular un propuestita con siete u ocho militantes tinefeños para la conisión ejecutiva regional. Anoche agitaban el papelito por los hoteles como si fuera un certificado covib que les permitiera entrar en el reparto sin contaminar a nadie. Claro que Fierro no les representa. Representa precisamente a Ángel Víctor Torres, que es de lo que se trata.

Compartir el artículo

stats