Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Exposiciones Memoria de un estadista republicano

La mano amiga del diputado Negrín

Una muestra destaca su labor en los años 30 para promover obras en barrios como La Isleta

La mano amiga del diputado Negrín

Juan Negrín realizó una labor importantísima, y hasta ahora poco conocida, en los tres primeros años de la década de los 30 del pasado siglo para lograr el saneamiento de Las Palmas de Gran Canaria. El estadista grancanario, cuando aún era tan solo un diputado isleño, y acompañado del director general de Sanidad del Gobierno español de entonces, Marcelino Pascua, logró recaudar fondos en Madrid para promover obras que se precisaban en la ciudad, sobre todo en lugares como el barrio de La Isleta en donde se había producido un brote de cólera.

Todo esto se puede comprobar a través de la exposición El compromiso canario de Negrín y Pascua. 1931-1933, inaugurada ayer en la sede del político grancanario en la calle Reyes Católicos, y que permanecerá abierta hasta el 14 de abril, donde además se muestra numeroso material, de una gran importancia histórica, de cómo era la situación cultural, política y social de la ciudad en esa época, con fondos de la Fundación para la Etnografía y la Artesanía Canaria, informaciones del periódico Diario de Las Palmas, o instantáneas de su vida, además de cuadros de artistas simbolistas como Felo Monzón o libros de escritores como Agustín Espinosa.

Durante la presentación, a la que acudió, entre otros, la nieta del estadista grancanario, el director de la Fundación, José Medina, señaló que esta muestra parte del intento de componer la biografía de Negrín en tiempos de paz. "Siempre se habla de su figura en tiempos de guerra. Pero hay una realidad, que es nuestra propia historia, cuando Negrín, preocupadísimo por Las Palmas, negocia con Miguel Maura el que se le concediera el cargo de director general de Sanidad a Marcelino Pascua". Por entonces no había Ministerio de Sanidad, ya que dependía de la presidencia del Gobierno, y a propuesta de Indalecio Prieto, y sobre todo de Negrín, que lo conocía como científico, ya que ambos eran amigos en la Residencia de Estudiantes de Madrid, logran que nombren director general de Sanidad a Pascua, que era un médico y especialista en estadística sanitaria, clave para luchar contra las enfermedades. Negrín convence luego al científico para que se presente como diputado por Las Palmas en la Asamblea Constituyente. Medina recuerda que Pascua fue el innovador de la Seguridad Social y el creador de las estadísticas sanitarias. "Su curriculum no solo es importante en la política", asegura, ya que, cuando se crea la ONU, lo nombran responsable de la estadística sanitaria y epidemiología mundial. "Es poco conocido en España, pero uno de los grandes".

El comisario de la exposición, Diego Talavera, destacó unos paneles que sitúa cómo era Las Palmas entre 1931 y 1933 con datos sobre natalidad, mortalidad, ciclo migratorios, etc. "Estamos a remolque del crack económico del año 29. El paro creció. Y como en todas las crisis se cuestiona el modelo económico, y se debate sobre si introducir o no modificaciones en la Ley de Régimen de Puertos Francos de 1852. Talavera destaca la portada del Diario de Las Palmas con los cinco diputados que salieron por Las Palmas: Franchy Roca, Manuel Valle, Guerra del Río, Negrín, Franchy y Roca, y Marcelino Pascua.

La presidente de Honor de la Fundación, y nieta del estadista, Carmen Negrín reconoce que sabía que su abuelo había sido diputado, pero no sabía qué había hecho. "Yo misma estoy descubriendo un aspecto de la vida de mi abuelo que no conocía". Sobre las diferentes falsos mitos que todavía se vierten contra su figura, Carmen Negrín señala que "es muy fácil destruir y muy difícil construir, y ahora nosotros estamos ahora tratando de desconstruirlo en base a documentos y realidades, y eso es muy lento porque ya son tres generaciones".

Francisco Camejo, como coordinador de la muestra, destaca la parte cultural de la muestra que expresa la Edad de Plata española refejada en Canarias. Se incluye pintura, escritura, crítica literaria, música con primeras ediciones de Pedro García Cabrera, Tomás Morales, Agustín Espinosa, el número uno de La Gaceta del Arte, originales de Felo Monzón, Carlos Oramas.,Juan Ismael, Santiago Santana y demás representantes del indigenismo y el surrealismo. "El fundamento es la memoria periodística de Negrín y cómo se traslada a imágenes y texto",señala. "Es la reivindicación de lo que hizo la República en donde hay una historia de cercanía y de contacto con los problemas de la gente. El propio compromiso de Negrín de buscar un número uno como Pascua y meterlo como diputado de Las Palmas es un ejemplo de su interés por hacer por otros", añade. El responsable del diseño, Carlos Guimeráns, insistió en que el logro de Negrín fue que la situación se mejorara con infraestructuras apremiantes en aquellos años en que mucha gente vivía en condiciones de insalubridad.

Compartir el artículo

stats