Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El centro aplaza veinte operaciones en febrero por el colapso de Intensiva

El Hospital Insular realiza alrededor de 2.500 intervenciones quirúrgicas de media al mes

El centro aplaza veinte operaciones en febrero por el colapso de Intensiva

El Hospital Insular ha reprogramado durante febrero casi una veintena de operaciones quirúrgicas como consecuencia del colapso sufrido por la Unidad de Medicina Intensiva (UMI) desde finales del pasado año. Exactamente, el centro sanitario debió reprogramar este mes quince intervenciones y aún busca fecha para otras cuatro, según informó esta semana el director médico del Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil, Juan Carlos Martín, después de situar la media mensual de operaciones quirúrgicas en 2.500 actuaciones.

La saturación de la UMI obligó a trasladar pacientes críticos a la Unidad de Despertar y Reanimación, destinada a los enfermos tras su intervención en un quirófano, con el consiguiente perjuicio para las operaciones programadas. Alrededor de 200 pacientes del área intensiva ingresaron en Despertar y Reanimación, según la información facilitada por los trabajadores del servicio y admitida por la dirección del complejo.

Con experiencia en la UMI, Martín atribuyó la "sobrecarga asistencial" a un aumento "excepcional y extraordinario" en el número de pacientes críticos como consecuencia, entre otros factores, del envejecimiento progresivo de la población y el pico invernal de enfermedades estacionales, como la gripe. No obstante, fuentes de la Consejería de Sanidad informaron que la unidad intensiva del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín presenta "un índice de ocupación elevado, pero no registra incidencias, no está desbordado".

El colapso de la UMI del Insular saturó hasta tal punto Despertar y Reanimación que, además de suspender operaciones, obligó a utilizar los propios quirófanos como habitaciones provisionales. Aunque Juan Carlos Martín subrayó que "no ha habido, en ningún caso, un paciente que haya pasado la noche entera en un quirófano", profesionales del Hospital Insular revelaron que, por ejemplo, del 15 al 16 de febrero atendieron a lo largo de todas las horas nocturnas a una persona con código ictus y otra con hemorragia por esplenectomía (extirpación del bazo) dentro de una sala de operaciones por la ausencia de espacio en otras zonas más adecuadas.

Pese al malestar transmitido a la dirección del complejo desde Despertar y Reanimación, Juan Carlos Martín no se reunió con la plantilla del área, aunque admitió "tensiones" por la sobrecarga asistencial y agradeció la "labor excepcional e intachable" de los trabajadores de la unidad.

Compartir el artículo

stats