Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los restaurantes y el ocio nocturno de Canarias podrán abrir hasta las dos en nivel 1

La reapertura de las discotecas será a partir del 18 de junio, pero sin bailes y con el 50% de su aforo | Tenerife y Lanzarote se mantienen en nivel 2 de alerta

Varias personas disfrutan de las terrazas en Santa Catalina. | | ANDRÉS CRUZ

Varias personas disfrutan de las terrazas en Santa Catalina. | | ANDRÉS CRUZ

Gran Canaria, Fuerteventura, La Gomera, La Palma y El Hierro, es decir, las islas que se encuentran en nivel 1 de alerta por coronavirus, podrán abrir su ocio nocturno en exteriores, restaurantes y bingos hasta las dos de la madrugada a partir de la publicación de este acuerdo de Gobierno en el Boletín Oficial de Canarias (BOC), probablemente hoy. Como novedad, además, a partir del día 18 se permitirá abrir el interior de las discotecas en todas estas islas en nivel 1, con un aforo del 50%, un máximo de cuatro comensales por mesa y sin bailes. Asimismo, al igual que en la restauración, se llevará un registro de los clientes que prefieran sentarse en interior.

La curva de incidencia y casos de coronavirus en Lanzarote y Tenerife no les permitirá aún disfrutar de esta concesión realizada por el Gobierno de Canarias a tenor de los últimos acuerdos alcanzados en el seno del Consejo Interterritorial. «Los datos de estas dos islas nos suscitan algo de preocupación, dentro de que la situación general es buena», señaló Julio Pérez, portavoz del Gobierno de Canarias en la rueda posterior al Consejo de Gobierno.

En Lanzarote, «la situación es parecida a Tenerife, pero no igual», pues los focos están «localizados y más concentrados». Permanece en nivel dos, por su incidencia, dado que la alta trazabilidad de los casos y que no existe un alto impacto sobre el sistema hospitalario asistencial. Lanzarote también ha sufrido un leve repunte de casos a final de semana. Esta circunstancia es la que ha propiciado que ni Lanzarote ni Tenerife hayan podido rebajar su nivel de alerta, pues ambas cuentan con incidencias por encima de los 50 casos por 100.000 habitantes. Por otro lado, son las únicas islas que superan ese umbral impuesto por Europa para considerar un destino como seguro.

Pese a que la situación epidemiológica pueda no ser la óptima en estas dos islas, el avance de la vacunación ha permitido que se relajen otras medidas. Es el caso de los eventos culturales, de formación o de otra índole que congreguen a menos de 750 participantes.

Estos eventos multitudinarios podrán realizarse en islas de nivel 1 y 2 sin necesidad de pedir permiso a la Consejería de Sanidad, como han tenido que hacer hasta el momento. No obstante, los promotores de estos eventos deberán garantizar que se cumplan todas las medidas sanitarias y, en el caso de que no se hiciera correctamente, correrán el riesgo de ser sancionados.

Con respecto a Tenerife, Julio Pérez explicó que «la curva se ha convertido en una recta» que algunos días da un ligero «sobresalto» por el número de contagios registrados. Así lo corroboró la Consejería de Sanidad que señaló que, aunque los promedios de ocupación de camas convencionales y en UCI continúan manteniéndose en nivel de riesgo bajo y en conjunto los indicadores apuntan a una evolución positiva, el valor de la IA a 7 días, que apuntaba a un discreto descenso, se ha estabilizado e incluso incrementado sutilmente la última semana. No en vano, la curva epidémica ha crecido un 7,17% con respecto a la semana anterior y acumula hasta 478 casos semanales.

Compartir el artículo

stats