Los cadáveres de la estudiante de 21 años de Erasmus de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, de su hermana de 15 años y sus padres, fallecidos en Rumanía en un accidente de tráfico, podrían ser repatriados el próximo lunes, según ha indicado, Lluis Serra.

El rector ha señalado que, en principio, el lunes es la fecha que se baraja tras las conversaciones que ha mantenido este jueves con el vicerrector de Internacionalización, Jin Taira, que se encuentra en Sibiu, en cuya universidad cursaba el Erasmus la alumna de cuarto de magisterio de la ULPGC, Alicia Rodríguez Rodríguez, a la que fue a visitar su familia este puente.

Serra ha comentado que el vicerrector se mantiene en contacto con el Gobierno de Canarias para la repatriación de los cuerpos, así como con el canciller de la Embajada de España en Rumanía, que también se ha trasladado a Sibiu, además de con los familiares de los fallecidos, y que, en principio, la intención es que los restos mortales puedan viajar el próximo lunes.

Estamos intentando facilitar al máximo la repatriación”, ha afirmado el rector de la ULPGC, quien ha indicado que posiblemente el vicerrector de Internacionalización regrese a Gran Canarias este viernes o sábado.

Jin Taira viajó a Sibiu, tras el trágico accidente, para realizar las gestiones necesarias que pudiera precisar la familia de la alumna fallecida y dar apoyo psicológico a los otros tres estudiantes canarios de Erasmus, compañeros de Alicia Rodríguez.

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha expresado este jueves el pesar por el fallecimiento de los cuatro miembros de la familia canaria y “todo el aliento” de su Ejecutivo para sus familiares y amistades.

En su cuenta oficial de Twitter destaca que en el Gobierno están “absolutamente impactados y consternados” por la muerte de la familia al colisionar el vehículo en el que viajaban contra otro coche el pasado domingo.

Así mismo, Torres ofrece “todo el ánimo y aliento del Gobierno canario a sus familiares y amistades”, e indica que se mantiene en contacto con la ULPGC y con el entorno de la familia Rodríguez, natural de la capital grancanaria y no de Telde, como en un principio se informó.