Una senderista de 63 años de edad y nacionalidad sueca falleció en la tarde de hoy después de que supuestamente sufriera un golpe de calor cuando caminaba por el barranco de Mogán. La turista nórdica fue trasladada por un helicóptero a un hospital de la capital grancanaria, donde finalmente murió. Los hechos ocurrieron cuando en la cercana localidad de Tasarte las temperaturas superaban los 30 grados. 

La primera alerta la recibió el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 112 a las 14.46 horas, cuando el termómetro de la estación meteorológica de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en el citado pueblo de La Aldea marcaba 31,2 grados. El aviso indicaba que una persona se encontraba en mal estado de salud, con una sudoración excesiva. 

Los componentes de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Mogán fueron los primeros en personarse en el lugar para atender en primera instancia a la afectada, que realizaba junto a otra persona el sendero que conecta el barranco de Mogán con la Cruz de la Fortaleza. Ante las posibles dificultades de acceso a la zona, se ordenó la movilización del helicóptero del Grupo de Emergencias y Salvamento (GES) del Gobierno de Canarias para así agilizar la evacuación de la turista nórdica, según informaron las fuentes consultadas.

Cuando los componentes de Protección Civil llegaron a la víctima comprobaron que esta estaba inconsciente, con el pulso muy débil y la saturación baja, entrando poco después en parada cardiorrespiratoria. Los voluntarios iniciaron de inmediato las tareas de reanimación junto a uno de los rescatadores de la aeronave.

Los todoterrenos de Protección Civil y Consorcio de Emergencias cerca del lugar donde se atendió a la senderista fallecida.

Estos masajes cardíacos continuaron durante el traslado en camilla hasta el helicóptero, que procedió a la evacuación urgente de la víctima hasta la helisuperficie del Hospital Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria, donde esperaba una ambulancia medicalizada del Servicio de Urgencias Canario (SUC). Sin embargo, poco después se confirmó el fallecimiento de la senderista, como indicó la portavoz del 112. 

Aunque los primeros indicios apuntan a que la turista habría sufrido un golpe de calor que derivó en una parada cardiorrespiratoria debido a las altas temperaturas (unos 31 grados) y a la baja humedad (un 12%), será la autopsia que se le realizará durante la mañana de hoy en el Instituto de Medicina Legal de Las Palmas de Gran Canaria la que determine las causas del óbito

En el servicio también fueron activados los Bomberos del Consorcio del parque de Puerto Rico, Policía Local de Mogán y Guardia Civil, aunque no llegaron a participar debido a que la evacuación en la aeronave se realizó en cuestión de minutos.