Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Telde convierte sus siete polígonos industriales en áreas de comercio

El Plan General cambia el uso del suelo para acoger negocios, polideportivos y guarderías

Vista del parque empresarial de Melenara desde la GC-1, en el que se ubican supermercados, polideportivos y comercios además de industrias. | | YAIZA SOCORRO

Vista del parque empresarial de Melenara desde la GC-1, en el que se ubican supermercados, polideportivos y comercios además de industrias. | | YAIZA SOCORRO

La imagen grisácea que desprenden los polígonos industriales, de edificios de hormigón y chapa, largas avenidas y muchísimos camiones, podría cambiar en poco tiempo. Telde transformará sus siete áreas destinadas para industria en modernos parques empresariales dotados de comercios, negocios de restauración, polideportivos, guarderías y pequeños parques y plazas para la ciudadanía.

Parcelas que se edificarán detrás del parque empresarial de Melenara. | | YAIZA SOCORRO

A través de Plan General de Ordenación, que está pendiente de su aprobación definitiva, el Ayuntamiento adaptará los usos del suelo de los cientos de parcelas de las zonas de industria de El Goro; Salinetas; Jinámar; Cruz de la Gallina; Maipez, Lomo La Francia y Bocabarranco para atraer la llegada de nuevas empresas de diversos sectores.

El objetivo es generar más empleos, de mayor calidad y remuneración en estos espacios, que actualmente suponen el mayor motor económico del municipio. El Gobierno pretende aprovechar aún más su potencial, siguiendo el ejemplo del parque empresarial de Melenara (conocido anteriormente como Las Rubiesas). La entidad de conservación de este enclave decidió hace varios años trabajar para dar cabida a negocios de toda índole y atraer no sólo a empresarios, sino también a la propia sociedad civil con infraestructuras de ocio y comercio. De esta manera dinamiza el entorno, que visitan teldenses y foráneos para realizar compras en supermercados o en grandes almacenes. Asimismo, la propuesta no sólo implica la ubicación de nuevas empresas sino también de la mejora del entorno para que sea agradable; con zonas ajardinadas, mobiliario y más aparcamientos.

“El concepto es pasar de las grandes naves de dos aguas, que funcionan como meros almacenes, a instalaciones que desarrollen otro tipo de actividades”, expresa el mandatario, Héctor Suárez, que cederá la Alcaldía el próximo 15 de junio a Carmen Hernández. El regidor adelantó en una ponencia el pasado viernes el contenido más destacado del nuevo Plan General, en donde se recogen las estrategias a seguir para la mejora del municipio en los próximos años. “En el documento se propone abordar de manera conjunta a los polígonos para que mejoren su calidad, sean más atractivos y dinámicos”, añade. En este sentido también destaca que en determinadas áreas se ubicarán inmuebles de exposición y marketing, a los que podrán acceder los empresarios que deseen realizar la promoción de sus productos y además servirá como sede para las entidades de conservación, que son los entes que regulan el funcionamiento interno de los parques y polígonos.

Otro de los pasos que la administración local quiere llevar a cabo y así lo recoge en el documento urbanístico es, precisamente, la promoción de estas plataformas. El municipio cuenta actualmente con seis [Goroeco, Econara, Ajimar, El Cortijo, y ahora Ecosalinetas y Mafraeco], pero se espera hacerlo extensible al resto espacios industriales, lo que les permitirá dotarlos de organización y gestión propia. Por otro lado, en el planeamiento también se incluye la implantación de tecnología verde en estas áreas que contribuya a generar energías limpias y autoconsumo, con el fin de contribuir a la senda de la sostenibilidad y amabilidad con el medio. “Se ha calculado que la demanda de electricidad de cada polígono en proyección de futuro es proporcional a la capacidad de producción de esta energía si se instalara de forma generalizada en los techos de las edificaciones industriales placas fotovoltaicas”, expresan desde la administración.

Para finalizar hace falta redactar un plan de rehabilitación para aquellas áreas que en el actualidad están infradotadas. En concreto destaca los complejos de Cruz de La Gallina, Maipez, Lomo La Francia y Bocabarranco. Las intervenciones urbanísticas previstas van desde la apertura de nuevas vías de acceso, la ejecución de más espacios para estacionar, la localización de puntos limpios para que las empresas instaladas puedan deshacerse de sus desechos sin tener que transportarse a otras localidades y proyectos para la mejora estética y ornamental del entorno. También se espera adaptar espacios para los vehículos de transporte de mercancías y equipamientos para trabajadores y empresarios, ya que es importante diferenciar el espacio de trabajo de las áreas previstas para la ciudadanía.

Suárez destaca la importancia de efectuar esta profunda transformación en las áreas, incluyendo nuevos sectores de negocio y difuminando las líneas que separan la industria con el ocio ciudadano. Asimismo adelanta que el Plan General no pretende guiarse por criterios expansionistas, sino decantarse por la preservación del medioambiente y la mejora de las actuales infraestructuras para sacar el mayor potencial económico posible sin dejar de ser amable con el medio. Por ese motivo el crecimiento industrial solo está previsto en 179.024 metros cuadrados; de los cuales, 24.048 están previstos en Cruz de la Gallina, 35.290 en las inmediaciones de El Goro y la mayor cantidad, 109.636 metros cuadrados, en el parque empresarial de Melenara.

En esta última localización está planeada a corto-medio plazo la ejecución de una nueva área que contará con cuatro parcelas de más de 1.000 metros cuadrados cada una, para la instalación de empresas o infraestructuras industriales; una zona de aparcamiento y un edificio de marketing y oficinas para el ente de conservación. Por otro lado, también se adaptará un espacio para dotar de mobiliario y jardines. Este nuevo espacio crecerá en los terrenos detrás del punto limpio, al final de la calle Antonio José de Sucre.

Además se contempla un nuevo acceso al parque por el lado este, con la construcción de una rotonda que conectará la carretera de Melenara (en donde se ejecutará otra glorieta en el tramo final de Casas Nuevas) con el barrio de Marpequeña.

Despedida del alcalde

Hace dos años que las elecciones municipales propulsaron el actual pacto de gobierno de Telde, por el que Héctor Suárez (Coalición Canaria) accedió a la Alcaldía. Sin embargo, su gobernanza no estaba planteada para todo el mandato, pues los términos de la alianza establecían que a mitad debían ceder el puesto a Carmen Hernández (Nueva Canarias), alcaldesa durante el 2015-2019. Para cumplir con lo prometido, Suárez registrará hoy en la mañana el escrito de renuncia en el Ayuntamiento y el jueves, 10 de junio, notificará su marcha durante una sesión plenaria. El mandatario señala su satisfacción en estos dos primeros años de trabajo, resaltado la estabilidad del pacto (en donde también se incluye Más Por Telde). A partir del 15 de junio, cuando Hernández tome su puesto, se hará cargo de las áreas de Urbanismo, Patrimonio y Turismo (además de Aguas, departamento que ya lleva). | J.P.

Compartir el artículo

stats