Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La urbanización de Arauz será por fin concluida tras 20 años de abandono

El Ayuntamiento redacta un proyecto de 1,2 millones para actualizar las infraestructuras

Urbanización inconclusa de Arauz

Urbanización inconclusa de Arauz

La urbanización inconclusa del sector de Arauz será completamente rehabilitada en los próximos meses. El Ayuntamiento ha concluido la actualización del proyecto de obra civil, que fue redactado en la década de los 90, para iniciar cuanto antes los trabajos de rehabilitación de las infraestructuras. La actuación quedará dividida en tres etapas; la primera comprenderá las inmediaciones del nuevo polideportivo de La Barranquera, la segunda los alrededores de la calle Obispo Verdugo y finalmente la última estará centrada en las ramblas de Pedro Lezcano. 

Las obras a realizar tienen que ver con el adecentamiento de la red vial, en la que se incluyen las aceras para el acceso de los peatones y el reasfaltado de las carreteras. También está incluida la conexión de la zona a la red de alcantarillado público; servicios de abastecimiento; contraincendios; redes de saneamiento y drenaje y red de telecomunicaciones. La primera fase, que está en proceso de ser licitada, tiene un presupuesto de 1,2 millones aproximadamente, que financiará la administración con financiación propia. El plazo de ejecución asciende a los diez meses, según está indicado en el documento del proyecto, desarrollado por el ingeniero civil Fernando Socorro. 

El proyecto será dividido en tres fases, empezando por los alrededores de la nueva piscina

decoration

Las calles, que serán de sentido único a excepción de una única vía de doble sentido, contarán con un límite de velocidad de 30 kilómetros/hora. «Tendrán accesos directos tanto peatonales como para el tráfico rodado en terreno natural con una pendiente muy suave en las vías tanto longitudinales y transversales, salvo algún caso puntual como en la conexión del vial 1 con la calle Maestra Chanita Ruiz», detallan en el documento técnico. La actuación en la segunda fase será similar, aunque el presupuesto será mucho más reducido alcanzando el medio millón de euros. 

La alcaldesa, Carmen Hernández, anuncia con orgullo este proyecto, que supondrá el desatasco urbanístico del entorno. Junto con el proyecto de electrificación, que salió finalmente a concurso hace algunas semanas, esperan que la urbanización esté completamente acabada el próximo año, lo que supone un retraso de dos décadas desde que se iniciasen las primeras obras en 1999. «Vamos lentos, pero cumplimos con los compromisos que tenemos con los ciudadanos; estamos dando pasos muy grandes en zonas importantes del municipio, como puede ser esta», expresa la alcaldesa, Carmen Hernández, que subraya que han trabajado durante más de un año en desarrollar la actualización del proyecto en Arauz. «Ha sido un proceso complejo, porque la zona ha sufrido durante años de actos vandálicos y por eso se ha tenido que volver a hacer el proyecto, que es mucho más caro que el inicial», añade. 

Aún así añade con ilusión que una vez concluya tanto el proyecto de obra civil como el de la instalación de baja, media ya alta tensión, la zona por fin será revalorizada y transformada en un punto estratégico para el desarrollo residencial y comercial del municipio. De hecho, así fue planteada desde un inicio, incluso vendida como la urbanización estrella de Telde. Sin embargo, las divergencias entre Santana Cazorla, la empresa adjudicada para ejecutar las obras, y la administración pública acabaron resultando en la paralización completa del área. 

Telde aún espera los permisos de Industria para abrir la piscina con grupos electrógenos

decoration

Tras el nuevo impulso para terminar finalmente Arauz, únicamente queda por aclarar cuál será el destino del polideportivo de La Barranquera en los próximos meses, un complejo que aún no ha sido inaugurado tras más de un año desde su construcción y más de cinco millones de inversión. La instalación no puede abrirse por carecer de la conexión con la red eléctrica municipal, que aún no está habilitada. Y aunque la administración aprobó el pasado junio la licitación del proyecto, que asciende a los dos millones de euros y será ejecutado en una única fase, también solicitó al departamento de Industria del Gobierno de Canarias el permiso para instalar hasta que concluya la electrificación dos grupos electrógenos para dar luz a la infraestructura deportiva y dar pie a su apertura cuanto antes. «Todavía estamos a la espera», confiesa la mandataria municipal.

El alquiler de estos motores eléctricos tendría un coste de 3.500 euros mensuales por cada uno. El área de Vías y Obras señala que estas máquinas están insonorizadas, aunque se instalarían lo más lejos posible de las viviendas para evitar cualquier tipo de molestia a los vecinos, y cuentan con una potencia de 400kVA. Tienen un tamaño de casi cinco metros de alto y pesan 4.687 kilos. Por otra parte, cuentan con un motor de seis cilindros en línea, inyección electrónica y alternador autoexcitado con aislamiento clase H. 

Compartir el artículo

stats