Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD y Tenerife apuestan por la unión para difundir Canarias

Miguel Ángel Ramírez, presidente del club amarillo, y Miguel Concepción, su homólogo blanquiazul, extienden la mano para ser propulsores del Archipiélago

Miguel Ángel Ramírez

Miguel Ángel Ramírez

Una sinergia para ser la plataforma más mediática con la que cuente Canarias. Esa es una de las ideas aportadas por Miguel Ángel Ramírez, presidente de la UD Las Palmas, y Miguel Concepción, su homólogo en el CD Tenerife, para potenciar la marca de las islas en el exterior. Una tesis que ambos mandatarios expusieron en el encuentro digital Diálogos para la Reconstrucción, promovido por Prensa Ibérica -editor de LAPROVINCIA-Diario de Las Palmas y de EL DÍA-La Opinión de Tenerife- y patrocinado por Cajasiete. Todo en una charla moderada por Martín Alonso, jefe de sección de esta cabecera.

"Compartimos patrocinios de Islas Canarias fuera de nuestro territorio, promocionamos nuestra tierra, somos mediáticamente la plataforma más importante que Canarias tiene para darse a conocer fuera del archipiélago. Tanto UD como Tenerife han cumplido el deseo de las autoridades públicas para ser plataforma de comunicación y seguimos trabajando en ello, aportando ideas y recibiendo ideas en beneficio de nuestra tierra", sentenció Ramírez.

En esa misma línea, Concepción apostó por el fortalecimiento de los puentes tendidos entre ambas entidades como propulsores de Canarias en el exterior. "La UD y el Tenerife hemos asignado una comisión mixta con proyectos de colaboración en Cabildos y Gobierno de Canarias. Seguiremos de la mano para aportar al turismo nuestro granito de arena. Seguimos esa colaboración al máximo y estamos a disposición de nuestros gobiernos, donde encontrarán la máxima colaboración en estos momentos difícil tratar de aliviar la economía de nuestros territorios", destacó el empresario palmero.

Dentro de ese escenario, Concepción también puso datos sobre la mesa para enfatizar el impacto económico del fútbol dentro de Canarias. "La facturación ronda los 527 millones de euros, el equivalente al 1,22 del PIB de la Comunidad. De manera directa e indirecta se benefician unos 6.000 empleados", apostilló el mandatario blanquiazul. "Tenemos unos 20 millones de media de presupuesto cada club, damos empleo a unas 500 personas en las dos entidades", recordó Ramírez, que apuntó la "proyección pública" que tienen ambas empresas deportivas.

Durante la última semana, ligado al nombre de Canarias, ha aparecido la propuesta de la UD Las Palmas de abrir el Estadio de Gran Canaria al público para el regreso de la competición el próximo sábado (18.30 horas) ante el Girona. "Fue algo que propusimos sin que se nos pidiera. Intentamos aplicar el sentido común en base a la legislación vigente en la fase 3 de la desescalada. Se ha abierto el debate", concretó. "Estábamos obligados a ayudar a nuestra tierra aportando algún granito de arena. En términos sanitarios, antes de entrar los turistas, tenemos que demostrar de alguna manera que somos un destino seguro. El turismo es el motor de Canarias. Eso es lo que queríamos", recordó Ramírez, que recalcó el apoyo recibido por Ángel Víctor Torres y Javier Tebas, presidente de LaLiga.

En esa cruzada por abrir el recinto de Siete Palmas, Ramírez añadió que el Gobierno de Canarias ya tiene sobre su mesa el protocolo sanitario diseñado por la UD. "En 24-48 horas espero que tengamos una respuesta", puntualizó el presidente amarillo, para confirmar que están "preparados" para la reapertura.

Por su parte, Concepción mantuvo la cautela que le ha caracterizado desde que la UD lanzó su propuesta. "Comparto muchas cosas con Ramírez, pero tengo mis matices en la asistencia a los estadios: por encima de todo está la salud. Seguiremos los protocolos consensuados con el Consejo Superior de Deportes y LaLiga. Todos queremos llegar a la normalidad lo antes posible, pero no creo que sea tan fácil con la Covid-19 suelta... Hay que ser prudentes y respetuosos", agregó. Y ahí, la réplica de Ramírez. "No hay que confundir la prudencia con el pánico. Es la autoridad sanitaria la responsable de lo que ocurra dentro del Estadio. Yo no abriré si no tengo esa autorización", contestó. "Lo que tengo que hacer es poner en disposición de la sociedad, como organizador, que el que quiera volver al fútbol pueda hacerlo", continuó.

Tiempo de organización

Incluso Ramírez planteó que se puede dar "una paradoja": que el Gobierno de Canarias diga que sí se puede jugar con público y la UD descarte la posibilidad de hacerlo. "Igual no tengo tiempo para organizarlo de forma segura", aseguro Ramírez cuestionado por la logística que acompaña a un evento de estas características: desde el transporte al aparcamiento para llegar a Siete Palmas.

Otra de las cuestiones que se abordó durante el encuentro fue el estado actual y el futuro que planea sobre las cuentas de ambos clubs. "Las cajas están vacías. Los operadores van a hacer un recorte en los derechos de televisión. Si unimos a eso los patrocinadores, porque sin fútbol no hay patrocinio, aunque ahora arranque, indudablemente deja un antes y un después. Estamos tratando de superar la situación y hacer frente a la próxima temporada para que no se vea mermado nuestro potencial dentro de la estrechez que marca la pandemia", afirmó Concepción.

Ramírez apuntó que "tenían capacidad económica hasta el 30 de julio", en un presupuesto que se ha convertido en 14 meses de gastos y solo 9 de ingresos". "Teníamos nuestros fondos, pero ese dinero se ha ido a nuestros compromisos. Acudimos al sector financiero para garantizar que cumpliremos. La próxima temporada habrá ajustes y tendremos que recortar en toda nuestra estructura", apuntó Ramírez, que recalcó que la UD complementa a sus empleados afectados por el ERTE para que lleguen a su salario íntegro.

En esa reestructuración de la entidad, Ramírez anunció que la UD, como ya hizo este verano, tendrá que renegociar los sueldos de sus futbolistas. "Todos nuestros ingresos van a bajar. La industria del fútbol tiene que ser sostenible y eso lo debemos hacer bajo la realidad económica de nuestro momento. Hay que adaptarse a la nueva realidad, que nos atacará a todos los niveles", manifestó el propietario del club amarillo.

Sin embargo, Miguel Concepción cree que podrá mantener los sueldos de su plantilla para la próxima campaña. "En principio, vamos a mantener los salarios. Tenemos una plantilla bastante completa para la próxima temporada con ampliaciones y haremos fichajes acorde a las limitaciones presupuestarias. Estamos negociando salidas y dentro de ello vendrá algún que otro fichaje. No tenemos pensado renegociar", comentó.

Porque si hay algo que no tolerará LaLiga es el endeudamiento de los clubs, tónica habitual de las entidades deportivas durante otras décadas. "Habrá tolerancia cero al exceso de gasto. Cada club tiene que gastar lo que ingresa. Si no tiene el visto bueno de LaLiga, al que hay que demostrarle los presupuestos con firmas, con documentos, no te lo valorarán", aseveró el presidente amarillo. "Si se flexibilizan las normas podemos caer en un error. No se puede flexibilizar, aunque la mayoría de los equipos lo han pedido. Sería volver al pasado", espetó Ramírez. La UD forma parte de la comisión delegada de LaLiga.

Con 11 jornadas por disputar, UD Las Palmas y CD Tenerife no han cerrado su permanencia en LaLiga SmartBank. "Podríamos estar un año en Segunda B y competir con garantías. Para eso tenemos un presupuesto...", añadió Ramírez. "Ni quiero pensar en la Segunda B, ni quiero. En un hipotético caso, que está ahí, podría suceder porque no es la primera vez. A mí ya me ha tocado, pero no pienso en eso, confío en llegar lo antes posible a puerto seguro", desveló.

Con Luis Helguera en la UD y Juan Carlos Cordero en el Tenerife recién aterrizados, el mercado de fichajes y confección de la plantilla en este escenario se observa complejo. "Es consciente de las dificultades que vamos a atravesar e intentará hacer un equipo competitivo", auguró Ramírez. Una competitividad que, a juicio de Concepción, ya trata de mantener Cordero con "las renovaciones y ampliaciones de contrato" que ha efectuado.

Lo que ninguno de los dos mandatarios contempla es dar un paso al costado ante la llamada nueva normalidad. "La responsabilidad no es subrogable. Uno no se puede ir cuando quiera. En los momentos más difíciles es cuando tenemos que estar. Esta situación es adversa, pero no es ni siquiera equivalente a la que vivimos a mi llegada al club, en 2005. Si no viene nadie, tendremos que seguir al frente", sentenció Ramírez. "Tengo proyectos que completar, como la remodelación de la ciudad deportiva", dijo Concepción.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats