Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mel, sobre su renovación: "Intuyo que el club espera a que el equipo esté salvado"

El técnico revela que Cardona es duda para medirse al Real Zaragoza por unas molestias. "Estoy tranquilo y me centro en el partido", comenta

Pepe Mel, durante el entrenamiento del miércoles en el Gran Canaria.

Pepe Mel, durante el entrenamiento del miércoles en el Gran Canaria.

"Intuyo que el club espera a que el equipo esté salvado, son cosas que se ven. Esta temporada tampoco difiere mucho de las otras. El club esperó a estar matemáticamente salvados para saber en qué categoría jugará. Eso hay que aceptarlo con normalidad". Las afirmaciones de Pepe Mel, pronunciadas en la previa del partido frente al Real Zaragoza (20.00 horas, Gol), entrarían dentro de toda lógica de no ser porque el asunto de su renovación como entrenador de la UD Las Palmas lleva semanas en la palestra. Porque le han preguntado, pero también porque ha respondido. Y donde antes había prisas, ahora hay serenidad; y donde antes había un cierto nerviosismo, ahora hay una moderada tranquilidad.

Algo parece haber cambiado en el semblante del técnico madrileño, quizá resignado por intuir, de la misma manera, que no va a continuar, o quizá esperanzado, tal y como desea, con que la entidad amarilla le comunique en los próximos días que continuará la próxima temporada al frente de un proyecto llamado a aspirar a cotas mayores, al menos de partida. El cuadro amarillo alcanzó la semana pasada en Alcorcón (0-0) los 50 puntos que teóricamente le garantizan la permanencia, pero esta todavía no es matemática. Gane, empate o pierda, en función de los resultados de la jornada, la previsión es que pueda certificarla mañana.

Y entonces la UD, Mel y la afición aclararán un asunto que el club se ha encargado de enturbiar con declaraciones en un sentido y en otro. Pero antes queda el choque ante el conjunto maño, que al igual que la Ponferradina hace 15 días, se juega algo, y mucha más importante que los bercianos: la salvación. Entre los pocos objetivos que le quedan ya a Las Palmas está igualar los 57 puntos del curso pasado, para lo que necesita sumar siete de nueve posibles.

"Lo hablamos cuando acabó el partido de Cornellá (4-0, frente al Espanyol). Intentamos conseguir superarnos y lograr un objetivo. Eso siempre es bueno. Ahora mismo conseguir esos 57 puntos sería bueno. Tenemos 50 y quedan puntos suficientes para lograrlo. Los primeros son los de este sábado ante un equipo que tiene urgencias", comentó Mel.

Para la cita ante el Zaragoza, que sólo suma tres puntos más que el equipo que marca la zona de descenso, el madrileño pierde a Eric Curbelo por sanción y a Rober por lesión, y recupera a Dani Castellano, aunque partirá desde el banquillo. La duda principal está en Tomás Cardona, que sufre unas molestias. Su participación la decidirán conjuntamente mañana por la mañana, aunque el madrileño avanzó que las sensaciones del jugador son buenas. Maikel Mesa y Aythami, por su parte, no llegarán a tiempo, mientras que Javi Castellano y Rivera siguen ausentes por diferentes dolencias.

"El equipo está con la alegría de llegar al final con los deberes casi hechos y eso es importante. Intentamos que sean entrenamientos intensos para competir con la máxima intensidad. Esperemos que demos el nivel de los dos últimos partidos", añadió el entrenador en cuanto a la semana de trabajo.

Luego, cuestionado por su estado de ánimo en este final de temporada, reflexionó: "No sé si es bueno o malo, porque te haces viejo, pero por potra parte manejas las situaciones con experiencia. He vivido temporadas peores, y otras mejores. Hay que llevarlo desde la normalidad. El club tiene estabilidad y no hay nada fuera de lo común. Estoy tranquilo y me centro en el partido de este sábado para dejar al equipo matemáticamente en Segunda División. Eso es lo más importante".

Pepe Mel, además, se refirió al hecho de que pueda volver el público a las gradas en aquellas ciudades que estén en la fase 1 (Gran Canaria, de momento, está en la 2). "Creo que el club es respetuoso con todo lo que sucede en LaLiga. Es un criterio sanitario. Estamos en fase 2 y podríamos estar en fase 1 pronto. Nos tenemos que ceñir al criterio sanitario y dedicarnos a lo nuestro (...). A mí me gusta que el público esté porque esto es un espectáculo", aseguró.

Compartir el artículo

stats