20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pejiño: «Los muslos me van a reventar, míster»

La plantilla empieza a acusar la carga física de la segunda semana de entrenos

Pejiño toca el balón durante uno de los ejercicios de fútbol reducido que realizó ayer el grupo de la UD en Barranco Seco. | | J. CASTRO

Pejiño toca el balón durante uno de los ejercicios de fútbol reducido que realizó ayer el grupo de la UD en Barranco Seco. | | J. CASTRO

“¡No puedo más, los muslos me van a reventar, míster!” El grito de desesperación que se escuchó en las instalaciones de la Ciudad Deportiva de Barranco Seco durante el entrenamiento de la sesión vespertina de la UD provino de Pejiño. El enjuto extremo de Barbate está siendo uno de los jugadores que más están echando la gota gorda en la segunda semana de la pretemporada.

“Estoy muy cargado”, clamaba el atacante andaluz llevándose la mano al muslo de su pierna izquierda. Los primeros avisos en el apartado físico comienzan a vislumbrar. El regreso a las carreras continuas se hace cuesta arriba para aquellos jugadores en las que sus virtudes se reproducen más con el balón pegado a las botas que en lo que a pulmones se refiere. Talento versus físico.

El entrenador de la UD, Pepe Mel, estuvo pendiente del desarrolo del gaditano durante el entrenamiento de ayer por la mañana. En los ejercicios con balón en espacios reducidos, si el jugador daba un mal pase, ahí estaba el madrileño: «Peji, tienes que estar más rápido, no puedes perder esa pelota ahí».

Y también Mel quiso picarle comparándole con otros compañeros. «Mira a Peñaranda como roba, buena Adalberto», insistía el estratega para intentar sacar el máximo jugo de uno de sus baluartes de la pasada temporada.

Eso sí, al final de la tanda de ejercicios con balón, Mel le pasó el brazo por encima al extremo y se le pudo escuchar: «No pasa nada, sigue así, que lo estás haciendo bien». Aprieta pero no asfixia.

El preparador físico de Las Palmas, David Gómez, no paró de dar instrucciones en la mañana de ayer. La puesta a punto de los jugadores después del descanso veraniego implica un peaje que pagar. Algunos tienen por delante tarea para estar al nivel óptimo de mostrar un rendimiento aceptable de cara a la ronda de partidos que comenzará a disputar la UD a partir del miércoles, cuando se mida al Espanyol en el Marbella Football Center (18.00 horas).

No varió el plan de trabajo que lleva realizando el cuerpo técnico amarillo desde que comenzara la pretemporada el pasado lunes. Un calentamiento con rondos móviles, dos ejercicios en el que el balón pasa a ser el protagonista con la división del grupo en tres equipos diferenciados con petos y un partido de fútbol reducido.

Y entre tanta carrera, con el último ejercicio en el que el grupo tenía que hacer series alternando las líneas del medio del campo y el fondo, comenzó a salir a la luz la fatiga de cada uno. Peñaranda, trotón, todavía tiene que ponerse a punto; Clau Mendes también se llevó la reprimenda de Mel: «Vamos a sufrir un poquito, como si quedaran dos minutos para el final del partido». Toca seguir exprimiéndose para el nuevo reto.

Hoy, amistoso con el filial

El plan de entrenamientos de la UD anunció ayer la disputa de un partido amistoso frente a Las Palmas Atlético que se disputará en el Estadio de Gran Canaria a partir de las 10.30 horas. El encuentro podrá disfrutarse a través de los canales oficiales del club: UD Radio y UD TV, a través de la plataforma PlayUD. El choque entre filial y la primera plantilla se presenta como el primer partido que disputará la Unión Deportiva en la pretemporada, algo que suele ser costumbre dentro de los planning en la puesta a punto del club amarillo. Hace dos temporada ambos equipos jugaron un amistoso durante el verano en el terreno intermedio de la Ciudad Deportiva de Barranco Seco, el Ernesto Aparicio, con goleada de la primera plantilla. | D. R. P.

Compartir el artículo

stats