Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CD Tenerife - UD Las Palmas (1-0): Sin sangre, imposible

El cuadro amarillo cae en el Heliodoro con un gol de León en la primera parte y debe remontar el sábado en el Gran Canaria para pasar a la final del 'playoff'. Los de Ramis, superiores en intensidad, perdonan. Viera, Mujica y Rober tienen tres claras

71

Derbi en la Promoción de ascenso a Primera: CD Tenerife - UD Las Palmas Agencia LOF

Tumbó el CD Tenerife a la UD Las Palmas en el primer asalto por el pase a la final del 'playoff', y eso es lo mejor que pudo pasarle al cuadro amarillo. Porque si llega con vida al partido de vuelta el sábado en el Gran Canaria es porque el conjunto blanquiazul, espoleado por un Heliodoro en llamas, no le noqueó, y eso tuvo varias ocasiones para hacerlo. Al final sólo marcó un gol, suficiente para llevarse el partido (1-0) gracias a un gol de rebote de León en la primera parte y obligar a Las Palmas a remontar en un día que se aventura de infarto, en un Estadio lleno. Pero para que eso sea posible el equipo de Xavi García Pimienta debe hacer mucho más tanto en lo que refiere al juego como en lo intangible. En ambas cosas perdió esta noche.

67

Ambiente previo del playoff entre CD Tenerife-UD Las Palmas Andrés Gutiérrez

Quedó confirmado que la promoción es otra cosa, que de nada valía que la UD llegara a la cita tras cinco victorias consecutivas y el Tenerife después de tres derrotas. Las tendencias quedaron a un lado, y lo que se enfrentaban eran dos estilos. Ganó el local, porque más allá del resultado favorable, llevó el partido adonde quería en todo momento. Las Palmas se fue del Rodríguez López con una posesión de balón del 72% que sólo le sirvió para crear tres ocasiones de gol, porque su ritmo, cansino y lento, fue inadecuado. Una ventaja demasiado grande para un rival que vive cómodo en ese contexto.

Así, Ramis ganó la partida a García Pimienta en un derbi que señaló también a los jugadores, muy por debajo de su nivel, sobre todo Jonathan Viera, demasiado atrás, muy presionado y sin la chispa que acostumbra tener. Si él no está, el resto tampoco, y los rivales lo olieron, hasta el punto de brindar más de lo que pueden para superar en intensidad, alma, coraje, sangre y todo sinónimo que valga y poner la eliminatoria a su favor.

Antes de ni siquiera salir del hotel del concentración la UD se encontró con su primer hándicap inesperado: la baja de última hora de Armando Sadiku por un pinchazo en el isquiotibial. Rafa Mujica le sustituyó en la delantera y esa fue la única novedad con respecto al once previsto, el equipo de gala que incluía a Jesé, recuperado de su dolencia en la clavícula pero lejos de su mejor forma.

48

Aficionados de la UD ven la retransmisión del derbi canario en el Pilar Juan Carlos Castro

Tampoco sorprendió el guion del partido, que se siguió paso a paso tal y como había diseñado el imaginario general: el balón, para Las Palmas; el resto, para el Tenerife. Así transcurrió el tramo inicial del duelo, entre toques y toques de los amarillos, sin ritmo, y la presión de los blanquiazules, cuya mejor virtud fue el apoyo de los seguidores, que si bien no llenaron el estadio, se entregaron desde el primer momento. Ramis lo fio todo a un error del rival o a un robo en el acoso para salir a la carrera, y también a los balones largos a la espalda de Raúl Navas, el más lento, y que sufrió por ello. Poco más. Un plan primitivo, pero que le ha llevado a estar donde está.

El de García Pimienta, más moderno, consistió en lo de siempre, acaparar la posesión, sólo que el equipo lo hizo de manera tan lenta que se dejó ganar por la intensidad del Tete en más de una ocasión. La sensación desde las alturas del Heliodoro era que si la UD metía un poco más de velocidad al juego haría sufrir al rival. Cuando por fin lo hizo, habían pasado ya 25 minutos en los que sólo dos tiros sin peligro de Álvaro Lemos, uno entre palos, habían inquietado algo.

Derbi en la Promoción de ascenso a Primera: CD Tenerife - UD Las Palmas AGENCIA LOF

Hasta que por fin Viera, dueño del ritmo del partido, decidió acelerar. Las Palmas comenzó a llegar y así el capitán estuvo a punto de marcar en una jugada ensayada tras un córner. Se quedó solo delante de Juan Soriano, algo escorado, y remató forzado y con la puntera, pero en condiciones suficientes de superar al portero, sólo que Shaq Moore se lanzó para evitar el gol con la cabeza (27').

El duelo pareció necesitar eso, una ocasión clara, para romperse por completo. Reaccionó el Tenerife, que gracias a un robo que a punto estuvo de acabar en un gol de Enric Gallego se fue hacia arriba hasta el punto de convertir el derbi en un asedio blanquiazul. El primer aviso fue la antesala del gol, que llegó después de tres rechaces en el área tras un centro lateral. Por si fuera poco, el golpeo de uno de los centrales, José León, tocó en Mfulu y cambió la trayectoria. Imparable para Valles (36').

El 1-0 sentó como un tiro al cuadro amarillo, incapaz de reaccionar porque no varió el plan

decoration

El 1-0 sentó como un tiro al cuadro amarillo, incapaz de reaccionar porque no varió el plan: ritmo lento, cansino, superado por la velocidad y la intensidad de un equipo venido arriba y con la grada a fuego, y que si no sentenció el pase a la final del 'playoff' fue porque Valles no le dejó. Primero paró con los pies un remate hacia abajo de Mario González a la salida de un córner; luego, rechazó un disparo de Enric Gallego cuando el delantero y máximo goleador estaba solo dentro del área y con todo a favor para marcar.

Escapó Las Palmas del colapso y gracias a un arranque de orgullo del ofendido en los instantes finales del primer acto a punto estuvo de lograr el empate, en la ocasión más clara suya. Moleiro chutó, Juan Soriano rechazó y Cardona recogió el rechace para rematar de cabeza y superar al meta. Sin embargo, justo antes de que la pelota entrara, Carlos Ruiz estiró la pierna izquierda para despejar el peligro. Resultó incomprensible que Rafa Mujica, que corría junto al central, no la empujara hacia dentro.

El Tenerife había dejado con vida a la UD, que tenía 15 minutos para escribir un nuevo guion, porque el plan inicial no le funcionó. De entrada, debía igualar la intensidad, y al menos por las dos primeras acciones de la segunda parte lo hizo. Los de Ramis, por su parte, sólo tenían que seguir igual: estar bien organizados, poner más fuerza que el oponente y atacar a toda velocidad. Y que pasaran pocas cosas, algo que consiguió en el primer cuarto de hora, en el que sólo un remate de Rafa Mujica con la cabeza, sin éxito, salió en la estadística de remates.

La apuesta de García Pimienta para cambiar el devenir del encuentro fue poner a Maikel como delantero centro y a Rober como extremo derecho, por Mujica y Jesé, desaparecidos, como casi todos. Los nuevos fueron protagonistas pronto, el tinerfeño porque sufrió un problema en la rodilla del que salió finalmente ileso y el segundo porque en su primer contacto serio con el balón regateó a Mellot y se quedó solo ante Juan Soriano, aunque escorado. Su tiro lo desvió el meta (69').

El nuevo plan, con el tinerfeño como referente en ataque, incluía ahora centro laterales, algo en lo que Las Palmas es colista de Segunda División. Uno de ellos provocó un córner del que Kirian pudo haber marcado un golazo, al estilo del que logró el 2 de enero, pero su disparo tocó en el palo que sujeta el lado derecho de la red, para susto del Heliodoro.

12

Derbi CD Tenerife - UD Las Palmas: Las aficiones abandonan el Heliodoro tras el partido del miércoles Andrés Gutiérrez

El tramo final fue, como dice el tópico, un querer y no poder de la UD, que tuvo el control del balón pero no generó peligro. Casi lo pierde Valles, que de propinar un cabezazo un poco más fuerta a Andrés Martín, que le había provocado, habría visto la roja. Iglesias Villanueva pasó de meterse en líos, aunque a la grada no le gustó su decisión. Pejiño entró por Moleiro y apenas intervino, salvo con un par de centros desde la izquierda. Nada salió. Ni lo terrenal ni lo intangible, que también juega.

Ficha técnica


(1) CD Tenerife: Juan Soriano; Shaq Moore, Carlos Ruiz, León, Mellot; Mollejo (Pomares, 89'), Aitor Sanz, Alexandre (Sergio González, 65'), Bermejo (Elady, 70'); Mario González (Andrés Martín, 65') y Enric Gallego.


(0) UD Las Palmas: Valles; Lemos, Raúl Navas, Curbelo, Cardona; Mfulu, Kirian, Jonathan Viera; Jesé (Rober, 62'), Rafa Mujica (Maikel, 62') y Moleiro (Pejiño, 79').


Goles: 1-0.- (36'): León.


Árbitro: Iglesias Villanueva (Comité Gallego). Amonestó al local Shaq Moore. En el VAR estuvo Vicandi Garrido (Comité Vasco).


Incidencias: partido de ida de las semifinales del 'playoff' de ascenso a Primera División, disputado en el Estadio Heliodoro Rodríguez López antes 19.732 espectadores, de los que algo más de 700 eran de la UD Las Palmas.

Compartir el artículo

stats