Consejo OCU: el ahorro energético es una oportunidad para consumidores y empresas

Estos certificado acreditan a ciertas empresas sustituir una parte de sus pagos por un ahorro energético

El aumento constante en el costo de la energía en España se ha convertido en un tema de preocupación creciente en la sociedad. Los incrementos en las tarifas eléctricas y otros recursos energéticos han tenido un impacto significativo en diversos aspectos de la vida cotidiana en el país.

Las facturas de electricidad han aumentado tanto para hogares como para empresas, ejerciendo una mayor presión sobre los presupuestos familiares y planteando desafíos significativos para la competitividad empresarial. Además, los mayores costos energéticos pueden tener implicaciones en la inflación y reducir el poder adquisitivo de la población.

Una oportunidad de ahorro para empresas

En este contexto, las empresas se han visto enfrentadas a desafíos adicionales, especialmente aquellas que dependen en gran medida de un alto consumo de energía en sus procesos de producción. Esto ha afectado su competitividad en los mercados internacionales, lo que puede llevar a recortes de empleo y una menor inversión en crecimiento y desarrollo.

Sin embargo, una oportunidad de ahorro energético ha emergido en escena para las empresas, ofreciéndoles un rayo de esperanza en tiempos difíciles.

Se trata de la cuota anual que las compañías petroleras, eléctricas o de gas deben pagar al Fondo Nacional de Eficiencia Energética (FNEE). Al invertir en mejoras de eficiencia energética, estas empresas pueden sustituir una parte de sus pagos al FNEE por certificados de ahorro energético (CAE).

Cómo se obtiene el Certificado de Ahorro Energético

El CAE se logra a través de inversiones destinadas a mejorar la eficiencia energética. En algunos casos, las compañías de luz o gas pueden financiar estas mejoras en los hogares de los consumidores, comprando el ahorro energético generado. El catálogo de actuaciones elegibles fue aprobado en julio de 2023 e incluye:

  • Mejora del aislamiento térmico de edificios.
  • Sustitución de sistemas de climatización por opciones más eficientes.
  • Instalación de sistemas de energía solar térmica.
  • Sustitución de calderas de combustión por bombas de calor.
  • Renovación o sustitución de ventanas eficientes.
  • Rehabilitación profunda de edificios de viviendas.
  • Adquisición de electrodomésticos de alta eficiencia.

Todas estas acciones requieren un Certificado de Eficiencia Energética del edificio, facturas de inversión y documentación adicional para obtener el CAE.

Beneficios para los consumidores

Estas medidas tienen como objetivo promover la eficiencia energética y reducir el consumo de energía en edificaciones en España. Los consumidores también pueden beneficiarse, ya que las comercializadoras pueden compensar económicamente a los propietarios de viviendas por mejoras en la eficiencia energética. Esto incentiva la inversión en tecnologías eficientes y sistemas de ahorro, permitiendo a las empresas adquirir ahorro energético y a los consumidores reducir sus facturas de energía.

Además, este sistema simplifica los trámites burocráticos al permitir que las empresas se encarguen de las nuevas instalaciones y certifiquen el ahorro de energía, supervisadas por un Verificador de Ahorro de Energía. Esto agiliza las ayudas para aquellos que adopten tecnologías eficientes y promueve un uso más sostenible de los recursos energéticos en España.