Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Moción de censura en Santa Cruz de Tenerife

Hernández: "Mientras unos luchábamos contra la Covid-19, otros conspiraban"

La regidora municipal reta a CC, PP y Evelyn Alonso a que "expliquen por qué en el peor momento de la historia del país estaban tramando una moción de censura"

La alcaldesa de la capital tinerfeña, la socialista Patricia Hernández, aprovechó su visita al barrio César Casariego para cargar contra los firmantes de la censura y responder sobre las acusaciones vertidas por la edil cuya firma mueve la balanza de la mayoría. "Mientras unos luchaban contra la Covid-19, otros conspiraban", critica. Y si grave es esta situación, a juicio de la regidora, peor le parece que lo reconozcan. "Es el colmo del cinismo; infame". "No tienen límites ni para confesar sus fechorías", sentenció.

Para Hernández, la causa de la moción tiene que ver con supuestas irregularidades de los nacionalista tras 40 años gobernando la capital tinerfeña que estarían a punto de ver la luz. "A veces [los nacionalistas] se enteran de cosas que están en los servicios jurídicos o intervención. Saben las cosas que han hecho y están tomando precauciones suficientes para que no sigan saliendo, aunque creo que van a correr la misma suerte que un caramelito a la puerta de un colegio".

"Tapar los expedientes tramitados por CC y que pueden acabar en fiscalía en el futuro", según la alcaldesa, es uno de los motivos que empujan a los firmantes de la censura, porque las supuestas irregularidades que se conocen hasta ahora "probablemente sean la punta del iceberg de otras cosas que seguiremos viendo". Y uniendo esas sospechas al caso de corrupción Las Teresitas, ya juzgado , la regidora aseguraba que peleará para a que "no quede parado el acuerdo para rescatar el dinero" de la ciudad [más de 90 millones]. Si bien también admitió que tampoco existe margen para ello.

Preguntada sobre si acudirá a la justicia para aclarar las acusaciones de Evelyn Alonso que la señalan por las amenazas que dice haber recibido, Hernández rechazó esa posibilidad: "No acudiré a la vía judicial, estoy muy mayor".

Respecto a si le ha dirigido alguna amenaza o mensaje intimidatorio como denunció Evelyn Alonso en una entrevista ayer, la regidora asegura que "el titular no se corresponde con lo que ella dice, porque cuenta que dicen que dicen que me dijeron que me sentí... Por tanto, no soy yo quién debe decirlo. Me hago cargo de las cosas que yo digo pero de las cosas que otros dicen y hacen sentir no me puedo hacer responsable".

También evitó condenar las amenazas que ha recibido Alonso en redes sociales porque "no las conozco y tan solo se ha mostrado una cosa que está tachada. No las he visto".

A la pregunta de si en algún momento su primera teniente de alcaldesa Matilde Zambudio (Cs) le pidió que no nombrara a Evelyn Alonso como personal de confianza de Juan Ramón Lazcano (concejal dimitido de Cs), Patricia Hernández lo negó y asegura que ocurrió al contrario, para lamentar que "caiga a este nivel la gobernabilidad de Santa Cruz; me parece bastante infantil e irresponsable. ¿De qué estamos hablando, de que no sé quién dijo que no la dejaron contratar como eventual? ¿Estamos en un patio de colegio o estamos hablando del momento más difícil que pasa el país? Santa Cruz no se merece este tipo de declaraciones ni de actitudes", precisó la regidora.

E ironizó sobre la empatía entre los miembros de un equipo de gobierno municipal o de la vida laboral en general: "He trabajado en muchos sitios en mi vida y no me he llevado bien con todos mis compañeros de trabajo; lo más que pueden hacer si no se llevan bien es no invitarse a los cumpleaños o las bodas, pero no poner en jaque la gobernabilidad de la ciudad". También evitó entrar a valorar si no cuidó al concejal Lazcano, de Ciudadanos, y eso provocó su dimisión y la entrada de Evelyn Alonso que promueve una nueva mayoría. "Nosotros cuidamos Santa Cruz, de punta a punta, de lado a lado. Si esto es una cuestión personal, serán ellos quienes se tengan que hacer cargo. Eso solo son excusas que ocultan una verdadera razón: trabajar por sus intereses personales".

Hernández evitó entrar en las acusaciones respecto a si existieron injerencias tanto de ella como de Zambudio en la gestión de Lazcano, como denunció Alonso. "¿Eso quién lo dice? Desconozco esas injerencias salvo a que se refiera a un contrato en concreto que doña Matilde dijo que no se hiciera". La alcaldesa invocó al valor de la palabra para aquellos que no gobernarían con tránsfugas, en referencia a unas declaraciones de José Manuel Bermúdez. "Lo digo porque la credibilidad en política debe de estar en valor, aunque algunos no lo vean así. Si alguien dice una cosa, luego tiene que sostenerla en el tiempo".

Cuando se le cuestionó si Ciudadanos le dio la Alcaldía en contra de las indicaciones que dio el partido a comienzos de mandato, Patricia Hernández negó tajantemente dicha afirmación. "Para nada. De hecho ya ha sido ratificado por los juzgados que no hubo instrucción ni clara, ni precisa ni indubitada; es lo contrario que ha pasado ahora".

Para la alcaldesa, la situación actual en Ciudadanos en Santa Cruz es diferente. "En el consistorio no ha habido a día de hoy ningún concejal no adscrito, veremos si eso sigue sucediendo porque si llega la comunicación de Ciudadanos doña Evelyn Alonso será no adscrita y será oficialmente tránsfuga en el ayuntamiento de Santa Cruz".

La regidora aseguró que los firmantes de la censura "deben explicar por qué, cuando la gente estaba confinada en sus casas, cuando los trabajadores públicos estaban haciendo todo lo posible para reducir el sufrimiento de los ciudadanos... había quien no se podía tomar un café y estaba por Zoom [plataforma de videoconferencias] conspirando para una moción de censura. Ellos son los que tienen que decir por qué en el peor momento de la historia del país estaban tramando una moción de censura".

Hernández niega que presida un gobierno débil y ese sea el motivo de la censura, como lo demuestra que "no he perdido ni una votación que tenga que ver con la gestión de Santa Cruz, e incluso esta Corporación ha aprobado su presupuesto antes que otras instituciones locales e insulares". "El PSOE no baraja otra cosa que trabajar por los vecinos, al contrario que otros. Querían un pleno solo por ellos mismos. Ya hoy se les ha visto el plumero. En esos momentos de la pandemia estaban más preocupados por sí mismos que en reducir el sufrimiento de los ciudadanos de Santa Cruz", añadió la regidora municipal.

Situación personal, no política

La regidora no hizo extensiva la situación que se vive en el Ayuntamiento de Santa Cruz a otras administraciones. "Las relaciones con Ciudadanos son excelentes. No tenemos un problema con Cs. Tenemos un problema con quien no respeta las decisiones de su partido y con quien hoy dice una cosa y mañana la contraria. Lo más grave es que esto se tratara en la oscuridad, o por Zoom, en el momento más difícil de la historia de Santa Cruz. Cuando todo el mundo estaba dando lo máximo de sí, cuando la gente estaba en casa sin poderse abrazar porque se estaba protegiendo, ellos solo pensaban solo en sí mismos, no en dar estabilidad a las instituciones. Es muy grave lo que han reconocido ahora. Ese es el debate".

También cuestionó la vocación de servicio de quienes ahora van a ser censurados. "Cómo son capaces en una situación tan complicada para sus vecinos plantear una incertidumbre pensando en sí mismos. Cualquiera que haga eso no merece ostentar ningún puesto de responsabilidad pública, en ningún lado. Nosotros estamos aquí por vocación de servicio público, para mejorar la vida de la gente. Por eso me metí yo en política y por eso me presenté a la Alcaldía. En el momento más difícil, otros estaban pensando en sí mismos. Es una vergüenza y un cinismo que lo hayan reconocido públicamente".

Patricia Hernández ironizó sobre la confianza que tienen los socios de la censura, que tuvieron que acudir a un notario para poner en valor su palabra. Y puso un ejemplo sobre Evelyn Alonso: "El mismo día del pleno dijo que no era el momento de hablar de una moción de censura, y por la tarde se fue al mismo notario donde se consumó la compraventa de Las Teresitas; debe ser que no se fían los unos de los otros y necesitan notario de por medio; es normal que no se fíen los unos de los otros, cualquiera lo haría... Una después de decir que no era el momento de hablar de censura la firma ante notario... Es la carta de presentación de Evelyn Alonso".

La alcaldesa concluyó con el compromiso de seguir trabajando hasta que el pleno le retire el bastón de mando, e insistió en pedir responsabilidad en estos momentos, más que nunca.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats