Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Día de las Fuerzas Armadas

Prácticas para atajar amenazas

Más de 3.000 militares participan en Canarias en el programa ‘Sinergia 01-22’ que busca la cooperación para mejorar la vigilancia por tierra, mar, aire y ciberespacio

Operativa "Sinergia 01-22" en Canarias. Elvira Urquijo A.

Más de 3.000 militares participan en Canarias en la operación ‘Sinergia 01-22’ que busca la cooperación entre los distintos cuerpos para mejorar la seguridad nacional. Un ejercicio que se realiza en el marco del programa de actividades que el Ejército ha organizado durante toda la semana por el Día de las Fuerzas Armadas que se celebra el 30 de mayo. El objetivo de este ejercicio: prepararse para posibles amenazas.

Frenar un ciberataque, gestionar una amenaza de bomba o actuar en un abordaje peligroso, son alguna de las acciones a las que deben saber enfrentarse los miembros de los Mandos Operativos Permanentes del Ejército español cuyo objetivo es luchar contra cualquier amenaza que pueda surgir. Para ello vigilan permanentemente el espacio terrestre, marítimo, aéreo y el ciberespacio para adelantarse a posibles crisis y disuadir cualquier peligro en todo el territorio. El Mando Operativo Terrestre (MOT), Marítimo (MOM), Aeroespacial (MOA) y Ciberespacial (MOC) desempeñan esta labor a diario de forma individual, pero desde el pasado domingo todos los cuerpos militares se han juntado en Canarias bajo el control operativo del Mando de Operaciones (MOPS) para desarrollar la actividad Sinergia 01-22 que pretende mejorar la cooperación entre las distintas áreas para progresar en la capacidad de respuesta. 

Más de 3.000 militares participan hasta mañana en esta actividad que por segunda vez se celebra en el Archipiélago ya que, según los responsables de todos los cuerpos, las Islas cuentan con las «condiciones ideales» para condensar todo tipo de actividades en las que se juntan medios aéreos, marítimos y terrestres. Para poder poner en práctica la coordinación y el intercambio de procedimientos entre los mandos, esta mañana se organizaron varios simulacros en distintos escenarios de las Islas con amenazas de todo tipo. Por un lado, en la Base Militar de La Isleta, más de 200 personas participaron en una simulación en la que el objetivo era detectar y actuar ante un ciberataque a un centro de transmisiones. 

La situación no se quedó ahí, las amenazas continuaron cuando un «sospechoso» entró en la zona, dejando atrás un paquete sin identificar. Lo que provocó el despliegue de distintos equipos. Capacitadores, zapadores, equipo cinológico con perros, patrullas a pie, una aeronave no tripulada, dos caza F18 y varios tiradores, todos trabajaron de forma conjunta para resolver la situación de la mejor forma posible. 

Pero el simulacro fue más allá y el paquete «explotó» causando dos bajas que tuvieron que ser evacuadas en ambulancia medicalizada y en helicóptero. Todo se realizó con el apoyo del buque de acción marítima Relámpago que desde el mar se mantuvo alerta por si su actuación fuera necesaria. Finalmente la actividad se resolvió con éxito involucrando a todos los Mandos Operativos en una misma misión. En el Arsenal de Las Palmas otro equipo de la Armada organizó un simulacro de abordaje al buque de acción marítima Rayo. Dos lanchas accedieron a la nave y procedieron a su registro en una operación que también concluyó con éxito. 

Ambos ejercicios se desarrollaron con un «guión» previo, pero en el día a día estos equipos se enfrentan a actividades similares en las que tienen que recurrir a su experiencia y conocimiento para resolverlas de la mejor manera posible. 

6

Operación ‘Sinergia 01-22’ en Canarias Elvira Urquijo (EFE)

Las denominadas Operaciones Permanentes, en las que se enmarca la activación de Sinergia 01-22, se encargan de la vigilancia, del conocimiento del entorno y de atender todas las alertas con agilidad de acción los 365 días al año. Trabajan continuamente, pero sin ser vistos. 

«España puede dormir tranquila porque las Fuerzas Armadas están de guardia», aseguró ayer el teniente general Francisco Braco, comandante de Mando de Operaciones, quién afirmó que el objetivo «no es solucionar problemas sino no tener que esperar a que aparezcan». Por lo que aseguró que en el Archipiélago estos equipos no han tenido que enfrentarse a «ningún peligro complejo» ya que su presencia evita que los riesgos se lleguen a materializar. 

Junto al teniente general Braco estuvieron ayer los responsables del resto de mandos implicados en el ejercicio. El teniente general Alejandro Escámez, que ejerce de Comandante del MOT, destacó la «cobertura permanente al territorio, las islas y los peñones de soberanía nacional con equipos con alta disponibilidad, preparación rigurosa y una capacidad de respuesta inmediata».

El comandante del Mando Operativo Marítimo, el almirante Juan Sobrino, insistió en que el mando táctico marítimo que lidera está en «permanente servicio» y más en las Islas donde el «90% de la mercancía que entra lo hace por mar». 

El comandante del MOA, Francisco González-Espresati no pudo asistir por cuestiones de agenda, pero su segundo, el general de división Julio Nieto, explicó que su mando operativo cuenta con 13 escuadrones de vigilancia, de los que dos están en Canarias. Además de tres centros de control, uno en las Islas. 

El cuarto mando, el del ciberespacio, es el «más joven» pero cada vez cobra mayor importancia por su misión de bloquear y reaccionar a ataques y amenazas. En este grupo se utilizan drones, telefonía móvil y radio frecuencias para la ciberdefensa de las redes. El dirigente de este mando, el general Rafael García insistió en que se trata de un escenario «crucial» para que «nada ni nadie impida que los demás mandos hagan su trabajo en la misión».

En Sinergia 01-22 participaron por parte del MOT el Cuartel General del Mando de Canarias, la Brigada Canarias XVI, el Regimiento de Artillería Antiaérea 94 y el Batallón de Helicópteros de Maniobra VI, que se han desplegado en siete de las ocho islas (excepto La Graciosa). Por parte del MOM, además de los buques Relámpago y Rayo, participa un buque de vigilancia marítima y un equipo de reconocimiento y de desactivación de explosivos. 

Compartir el artículo

stats