Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La OTAN mete en su agenda al vecino polvorín del Sahel

La estrategia de la alianza incluye por primera vez a regiones de África del entorno de Canarias entre las amenazas al orden internacional

CAYUCOS Y PATERAS AMONTONADAS EN ARINAGA | 30/06/2022 | Fotógrafo: Juan Carlos Castro Juan Carlos Castro

Las continuadas muestras durante los últimos meses sobre el deterioro de la situación en diferentes regiones de África, especialmente el Sahel y el Magreb, han calado en el ánimo y el análisis de los países occidentales y otros aliados internacionales y ha terminado por condicionar la agenda de la cumbre de la OTAN celebrada en Madrid esta semana. La Alianza Atlántica ha cerrado así su histórica reunión de la capital de España aprobando un Concepto Estratégico para los próximos diez años que enfatiza por primera vez en la importancia que tiene el llamado ‘flanco sur’ para la seguridad de los países miembros y en general para el mantenimiento del orden geopolítico internacional.

Así se señala claramente en el documento al que se ha dado luz verde en Madrid y que supone toda una revisión y actualización de las prioridades de la alianza militar en el marco de un nuevo escenario internacional como consecuencia de la invasión rusa de Ucrania. La OTAN ha incluido por primera vez en su nueva hoja de ruta una mención expresa a este área geopolítica para reconocer que la situación en que se encuentran el norte de África puede ser «terreno fértil» para las actividades terroristas y de los «competidores estratégicos» de la Alianza, en referencia principalmente a Rusia, pero también a China, ambos países con creciente presencia e influencia en el continente vecino y en la zona del entorno de Canarias. El presidente canario, Ángel Víctor Torres, aplaudió ayer la decisión: «todo lo que sea ayudar a la seguridad de los canarios y las canarias, es una buena noticia para Canarias».

«Todo lo que sea ayudar a la seguridad de los canarios y las canarias, es una buena noticia para Canarias»

Ángel Víctor Torres - Presidente de Canarias

decoration

En concreto, el punto décimo primero del documento de Madrid señala: «Los conflictos, la fragilidad y la inestabilidad en África y Oriente Medio afectan directamente a nuestra seguridad y a la de nuestros socios. La vecindad meridional de la OTAN, en particular las regiones de Oriente Medio, África del Norte y el Sahel, se enfrenta a retos interconectados de seguridad, demográficos, económicos y políticos. Estos se ven agravados por el impacto del cambio climático, la fragilidad de las instituciones, las emergencias sanitarias y la inseguridad alimentaria. Esta situación proporciona un terreno fértil para la proliferación de grupos armados no estatales, incluidas las organizaciones terroristas. También permite la interferencia desestabilizadora y coercitiva por parte de competidores estratégicos».

El texto apunta a todos y cada uno de los elementos sobre los que desde Canarias se lleva advirtiendo como potencialmente letales para la seguridad de una zona donde cualquier circunstancia política, militar, económica y social puede tener efectos directos en el Archipiélago, especialmente por las consecuencias que esa inestabilidad tendría en el fenómeno migratorio hacia las costas canarias, tal y como vienen advirtiendo diferentes organizaciones internacionales, desde la FAO, a ONU u oenegés hasta Bruselas la semana pasada en un informe interno.

La preocupación por la inestabilidad política en la mayoría de los países del Sahel, afectados por múltiples golpes de estado y por la presencia de guerrillas o grupos paramilitares de orientación yihadista, como son los casos de Mali, Burkina Fasso, Níger, Nigeria, Chad y Sudán, y la cada vez más extendida influencia de Rusia a través de mercenarios de la empresa rusa Wagner controlada por el Kremlin, ha llevado a la OTAN y a los líderes de los países miembros a colocar a esta región como de «interés estratégico» sobre la que la alianza deberá extender no solo su vigilancia, sino su propia capacidad operativa militar.

Contrasta esta nueva preocupación por la zona con el hecho de que muchos países de la UE que apoyaban con tropas la lucha contra el yihadismo y la inestabilidad en esos países llevan meses retirando sus efectivos y abandonando a los gobiernos surgidos de procesos democráticos.

Buena noticia para Canarias

Junto a ello, también preocupa que China esté cerrando acuerdos comerciales y económicos con países africanos a cambio de la autorización para la instalación de bases navales en áreas de importancia estratégica para Occidente y para la propia OTAN. No ha pasado por alto tampoco para la cumbre de Madrid la nueva derivada energética que la guerra en Ucrania traslada al Norte de África y en especial a Argelia como principal productor de gas del continente que abastece a Europa y en particular a España. Un elemento esencial en el análisis de la alianza en este sentido los constituyen los efectos que en la zona más pobre de África está ya provocando el cambio climático, con sequías prolongadas que agravan la crisis alimentaria y el desplazamiento de millones de personas.

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, se ha mostrado satisfecho de que la OTAN haya incluido en su Concepto Estratégico la amenaza que emana del ‘flanco sur’ y ha dejado claro que no debe interpretarse «de forma ofensiva» por ningún país. Albares celebra que el documento incluya también, «como ha venido pidiendo España», los ciberataques, el terrorismo y «el uso político inaceptable de los movimientos migratorios irregulares», así como «el uso político inaceptable como arma de los flujos energéticos para golpear nuestra soberanía e integridad territorial».

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, celebró este jueves el paso dado en este sentido por la Alianza Atlántica, y calificó de «buena noticia» que la cumbre de Madrid haya acordado «una mayor vigilancia en África» para controlar «cualquier situación de inseguridad» para sus territorios limítrofes. «En estos momentos los miembros de la OTAN están analizando toda la seguridad en África y cuando hablamos de toda la seguridad, la comunidad que está más cerca, a 80 kilómetros, somos nosotros», afirmó Torres. También considera «bueno para Canarias» que la inmigración pueda ser observada por la organización militar como «un ataque cuando se provoca por parte de los países» de donde salen esos flujos de personas, y recordó que hubo fines de semana en los que llegaron al Archipiélago «más de 2.600 llegadas» a través de la ruta atlántica.

También cooperación

«Esas medidas», de la OTAN, «ayudan a la seguridad de los canarios y las canarias», recalcó Torres. «Seríamos unos ilusos si pensásemos que estamos igual hoy que antes del 24 de febrero», cuando se produjo la invasión de Ucrania. «En estos momentos hay nuevos bloques que se están reestructurando y hay implicaciones en África. Y que la OTAN haya aprobado que haya mayor vigilancia en África para controlar cualquier situación de inseguridad para territorios limítrofes como Canarias es una buena noticia», resaltó.

Por su parte, el Delegado del Gobierno central en Canarias, Anselmo Pestana, aclaró igualmente que las medidas que adopte la OTAN en África no tienen por qué ser estrictamente militares, ya que también se pueden llevar a cabo acciones de ayuda al desarrollo para mitigar los problemas de los países africanos. Según él, el análisis y la posición de la OTAN es compartida por muchos agentes en Canarias, incluida Casa África. Insistió en que es preciso atender el ‘flanco sur’ de Europa y estar pendientes de lo que sucede en África en cuestiones como la demografía, ya que la ONU espera que la población actual se duplique en 2050, lo cual afectará a los flujos migratorios. También refuerzan los flujos migratorios el cambio climático, la inestabilidad política y la amenaza yihadista, señaló el delegado estatal en Canarias. 

Compartir el artículo

stats